Esomeprazol, ¿para qué sirve?

26 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Farmacéutica Fabiola Marín Aguilar
El esomeprazol es un medicamento altamente seguro y eficaz para el tratamiento de la hipersecreción gástrica.

El esomeprazol pertenece a un grupo de medicamentos denominados inhibidores de la bomba de protones, conocidos por las siglas IBP. El mecanismo de acción de estos medicamentos es reducir la cantidad de ácido que produce el estómago.

Probablemente, los inhibidores de la bomba de protones son los medicamentos más prescritos del mundo. El esomeprazol es un S-isómero del omeprazol, cuyo perfil de seguridad es muy favorable, ya que presenta mínimos efectos adversos y poco graves.

A continuación te contamos todo lo que debes saber a la hora de tomar esomeprazol.

Mecanismo de acción del esomeprazol

Químicamente, el esomeprazol es una base débil, que se concentra y se convierte en su forma activa en el medio extremadamente ácido de los canalículos secretores de la célula parietal -ubicados en el estómago-. Allí inhibe la enzima H+K+-ATPasa -la denominada bomba de protones- e inhibe, por tanto, la secreción ácida basal y la secreción estimulada.

¿Cuándo está indicado el tratamiento con esomeprazol?

El tratamiento con esomeprazol está indicado en adultos para el tratamiento de:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • En combinación con un régimen terapéutico antibacteriano apropiado para la erradicación de Helicobacter pylori.
  • Cicatrización de la úlcera duodenal asociada a Helicobacter pylori.
  • Prevención de las recidivas de las úlceras pépticas en pacientes con úlceras asociadas a Helicobacter pylori.

Quizás te interese: Úlceras gástricas y duodenales

  • Pacientes que necesitan tratamiento continuado con antiinflamatorios no esteroideos -AINEs-, lo cual supone un factor de riesgo de aparición de úlcera péptica.
  • Cicatrización de las úlceras gástricas asociadas al tratamiento con AINEs.
  • Tratamiento de continuación de la prevención de resangrado por úlcera péptica inducida por vía intravenosa.
  • Tratamiento del síndrome de Zollinger Ellison. Se trata de una afección poco común en la que uno o más tumores se forman en el páncreas o en el duodeno. Estos tumores se denominan gastrinomas y secretan grandes cantidades de la hormona gastrina que hace que nuestro estómago produzca ácido de manera exagerada.

Te puede interesar: Tratamiento de tumores neuroendocrinos de páncreas

El tratamiento con esomeprazol está indicado en adolescentes desde los 12 años en caso de:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • En combinación con antibióticos en el tratamiento de la úlcera duodenal causada por Helicobacter pylori.
Enfermedad por reflujo gastroesofágico

Posología y forma de administración

La posología del esomeprazol depende del tipo de afección, aunque suele administrarse en comprimidos a una dosis de 20 o 40 mg, según prescripción médica.

Los comprimidos deben tragarse enteros con la ayuda de líquido, sin ser masticados ni triturados. Para pacientes con dificultades para tragar, los comprimidos pueden también dispersarse en medio vaso de agua sin gas. No se deben utilizar otros líquidos, ya que podría disolverse el recubrimiento entérico que evita su disgregación en el ambiente gástrico.

Para pacientes que no pueden tragar, los comprimidos pueden dispersarse en agua sin gas y administrarse a través de una sonda gástrica. También puede valorarse la vía intravenosa llegado el caso.

Efectos adversos más frecuentes

Las reacciones adversas más frecuentemente notificadas son:

  • Cefalea.
  • Rash o sarpullido cutáneo.
  • Dispepsia.
  • Dolor abdominal.
  • Diarrea y náuseas.

El perfil de seguridad es similar para las diferentes formulaciones, indicaciones de tratamiento, grupos de edad y poblaciones de pacientes. Hasta la fecha, no se han identificado reacciones adversas relacionadas con la dosis.

Interacciones de medicamentos

Interacciones con otros medicamentos

Las interacciones medicamento-medicamento pueden ocurrir por varios mecanismos: bien por una mala absorción del medicamento debido a cambios en el pH gástrico, o bien por competición por las enzimas del citocromo P450.

Las interacciones más significativas de esomeprazol con otros medicamentos son:

  • Atazinavir.
  • Clopidogrel.
  • Ciclosporina.
  • Warfarina.
  • Acenocumarol.
  • Carbamazepina.
  • Agentes antifúngicos.

Contraindicaciones

La contraindicación principal de la administración de este fármaco es la hipersensibilidad al principio activo, a benzimidazoles o a los excipientes que lleva, por ejemplo la sacarosa.

No se recomienda la administración concomitante de esomeprazol con atazanavir -antiretroviral utilizado en la prevención y tratamiento del VIH-. En el caso de que se considerase estrictamente necesaria, sería recomendable llevar a cabo una monitorización clínica estrecha junto con un aumento de la dosis de atazanavir a 400 mg con 100 mg de ritonavir. Sin embargo, no estaría indicado exceder la dosis de 20 mg de esomeprazol.

Uso responsable de los inhibidores de la bomba de protones

Como hemos dicho, el esomeprazol pertenece al grupo de medicamentos más utilizados del mundo. Aunque ya hemos visto que se trata de un fármaco muy seguro y con efectos adversos muy leves, tienden a considerarse simples ‘protectores gástricos sin efectos colaterales’ y a administrarse sin prescripción médica.

Este hecho puede dar lugar a la utilización errónea de esomeprazol para el tratamiento de síntomas que no están asociados a hipersecreción gástrica, que es su principal indicación.

Según algunos estudios, el uso prolongado e inadecuado de esomeprazol podría dar lugar a:

No obstante, el esomeprazol es un medicamento altamente seguro y eficaz para el tratamiento de la hipersecreción gástrica.

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Centro de información del medicamento (CIMA). Ficha técnica de Nexium Mups 20 mg: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/63436/FT_63436.html
  • Earp JC, Mehrotra N, Peters KE, et al. Esomeprazole FDA Approval in Children With GERD: Exposure-Matching and Exposure-Response. J Pediatr Gastroenterol Nutr, 2017. 65:272-277.
  • de la Coba Ortiz C, Argüelles Arias F, Martín de Argila de Prados C. Proton-pump inhibitors adverse effects: a review of the evidence and position statement by the Sociedad Española de Patología Digestiva. Rev Esp Enferm Dig, 2016. 108:207-24.