¿Es posible usar y tomar el agua de mar?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gilberto Sánchez el 4 febrero, 2019
Elena Martínez Blasco · 19 noviembre, 2014 · Última actualización: 4 febrero, 2019 4 febrero, 2019
Para aprovecharnos de sus beneficios y evitar que nos ocasione problemas gastrointestinales, empezaremos mezclando el agua de mar con agua natural.

A pesar de que a menudo hemos oído historias sobre los problemas de beber agua de mar, la realidad es que es un alimento muy terapéutico y nutritivo que si sabemos tomar y utilizar correctamente puede aportar muchos beneficios a nuestra salud.

En este artículo te explicamos todas sus propiedades, las indicaciones para beneficiarte de ella, los problemas de salud que podrás tratar, cómo usarla en la cocina y la manera de conseguirla.

Nuestro medio natural

La ciencia nos dice que la vida en la tierra surgió del agua de mar y que nuestro cuerpo esta compuesto de agua en un 70%.

El agua de mar tiene prácticamente la misma composición que nuestro plasma corporal. Por este motivo nuestra sangre, nuestras lágrimas, la orina, nuestras mucosidades… son saladas.

La casi igual composición del plasma y del agua de mar convierte a esta última en el mejor restaurador de nuestro medio interno cuando este se deteriora por las agresiones de agentes externos o internos. Supone la aportación de todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo.

Beneficios de su consumo

Beber agua de mar nos ayuda en casos de:

  • Hiperacidez gástrica, gastritis, esofagitis y úlceras duodenales
  • Cansancio, agotamiento, fatiga crónica, fibromialgia
  • Antes, durante y después de esfuerzos físicos
  • Anemia, descalcificación y déficits de minerales
  • Obesidad y diabetes
  • Problemas de la boca: gingivitis, aftas, encías sangrantes, caries.
  • Retención de líquidos
  • Alergias
  • Problemas óseos y articulares (artritis, artrosis)

Es importante destacar que el agua de mar no solo no aumenta la tensión arterial, sino que la regula, porque hace que el riñón expulse el doble de agua. No es diurética, sino más bien equilibrante, por eso no comporta riesgo de deshidratación, siempre y cuando la tomemos adecuadamente.

mar CubaGallery

Aplicaciones del agua de mar

  • Problemas de piel: acné, forúnculos, puntos negros, psoriasis, dermatitis, dermatosis, eczemas, etc.
  • Problemas del cuero cabelludo: caspa, seborrea.
  • Enemas intestinales

Cómo tomarla

Esta es la parte fundamental para beneficiarnos de las propiedades del agua de mar, ya que si lo hacemos incorrectamente puede ser perjudicial y ocasionarnos otros problemas de salud.

  • Al principio, para acostumbrar al organismo, empezaremos tomando media cucharada de agua de mar mezclada con media cucharada de agua natural.
  • Al cabo de unos días tomaremos una cucharada de agua de mar directamente, e iremos viendo los efectos en nuestro cuerpo. Si la toleramos bien iremos aumentando la dosis de la siguiente manera.
  • La proporción ideal para que tenga el pH adaptado a nuestro sistema digestivo es la siguiente: Una parte de agua marina por dos partes y media de agua natural. Esta proporción es similar a nuestro plasma sanguíneo, y por eso puede ser como sustituto del suero fisiológico (esta también será la proporción para realizar aplicaciones tópicas e intestinales)
  • Aumentaremos la cantidad siempre progresivamente, hasta un máximo de medio litro de agua de mar diario.
  • La tomaremos siempre en ayunas o bien una hora antes de las comidas.

Los niños podrán tomar agua de mar en las siguientes cantidades:

  • Niños de menos de 12 años: 10 centilitros diarios, entre 2 y 4 tomas diarias
  • Mayores de 12 años: hasta 90 centilitros, entre 2 y 4 tomas diarias

agua zsoltika

Depurar nuestro organismo

Si lo que queremos es depurar nuestro organismo para eliminar toxinas, o bien tratar enfermedades crónicas, deberemos ser pacientes con el tratamiento, y seguir las indicaciones anteriores durante al menos tres meses.

Para casos generales podemos realizar curas de tres meses dos veces al año.

Puntualmente, si hemos sufrido una indigestión o tenemos estreñimiento puntual podemos tomar un cuarto o un tercio de vaso de agua de mar pura, lo cual removerá en poco tiempo nuestro intestino.

Usos culinarios

Otra manera de tomar el agua de mar es utilizándola en la cocina como sustituto de la sal de mesa o de la sal marina. De esta manera salaremos los alimentos aportándoles una gran cantidad de minerales y además evitaremos los efectos dañinos del exceso de sal.

Es fácil usarla cuando tenemos que cocinar recetas que contienen agua, como:

  • Sopas
  • Guisos
  • Arroz
  • Pasta
  • Legumbres
  • Verduras y hortalizas
  • Cremas de verdura
  • Jugos de verduras y hortalizas y gazpacho

También la podemos usar en salsas y vinagretas para aliñar ensaladas y aperitivos.

sopa samuel gardiner

Dónde encontrarla

El agua de mar se está popularizando cada vez más, y actualmente es más fácil encontrarla en dietéticas, herbolarios y tiendas de alimentos ecológicos. Además, algunos supermercados la están empezando a vender, principalmente para conservar y cocinar el pescado.

También hay algunos lugares que promueven los usos saludables del agua de mar y la están facilitando filtrada y más económica.

Finalmente, hay quienes optan por recogerla directamente del mar. En estos casos debemos ser muy cuidadosos y recomendamos hacerlo siguiendo estas indicaciones:

  • Evitaremos la época de baño
  • Evitaremos playas muy concurridas
  • La recogeremos a primera hora de la mañana
  • Nos introduciremos en el mar, sumergiremos una botella vacía lo máximo posible y la llenaremos para evitar las capas superficiales del agua, que es donde se deposita la mayoría de depósitos tóxicos.
  • La conservaremos preferiblemente en envases de cristal, bien cerrada y a oscuras.

Así pues, ya conoces todos los beneficios que te puede brindar el agua de mar, ¡no duces en probarla!, siempre siguiendo las debidas indicaciones y consultándolo a tu médico, claro está.

  • Juan Reynerio Fagundo Castillo, Patricia González Hernández. El Agua de mar y la Talasoterapia.
  • San Martín, J. y Armijo-Valenzuela, M. "Talasoterapia,". En: Curas Balnearias y Climáticas. Talasoterapia y Helioterapia. Ed. Complutense (Madrid, España), 611-630, 1994.
  • San Martín, J. "Talasoterapia: proyección terapéutica actual". Ann. Real Acad. Nac. Medicina, Madrid. Tomo CXII, Cuaderno Segundo. Sesiones Científicas, 347-379 1995.