¿Es posible evitar los eructos? ¿A qué se deben?

Carolina Betancourth 19 noviembre, 2014
Para evitar los eructos debemos evitar los alimentos que nos produzcan gases, masticar bien y adoptar unos hábitos de comida saludables.

En realidad los eructos son muy comunes, frecuentes y normales, lo que pasa es que no se deben hacer en público, ya que es un acto de muy mala educación, además de desagradable. Los eructos son consecuencia de una mala digestión, de comer muy rápido y sin masticar bien los alimentos, además de tragar mucho aire mientras comemos, pero estas situaciones sin lugar a dudas tienen solución. Conozcamos un poco más.

Recomendaciones para evitar al máximo los eructos

  • Se debe comer despacio, masticando muy bien todos los alimentos. En lo posible, tratar de introducir a la boca porciones pequeñas.
  • Hay que evitar el consumo de bebidas gaseosas, de cerveza y otros alimentos que contienen demasiado gas.Soda
  • Controlar el consumo de alimentos como: el ajo, las cebollas, los chocolates, las coles, el repollo, el albaricoque, las ciruelas pasas, los alimentos muy condimentados, los frijoles, las lentejas y otras legumbres, pues suelen provocar flatulencias, generando por lo tanto los desagradables eructos.
  • Tratar por todos los medios de reducir o evitar las situaciones que provoquen estrés, ya que las personas con estrés son muy propensas a padecer de problemas estomacales, como mala digestión, lo que puede provocar muchos gases intestinales, lo que deriva en eructos y gases. Asimismo, las personas con estrés son -por lo general- muy nerviosas y tienden a comer muy rápido, sin tener en cuenta el debido proceso de masticación, lo cual les ayuda a “tragar” mucho aire, siendo esta una de las causas más comunes de los eructos.
  • Tomar infusión de menta o de manzanilla después de las comidas principales puede ser una medida bastante efectiva para reducir los eructos, así como el agua de carbón vegetal. Para realizar esta infusión simplemente se debe hervir una taza de agua a la cual se le agrega uno o dos carbones, se tapa y se deja reposar durante quince minutos, se cuela y se bebe en seguida. Esta preparación ayuda a reducir la sensación de llenura y evita los eructos.

No lo olvides…

Rapidez al comer

En definitiva, para evitar los gases intestinales y por lo tanto los continuos eructos, lo más importante es tener cuidado con los alimentos que nos provocan estas situaciones; una vez estén identificados lo mejor será evitarlos. Además, debemos adoptar algunos hábitos de buena conducta al comer, ya que si comemos muy rápido, hablamos mucho mientras comemos, no masticamos lo suficiente o consumimos más alimentos de los que en realidad necesitamos, quedamos con malestar por el exceso de comida, generando indigestión y llenura. Estas son situaciones que van a provocar muchos y molestos eructos, lo cual será muy desagradable tanto para cada uno como para las personas que están cerca.

Te puede gustar