¿Es posible evitar los eructos? ¿A qué se deben?

Para evitar los eructos debemos evitar los alimentos que nos produzcan gases, masticar bien y adoptar unos hábitos de comida saludables.

En realidad los eructos son muy comunes, frecuentes y normales. Lo que pasa es que no se deben hacer en público, ya que es un acto de muy mala educación, además de desagradable.

Los eructos son consecuencia de una mala digestión, de comer muy rápido y sin masticar bien los alimentos, además de tragar mucho aire mientras comemos. Pero estas situaciones sin lugar a dudas tienen solución. Conozcamos un poco más.

Recomendaciones para evitar  los eructos

La manera de comer

En primer lugar, la manera de comer es fundamental para prevenir los eructos. Se debe comer despacio, masticando muy bien todos los alimentos. En lo posible, tratar de introducir a la boca porciones pequeñas.

Por tanto, debemos adoptar algunos hábitos de buena conducta al comer, ya que si comemos muy rápido, hablamos mucho mientras comemos, no masticamos lo suficiente o consumimos más alimentos de los que en realidad necesitamos, quedamos con malestar por el exceso de comida.Y esto generaría indigestión y llenura.

No obstante, estos cambios no los lograremos de un día para otro. Debemos evitar distracciones durante la comida para lograrlo.

Los alimentos que ingerimos

Controlar el consumo de alimentos como: el ajo, las cebollas, los chocolates, las coles, el repollo, el albaricoque, las ciruelas pasas, los alimentos muy condimentados, los frijoles, las lentejas y otras legumbres. Estos suelen provocar flatulencias, generando por lo tanto los desagradables eructos.

  • Hay que evitar el consumo de bebidas gaseosas, de cerveza y otras bebidas que contienen demasiado gas.
Las bebidas con gas causan eructos

Cuidado con el estrés

Tratar por todos los medios de reducir o evitar las situaciones que provoquen estrés, ya que quienes lo sufren son muy propensos a padecer de problemas estomacales. Por ejemplo, mala digestión, lo que puede provocar muchos gases intestinales y derivar en eructos y gases.

Asimismo, las personas con estrés son, por lo general, muy nerviosas y tienden a comer muy rápido, sin tener en cuenta el debido proceso de masticación. Esto les hace “tragar” mucho aire, siendo esta una de las causas más comunes de los eructos.

Plantas medicinales

Tomar infusión de menta o de manzanilla después de las comidas principales puede ser una medida bastante efectiva para reducir los eructos. También encontramos un gran remedio en el carbón vegetal. No obstante, no debemos consumirlo si sufrimos estreñimiento.

  • Tanto las plantas medicinales como el carbón vegetal podemos conseguirlos en forma de suplemento, en cápsulas. No obstante, recomendamos seguir siempre la orientación de un profesional de la salud.

Las intolerancias alimentarias

Rapidez al comer

En definitiva, para evitar los gases intestinales y por lo tanto los continuos eructos, lo más importante es tener cuidado con los alimentos que nos provocan estas situaciones. Una vez estén identificados, lo mejor será evitarlos.

En algunos casos podría tratarse de una intolerancia alimentaria. Por ejemplo, al gluten o a la lactosa. En este caso, el médico será quien hará los análisis pertinentes.

Una persona que siempre sufra problemas digestivos a pesar de llevar una dieta equilibrada debería tener en cuenta esta opción. De este modo, con algunos cambios de alimentación, podrá mejorar su calidad de vida.

  • Mardani, M., Afsordeh, O., Eftekhari, Z., Rafieian-Kopaei, M., Bahmani, F., & Rashidipour, M. (2016). Chemical composition of elamit menta longifolia(L.)huds. International Journal of PharmTech Research.
  • Alankar, S. (2009). A review on peppermint oil. Asian Journal of Pharmaceutical and Clinical Research.
  • Srivastava, J. K., Shankar, E., & Gupta, S. (2010). Chamomile: A herbal medicine of the past with a bright future (review). Molecular Medicine Reports. https://doi.org/10.3892/mmr.2010.377