¿Es posible perder grasa localizada?

3 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La ingesta de cafeína se asocia con mejores valores de pérdida de peso, siempre que se acompañe de dieta y de ejercicio físico.

Uno de los objetivos de una gran parte de la población a la hora de someterse a una dieta es el de perder tejido adiposo. La gran pregunta es si esta pérdida de grasa se puede realizar de forma localizada o no.

Dependiendo del somatotipo del individuo, cada persona acumula más cantidad de grasa en distintas zonas del cuerpo. Como norma general, los hombres son más propensos a la génesis de tejido adiposo en el tren superior, mientras que las mujeres almacenan más grasa en piernas y cadera.

A la hora de enfrentarse a un protocolo de pérdida de peso, lo más importante es establecer una dieta hipocalórica que desequilibre la balanza energética a favor del gasto. De este modo, la energía que se consume será superior a la que entra. Así, se utilizarán las reservas en forma de tejido graso para la producción energética.

No es posible perder grasa de forma localizada

A pesar de que muchos planes de ejercicio y dietas ofrecen resultados sobre una determinada zona del cuerpo, no se puede perder grasa de forma localizada. La reducción del tejido adiposo se hace de manera general y proporcionada. No existe ningún mecanismo metabólico que permita incidir con una intensidad en un tejido graso en concreto.

A la hora de buscar reducir el tejido graso, la mejor opción es someterse a una dieta variada y equilibrada y realizar ejercicio físico con frecuencia. Así lo afirma un artículo publicado en la revista Current Gastroenterology Reports. Además, el incluir ejercicios de fuerza multiarticulares ayuda a incrementar el gasto energético y a maximizar la pérdida de peso.

4 zonas del cuerpo donde acumulas grasa

Para saber más: Claves para perder peso sin pasar hambre

No obsesionarse con la pérdida de grasa

Aunque perder tejido adiposo se relaciona con un mejor estado de salud, es recomendable no obsesionarse con este objetivo. La prioridad es mejorar los hábitos dietéticos para, de este modo, reducir el riesgo de desarrollar enfermedades, tal y como afirma un estudio publicado en la revista International Journal of Epidemiology.

La transición de los hábitos dietéticos hacia otros más saludables suele conllevar implícita una pérdida de peso. No obstante, en el caso de que esto no fuese así, convendría valorar así mismo la cantidad de comida consumida y la actividad física realizada.

Suplementos para perder peso

A la hora de buscar una reducción del tejido adiposo, existen una serie de sustancias y suplementos que pueden apoyar la función de la dieta y del ejercicio.

El primero de ellos es la cafeína, que se puede consumir en cápsulas o en forma de café, previo consejo de un especialista. La ingesta regular de este alcaloide se asocia con una mayor reducción del tejido graso, además de con una mejora transitoria de la función cognitiva.

Otra de las sustancias capaces de favorecer la pérdida de peso es la capsaicina. Se trata de un elemento frecuente en los pimientos picantes como el chile o la guindilla. Por este motivo, incluir alimentos picantes en la dieta se asocia con una mayor reducción del tejido graso. Resulta una estrategia sencilla y fácil de implementar.

No obstante, hay que tener cuidado con los suplementos ofrecidos por la industria. Muchos de ellos cuentan con escasa o nula evidencia sobre la reducción de la grasa corporal. Incluso, existen productos que podrían ocasionar efectos secundarios como taquicardias en determinados individuos.

¿Qué dice la ciencia sobre la cafeína?

También te puede interesar: ¿Cómo funciona la cafeína en el cerebro?

Pierde grasa, aunque no sea de manera localizada

No es posible perder grasa de forma localizada. Para eliminar los michelines has de reducir el porcentaje adiposo total del organismo. No obstante, esta tarea no resulta tan complicada como puede parecer en un primer momento.

La clave reside en adquirir unos hábitos dietéticos más saludables, sin obsesionarse con la pérdida de peso en sí. El hecho de incrementar el consumo de verduras y reducir los alimentos procesados supone un gran paso adelante en esta tarea.

Por otra parte, existen ciertas sustancias que son capaces de aumentar los efectos de la pérdida de peso tanto de la dieta como del ejercicio. La cafeína y la capsaicina son dos de las que mejor funcionan. La buena noticia es que las puedes encontrar en los alimentos que ofrece la naturaleza.

Añádele un poquito de picante a tus comidas para experimentar una mayor pérdida de grasa, siempre y cuando el patrón de alimentación que lleves a cabo sea adecuado.

  • Obert J., Pearlman M., Obert L., Chapin S., Popular weight loss strategies: a review of four weight loss techniques. Curr Gastroenterol Rep, 2017.
  • Aune D., Giovannucci E., Boffetta P., Fadness LT., et al., Fruit and vegetable intake and the risk of cardiovascular disease, total cancer and all cause mortality a systematic review and dose response meta analysis of prospective studies. Int J Epidemiol, 2017. 46 (3): 1029-1056.