Espinacas, zanahoria y limón: bebida para eliminar toxinas

Elena Martínez Blasco·
16 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
21 Noviembre, 2018
En lugar de consumir bebidas industriales, sería recomendable preparar en casa nuestros propios refrescos con ingredientes naturales como las frutas, verduras y hortalizas.

Cuando hablamos de utilizar las espinacas en batidos, lo más común es que nos acordemos de la mezcla que lleva manzana, apio y zumo de limón, o la mezcla que lleva banana y leche. Sin embargo, existe otra mezcla deliciosa que resulta muy refrescante: la que combina espinacas, zanahoria y limón.

Para algunos, esta bebida es simplemente un refresco. Es decir, una bebida natural e hidratante que se disfruta fría, generalmente en momentos de calor o simplemente después de haber realizado algún tipo de esfuerzo físico.

Otros la toman como una alternativa ante las bebidas industriales, que hoy en día causan tanta preocupación por su efecto sobre la salud. Por otra parte, hay quienes la consumen con el fin de eliminar toxinas de su cuerpo y así, mejorar su salud.

Sea cual sea el motivo por el cual se prepare, lo cierto es que es una buena opción para esos días calurosos, en los que es necesario mantenerse bien hidratado.

Los aportes de sus ingredientes

¿Por qué deberías comer las espinacas crudas? 5 beneficios

Veamos a continuación cuáles son los aportes que pueden brindar los ingredientes de esta bebida, de acuerdo con los datos de los expertos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y la Asociación 5 al día:

  • Espinacas: esta hortaliza es una fuente de proteínas, fibra, hierro, potasio, folatos, vitamina C, A, E y b-carotenos.
  • Zanahoria: esta hortaliza es una fuente de vitamina A, vitamina B9 (ácido fólico), carotenoides y, en cantidades menores: vitamina C, vitamina B6, hierro, yodo y potasio. También aporta pequeñas cantidades de fitoesteroles, siendo el mayoritario el beta-sitosterol, seguido del stigmasterol y campesterol.
  • Limón: esta fruta es una fuente de vitamina C, ácidos orgánicos y flavonoides. La pulpa también contiene ácidos orgánicos, fundamentalmente ácido cítrico y en menor cantidad málico (que se consideran responsables del sabor ácido de este alimento), acético y fórmico.

Bebida refrescante con espinacas, zanahoria y limón

Al beber esta bebida junto con una comida o merienda, podremos mitigar y mantener bajo control la ansiedad por comer. De esta manera, evitaremos el picoteo de comestibles poco saludables, como los snacks industriales, la bollería y afines.

Ingredientes

  • 2 zanahorias.
  • El jugo de 1 limón.
  • Peladura del limón.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 2 puñados de espinacas frescas (50 g).
  • Opcional: 1 cucharadita de miel (5 g).

Procedimiento

  1. En primer lugar, exprime el limón y reservar el jugo. Si la fruta es ecológica, puedes rallar también un poco su peladura para añadirla a la bebida, a modo de decoración.
  2. Bate o licúa el jugo de limón junto con el resto de ingredientes: las espinacas, las zanahorias, el agua y la miel de abeja.
  3. Si optas por el batido, la textura será cremosa, como un smoothie. La bebida será más rica en fibra y saciante.
  4. Si eliges el licuado, tendrás una bebida más ligera. Ambas opciones te resultarán muy refrescantes.

Descubre: 3 formas de preparar licuados veganos

Recomendaciones de consumo

No es necesario consumir esta bebida en ayunas para aprovechar mejor sus ingredientes. Con servirla fresca en una merienda o una comida es suficiente. Tampoco es necesario sustituir comidas principales por esta bebida, así que no tenemos por qué pasar hambre.

Si queremos adelgazar, depurar o desintoxicar el organismo, lo más adecuado es que, a la par que incluimos esta bebida en nuestra dieta, mejoremos nuestros hábitos alimenticios y procuremos adoptar todo un estilo de vida saludable. Vale la pena tener en cuenta que la combinación perfecta es una alimentación sana y ejercicio diario. 

Además:

  • A la hora de consumir esta o cualquier otra bebida natural, lo ideal es no añadirle ningún tipo de edulcorante, sino disfrutar del dulzor de los alimentos tal cual están.
  • No es recomendable consumir grandes cantidades de ninguna bebida como esta, por muy natural que sea. Por ello, debemos procurar mantener la moderación.
  • Se pueden sustituir las espinacas por un poco de remolacha, lechuga morada o alguna pieza de fruta de nuestra preferencia.

La bebida de espinacas, zanahoria y limón es tan solo una de las alternativas saludables que pueden ayudarnos a mitigar el calor en esos días de verano, pero siempre podemos investigar y preparar otras recetas. 

  • GARCIA DAMBORENEA, R., SANCHO, J. L. D. E., VILLAR COLSA, F., GOMEZ ULLATE, P., LAMPREABE, I., OROFINO, L., & MU�IZ MARTIN, R. (1977). LOS DIURETICOS. Gaceta Médica de Bilbao.
  • González-Molina, E., Domínguez-Perles, R., Moreno, D. A., & García-Viguera, C. (2010). Natural bioactive compounds of Citrus limon for food and health. Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis. https://doi.org/10.1016/j.jpba.2009.07.027
  • Peñuela, J. M. (1994). Influencia de los procesos de cocción y conservación sobre el contenido de nitratos y nitritos en espinacas (spinacia oleracea l.). Universidad Complutense de Madrid, Servicio de Publicaciones. https://doi.org/10.1179/1476830511Y.0000000011