¿Es posible encontrar el amor de tu vida en Tinder?

02 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Encontrar el amor de tu vida en Tinder puede ser factible y de hecho hay historias que comenzaron así. Solo debes tener estos cuidados para no perder el tiempo.
 

Encontrar el amor de tu vida en Tinder puede parecer una fantasía para muchos pero, para otros, una misión difícil y prácticamente imposible. Sin embargo, cada vez se dan a conocer más casos de personas que, gracias a a esta aplicación de citas, han podido consolidar una relación de pareja de manera exitosa. 

Al igual que puede ocurrir en los bares, las discotecas, las oficinas y otros espacios, en Tinder hay personas con todo tipo de intereses. Hay quienes solo desean conocer gente nueva, quienes desean vivir una aventura y aquellos que buscan una pareja para establecer una relación estable y, a ser posible, duradera.

Por ello, es recomendable tener bien claro qué es lo que se quiere y lo que se busca en los perfiles de los usuarios de esta app. Existen algunas señales que pueden ayudar a identificar mejor cuáles pueden ser los usuarios con los que más conviene iniciar el contacto.

Claves importantes cuando estás buscando el amor de tu vida en Tinder

Hay que tener ciertos cuidados especiales antes de lanzarse a la aventura de concertar una cita con alguien a quién sólo conoces a través de una aplicación social.

1. Perfiles falsos

La tecnología acerca a personas de los puntos cardinales, preferencias y objetivos comunes. No obstante, también es cierto que muchos crean usuarios con información falsa y no toman con seriedad lo que dicen.

Por otra parte, hay que tener cuidado con muchas otras personas, que podrían albergar intenciones ocultas. En estos casos, si llega el momento de conocerse en persona, lo mejor es quedar en lugares públicos y con mucha gente.

 
App para ligar.

El engaño es parte de la diversión de quienes se esconden detrás de estos perfiles. Si bien no siempre resultan fácil de detectar, hay que estar muy atentos a las conversaciones.

Seguramente surjan señales con el transcurso del tiempo. Respuestas diferentes a una misma pregunta o lo publicado en la biografía, incongruencias en los diálogos o la perfección absoluta. Tres claves de que algo extraño hay allí.

2. La imagen no lo es todo

Si bien las fotografías son las que brindan el primer impacto, no lo son todo. Detrás de esas imágenes se puede ocultar una persona que nada tiene que ver con lo esperado.

Una vez realizado el contacto, es necesario tener conversaciones que evolucionen de la trivialidad a la profundidad, para detectar algún tipo de conexión. Por otro lado, no hay que olvidar que las fotografías pueden ser fraudulentas o de terceras personas, por lo que, de nuevo, recomendamos quedar en lugares con mucha gente.

Sexo.
 

3. Detrás de esos grandes hombres, solo hay niños jugando

Aunque la aplicación está destinada a personas mayores de 18 años, hay muchos menores de edad que se han creado cuentas con datos falsos. Esto puede ser un inconveniente para las personas que buscan al amor de su vida en Tinder.

Nuevamente, resulta indispensable indagar bien sobre la verdadera edad de ese posible candidato. Para hacerlo de una forma sutil, puedes probar preguntándole por sus redes sociales. Si se muestra reticente o afirma que no tiene ninguna, activa la alarma. Aunque puede existir gente así, no es lo usual.

Deberíamos saber: 5 condiciones del buen amor

4. Características reales de las relaciones en Tinder

Hay que comprender y aceptar que los contactos, por lo menos al inicio, no son en su mayoría para conseguir algo formal. Un alto porcentaje está buscando amigos virtuales o gente para tener encuentros sexuales.

La aplicación se basa en la inmediatez para satisfacer algunas necesidades. Se presenta un catálogo extenso de candidatos para elegir, un gran casting virtual que no tiene ninguna garantía de realidad.

Aunque existen casos de personas que se han enamorado a través de la aplicación, de manera fortuita y espontánea, debemos recordar que el amor no se busca: se encuentra.

¿Cómo asegurarse de una primera cita segura?

Una vez que creas estar seguro de que es la persona que dice ser y acordéis conoceros personalmente, también hay factores que analizar.

 

1. Un contacto por otro medio

Intentar tener contactos por otros medios, como el teléfono o las videollamadas. Es una buena técnica para reconocerse con otros sentidos, como el oído. Guarda su número telefónico y envíaselo a un amigo de confianza, por si pasara cualquier cosa.

No se trata de paranoia, pero hay que tomar precauciones antes de encontrarse a alguien a quien no se conoce verdaderamente.

2. Equilibrar expectativas previamente

Antes de acceder a conocerse en persona, será bueno saber cuáles son las expectativas de cada uno. Esto evitará que se viva alguna situación adversa que genere frustración o que uno avance, creyendo en un futuro en común, mientras el otro solo quiera pasar el rato.

Los deseos individuales de conocer al amor de tu vida en Tinder pueden ocasionarte una cierta negación de los hechos. Tenlo en cuenta.

Te puede interesar: Consejos para encontrar pareja

El amor real no se busca: aparece solo

Encontrar el amor de tu vida en Tinderes posible, pero no es lo habitual. Como ya comentábamos, el amor debe surgir de manera espontánea, no con la intención de llenar un vacío emocional cueste lo que cueste.

Hay parejas que se han conocido y enamorado sin tener nada en común y sin ser físicamente el tipo del otro. Basarse en fotografías y en compartir intereses comunes puede ser válido para un primer contacto, pero no garantiza la pervivencia de una relación.

Si vas a utilizar Tinder, procura tener esto en cuenta. Está bien que lo uses para divertirte y conocer gente nueva, pero no vayas buscando encontrar una historia de amor digna de una película de Hollywood.

 

Aprende a estar solo y a ser feliz de manera independiente. Así, cuando llegue el momento, sabrás que has escogido a alguien por elección real, no por necesidad.

  • Levis, D. “Sobre chat, máscaras y otros asuntos sobre el amor en Internet.” Teoría de la Educación. Educación y Cultura en la Sociedad de la Información 7.2 (2006).
  • Sánchez, J. y Oviedo, L. “Amor. com: vínculos de pareja por internet.” Revista intercontinental de psicología y educación 7.2 (2005).
  • Villarreal, A. “Relaciones amorosas por internet. Algunas ideas psicoanalíticas.” Psicoanálisis y posmodernidad, Editores de Textos Mexicanos, México (2004).