¿Es posible encontrar a la pareja ideal?

El saber que nos escuchan, que se preocupan por lo que les digamos o que sepan leer en nuestro rostro y en nuestras palabras es clave para sentirnos bien, para estrechar unos lazos donde sepamos que, además de una pareja, tenemos a ese amigo que nos atiende y nos comprende.

Hemos de comprender en primer lugar un sencillo aspecto: las personas perfectas no existen. Las relaciones estables y satisfactorias se alzan con la unión de dos personas casi-perfectas que, con esfuerzo y dedicación, construyen relación ideal. Te damos las claves para lograrlo.

Trabajar por la relación perfecta con la persona adecuada

Tan sencillo como esto. En ocasiones las personas nos construimos mentalmente la que debe ser nuestra pareja ideal. Una persona amable, solícita que nos atienda en cada una de nuestras necesidades. De gran atractivo y perfecto encanto…

Bien. Soñar es bueno, nos desvela de algún modo cuáles son nuestras necesidades. Pero en la vida real nos encontramos a menudo con perfiles muy distintos, de los que sin saber cómo, acabamos enamorándonos. Seguro que te ha ocurrido alguna vez. Sentirte atraída por una persona que no encaja en lo que para ti es “la pareja ideal”, y sin embargo te atrae y encaja de un modo inexplicable en tus deseos, tus aspiraciones. Te hace sentir bien y no sabes por qué. Lo adoras y no sabrías explicar la razón.

pareja

Puede que no sea todo lo ideal que habríamos esperado, pero su carácter y su personalidad llenan esos vacíos que a menudo tienes. Te hacer reír y te ofrece felicidad. Si has encontrado a una persona con estos matices y deseas que la relación sea estable, ambos deberéis trabajar en las siguientes dimensiones. Porque hay otro aspecto que también debemos tener claro: en ocasiones no basta con el amor que dos personas sientan. Es necesario que la convivencia sea buena, que exista un compromiso, un respeto, una buena comunicación… todos esos pequeños pilares que en verdad sostienen una relación de pareja saludable y estable en el tiempo veámoslo.

Claves para mantener una relación ideal

pareja

 

1. Una buena comunicación

¿Eres capaz de mantener un diálogo abierto y constructivo? ¿Puedes hablarle de todas tus necesidades, de lo que te gusta y lo que no, con respeto y armonía? Todo ello es fundamental. El saber que nos escuchan, que se preocupan por lo que les digamos, que sepan leer en nuestro rostro y en nuestras palabras, que demuestren empatía… todo ello es clave para sentirnos bien, para estrechar unos lazos donde además de una pareja, tenemos a ese amigo que sabes que te atiende y te comprende.

2. Complicidad, humor y pasión

La complicidad se construye día a día y en las pequeñas cosas. En saber qué le gusta al otro, en comprender qué le molesta, qué le apasiona. El sentido del humor y el disfrutar con nuestra pareja es un hecho básico que alimenta la relación y que la hace única. Debemos ser nosotras mismas, una felicidad sencilla donde no vernos forzadas, una felicidad sincera y sana donde disfrutar con pasión de esos momentos en común. Una complicidad que se construye en los pequeños momentos y en los instantes más serios, ahí donde de verdad necesitamos a la otra persona. Todo ello construye esa pareja ideal con la que todos soñamos. Pero requiere esfuerzo por parte de los dos.

3. Ser comprendidos y respetados

Evita ante todo las relaciones tóxicas, esas donde tu felicidad está en el bolsillo de la otra persona. No permitas que nadie te corte las alas a tu crecimiento personal, a tus aspiraciones personales y profesionales. Debemos saber crecer en pareja pero también de forma individual. Si la otra persona te pone más obstáculos que apoyos, deberás pensar en cómo te sientes. Si tu autoestima está cada vez más frustrada, deberás tomar una decisión. La pareja ideal te permite porque confía en ti, la pareja ideal te respeta porque te quiere, y desea lo mejor para ti.

4. Compromiso y proyectos en común

La persona que te quiere deseará construir un futuro contigo y en común. Si no te ofrece seguridad y solo hay dudas, es que el amor no es sincero. El construir día a día pero teniendo una proyección de futuro es esencial para disponer de esa pareja ideal que no solo desea hacernos felices hoy, sino también mañana. Si te dan excusas, si no te hablan de lo que desean para el día de mañana, pregúntale por qué. Las incertidumbres no son buenas en una relación de pareja saludable. La desconfianza causa inseguridad, y no podemos elaborar un proyecto sobre cimientos débiles.

Para concluir. Las parejas ideales se construyen a veces con personas imperfectas. Puede que esas esquinas que cada uno tenemos, encajen a la perfección con la de otras para conseguir una relación ideal. Es una aventura que sin duda, vale la pena.

Categorías: Sexo y relaciones Etiquetas:
Te puede gustar