¿Es posible morir de amor?

Raquel Lemos Rodríguez·
02 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
02 Abril, 2020
La muerte de un ser querido puede afectarnos de muchas maneras. Pero, ¿es cierto realmente eso de 'morir por amor'?
 

La idea de que una persona pueda morir de amor se ha planteado varias veces en la literatura y no solo en la actualidad, sino desde mucho antes del nacimiento de Shakespeare y otros grandes escritores. Se llegó a considerar como algo bello e, incluso, el culmen de lo romántico. Pero, ¿realmente es así?

Seguramente te vengan a la cabeza los famosos Romeo y Julieta que tantos corazones han hecho saltar. O las noticias que a veces se publican en los medios de comunicación en las que se relata la historia de una pareja que muere al mismo tiempo o las personas que mueren a los pocos días de que su cónyuge lo haya hecho.

El amor es un sentimiento muy intenso e incluso, difícil de explicar. Solo unos pocos pueden sentir lo que es amar de verdad. Por ello, hay quienes dicen que, si sientes amor de verdad, te costará describirlo.

El síndrome del corazón roto

El amor es un sentimiento tan intenso que, en ocasiones, hace que personas muy unidas. Cuando una fallece, la otra lo haga en días o en horas cercanas.

 

No es raro oír este tipo de noticias pero, ¿qué hay de cierto en esto? ¿Es verdad que ha sido una muerte por amor o por algún otro problema? ¿Es esto lo que se conoce como síndrome del corazón roto?

Mujer pensativa y triste mirando por la ventana,

Lo cierto es que el síndrome del corazón roto existe. En 1991, los cardiólogos de Hiroshima, Japón, fueron los primeros en informar sobre un síndrome cardíaco que parecía afectar sobretodo a las mujeres y que exhibía síntomas que imitaban un infarto agudo de miocardio. Lo extraño era que las personas que lo sufrían no tenían un historial de cardiopatía ni ningún problema de salud relacionado, por lo general.

Parece que una situación de estrés agudo puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. Así lo confirman investigaciones como la publicada en 2007 por la revista Netherlands Heart Journal.

 

Este síndrome es real y hace referencia, como hemos podido ver, a un problema cardiovascular. Sin embargo, no existe un “síndrome del corazón roto” que haga morir a la gente a causa del amor, sino que más bien se produce a causa de síntomas relacionados con el estrés.

No te pierdas: Si el amor aprieta, no es tu talla

El amor: hermoso, pero ¿mortal?

Al parecer, el amor no es tan hermoso como creemos. Está claro que no es posible morir por amor, pero parece que podría haber alguna relación entre quedarse viudo y el aumento del riesgo de muerte.

Han sido diversos los estudios que se han realizado al respecto de este tema. Uno muy importante se publicó en la revista inglesa Epidemiology en 2011realizado con 117 000 parejas desde 1991, que trató de determinar hasta donde llegaba el efecto de viudez.

Se han validado como posibles consecuencias diferentes factores como la ansiedad o la depresiónLa pérdida de la pareja provoca que una parte de nosotros “muera”.

 

Si tu interior no está sano y si tu mente no está en calma, todo ello puede manifestarse,  tarde o temprano, de forma física. No es la primera vez que un dolor psicológico se transforma en un síntoma físico.

Por ejemplo, si no hemos conseguido superar una pérdida o solucionar un problema que afecta a nuestro estado de ánimo y que nos provoca ansiedad y depresión, puede que acabemos desarrollando dolores de cabeza o de estómago sin motivo aparente.

¿Es posible morir de amor?

Descubre también: El amor solo tiene sentido cuando lo compartes

Morir de amor

Resulta profundo y auténtico que dos personas no puedan continuar sus vidas la una sin la otra, pero curiosamente la mayoría de las parejas en las que esto suceden son bastante mayores, por lo que no puede determinarse con certeza que sea una “muerte por amor”.

 

Podría haber un componente esencial de convivencia durante largos años que ha podido generarles cierta dependencia, con los consiguientes síntomas de verse solos en el mundo si la otra persona no está.

En resumen, el síndrome del corazón roto existe, pero no es real que podamos morir de amor como tal. Por otro lado, parece que podría haber una relación entre la muerte de los hombres que quedan viudos y cuando la causa de la muerte de sus mujeres es una causa de riesgo.

  • Petritsch, B., Wendel, F., Leyh, R. G., & Frantz, S. (2011). The broken heart. Circulation. https://doi.org/10.1161/CIRCULATIONAHA.110.988121
  • Mahajani, V., & Suratkal, V. (2016). Broken heart syndrome. Journal of Association of Physicians of India. https://doi.org/10.1016/j.jradnu.2016.04.002
  • Moller, D. (2007). Love and Death. Journal of Philosophy. https://doi.org/10.1038/scientificamericanmind0914-38
  • Boyle, P. J., Feng, Z., & Raab, G. M. (2011). Does widowhood increase mortality risk? Testing for selection effects by comparing causes of spousal death. Epidemiology, 1-5.
  • Cramer, M. J. M., De Boeck, B., Melman, P. G., & Sieswerda, G. J. (2007). The ‘broken heart’syndrome.