¿Es posible transmitir la hepatitis C con el sexo oral?

26 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Las enfermedades de transmisión sexual están a la orden del día a causa de la desinformación y la falta de una buena educación sexual. Te contamos cómo se contagia la hepatitis C a continuación.

Existen muchas enfermedades de transmisión sexual a las que estamos expuestos. No obstante, a pesar de toda la información disponible sobre las mismas, todavía hay mucha confusión.

La hepatitis C es una de ellas. Esta patología puede lesionar el hígado y provocar una serie de problemas muy peligrosos para la salud del afectado, como la cirrosis o incluso el cáncer de hígado.

Si bien suele creerse que solo cierto tipo de personas puede contagiarse, la realidad es que cualquiera corre el riesgo de infección si no sigue una serie de recomendaciones básicas.

Por ello, queremos aclarar una serie de dudas sobre esta enfermedad y su vía de transmisión.

¿Puedes contraer la hepatitis C con la práctica del sexo oral?

Hígado inflamado con hepatitis C

Muchas personas practican sexo oral pensando que están libres de todo riesgo. Lo que no saben es que la hepatitis C y otras enfermedades de transmisión sexual pueden transmitirse con esta práctica.

De manera particular, la hepatitis C se trasmite por el contacto entre sangre infectada de un individuo y la sangre de otra persona, según expone este estudio realizado por el Dr. Bruguera. Durante el sexo oral se puede transmitir si existe una herida genital abierta y una lesión en la boca.

Es cierto que el riesgo de contagio es muy bajo, pero puede suceder. Por ello, para reducir aún más ese riesgo es importante prevenir con el uso de preservativos.

Ver también: La duración ideal del sexo

¿Cuáles son las principales vías de transmisión de la hepatitis C?

  • De madre a hijo mediante el canal de parto.
  • Realización de tatuajes o colocación de piercings (en casos en los que no se utiliza material nuevo y correctamente esterilizado para cada cliente).
  • También se transmite en cirugías, mediante transfusiones de sangre o en las pruebas invasivas en las que no se toman las medidas higiénicas y controles necesarios.
  • Relaciones sexuales sin preservativo.
  • A través de cepillos de dientes compartidos (en el caso de que haya sangrado en las encías).

¿Es posible identificar los síntomas de la hepatitis C?

Algunos pacientes no presentan síntomas, sobre todo, en las primeras etapas de la enfermedad. Este silencio aumenta las probabilidades de contagio porque no se toman las medidas preventivas necesarias.

Cuando sí existen síntomas, las personas afectadas tienen todos los signos de una gripe. Luego, en fases más avanzadas, cuando la enfermedad ya se ha hecho crónica, los síntomas son más distintivos. Algunos de estos son los siguientes:

  • Fatiga.
  • Pérdida del apetito.
  • Dilatación del esófago.
  • Mal funcionamiento del hígado.
  • Cambios en el color de la orina y las heces.
  • Hematomas o sangrados en las encías y nariz.

¿Qué debes hacer para evitar el contagio de la Hepatitis C?

Jeringuilla y pastillas para el tratamiento de la hepatitis C

Es importante adoptar el hábito de realizarse controles médicos periódicos para detectar enfermedades de transmisión sexual si no eres una persona monógama.

Las prácticas sexuales durante la relación (sexo anal, vaginal u oral) deben ser seguras, y para ello la prevención con el uso de preservativos es clave.

Quienes deseen realizarse tatuajes o similares, tienen que pedir que abran los instrumentos quirúrgicos y las agujas delante suyo y asegurarse de que estén bien esterilizados.

Igualmente, es recomendable, en caso de ser sexualmente activos aunque sea con una misma pareja, acudir al médico una vez al año y realizarse análisis de sangre. De esta forma, se evitarán preocupaciones y el doctor podrá establecer unas pautas de actuación en caso de detectar algo.

Te puede interesar: 9 mitos y verdades del sexo oral

Otro consejos adicionales sobre la Hepatitis C

No se deben compartir los cepillos de dientes, aún cuando tengamos confianza con una persona. Es preferible comprar uno nuevo o usar los dedos si no dispones de cepillo en algún momento, pero hay que evitar usar el de otro individuo.

Hay que tener presente que la hepatitis C y otros virus pueden transmitirse fácilmente por esta vía si existe alguna lesión en la encía. Sin embargo, se contagia a través de la saliva, es decir, por lo que los besos no son una vía de transmisión en sí, salvo que exista un corte en la boca de una de las dos personas.

De la misma forma, si existe la más mínima sospecha de contagio, es fundamental acudir al médico cuanto antes. Esta enfermedad es muy peligrosa y puede causar serios daños en la persona afectada.

  • Cáceres, V.A.S. (2015). Infecciones de Transmisión Sexual: Epidemiología y Prevención. Revista Experiencia En Medicina Del Hospital Regional Lambayeque 1, 61–65.
  • Sebastián, M.M.S., and González, F. (2008). Hepatitis virales. Acta Pediatrica Espanola 66, 352–356.
  • Diago, M. (2007). Transmisión de la hepatitis C. Revista Espanola de Enfermedades Digestivas 99, 309–314.
  • Bruguera, Miguel., Forns, Xavier. (2006).Hepatitis C en España. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0025775306721698