Esprays bucales de sabores para tener un aliento delicioso

Si tomamos algún tipo de medicación, antes de elaborar estos esprays bucales con aceites esenciales en casa deberemos consultar con nuestro médico por si hubiera alguna contraindicación

Los chicles y caramelos se han convertido en la solución más habitual para combatir la halitosis o darle un aroma especial a nuestro aliento.

No obstante, tenemos una alternativa diferente y original que podemos preparar en casa: los esprays bucales.

Descubre en este artículo cómo preparar estos deliciosos esprays bucales de sabores para tener un aliento especial de forma inmediata.

Adiós al mal aliento

El mal aliento puede deberse a algún alimento que hemos comido como, por ejemplo, el ajo o la cebolla, o bien a cuestiones digestivas.

Este problema puede afectar mucho a las personas que lo sufren de manera habitual, ya que les supone un lastre en las relaciones personales.

Si tenemos halitosis muy a menudo y, además, padecemos algún tipo de problema digestivo, en primer lugar,  deberíamos acudir al médico.

No obstante, podemos recurrir a remedios naturales y caseros para solucionarlo de manera temporal como, por ejemplo, con estos originales esprays bucales.

Esprays bucales para todos

espray

Estos esprays son totalmente naturales, ya que están elaborados con aceites esenciales, endulzantes vegetales y colorantes alimentarios. Por este motivo, los pueden usar tanto niños como adultos.

Los aceites esenciales no solamente van a dar sabor a nuestros esprays bucales, sino que también nos van a aportarles propiedades medicinales.

No obstante, es fundamental asegurarnos de que sean aceites esenciales puros aptos para el consumo. Los pondremos encontrar en herbolarios, tiendas de productos naturales y farmacias.

Debemos descartar las esencias sintéticas o incluso los aceites que están destinados a un uso sobre la piel (tópico).

¿Cómo se hacen?

Ingredientes

  • ½ vaso de agua (100 ml)
  • 20 gotas del aceite esencial.
  • 10-20 gotas del extracto de estevia líquida, al gusto.
  • Un recipiente con aerosol.

No olvides que los aceites esenciales deben ser puros, de uso oral y, a ser posible, ecológicos.

La estevia, por su parte, es un endulzante natural que nos permite evitar el azúcar. Podemos elegir entre las estevia purificada y sin sabor (de color transparente) o la estevia pura y medicinal (de color marrón y con un gusto similar al regaliz).

Preparación

Las proporciones utilizadas nos permitirán elaborar un espray de 100 ml.

  • Introduciremos todos los ingredientes en el bote y lo agitaremos enérgicamente antes de cada uso, para que se mezclen bien.
aceites

¿Qué aceites elegimos?

Recomendamos los siguientes aceites esenciales:

  • Mandarina: De sabor delicioso y propiedades revitalizantes.
  • Limón: Excelente si sufrimos problemas digestivos. Intenso y refrescante.
  • Menta: Muy refrescante y estimulante, además de ser un buen digestivo.
  • Canela: Estimulante y afrodisíaco,el aceite esencial de canela es ideal para dar calor.
  • Hinojo:  Además de neutralizar el mal aliento, también mejora la digestión y previene los gases.

Si tomamos medicación o padecemos alguna enfermedad, deberíamos consultar a nuestro médico antes de tomar aceites esenciales, ya que podrían tener algunas interacciones.

Estos esprays están pensados para mejorar el aliento en momentos puntuales. No deberíamos consumirlos de manera excesiva.

Esprays de colores

¿Quieres hacer que tus esprays bucales sean todavía más originales o incluso que se conviertan en un regalo único para alguien? Puedes personalizarlos todavía más y darles un toque de color añadiéndoles unas gotas de colorantes alimentarios. 

Si quieres que todavía sean más naturales, puedes fabricar tus propios colorantes alimentarios:

  • Para obtener un tono rojo o morado: jugo de remolacha.
  • Si quieres conseguir un color amarillo: cúrcuma en polvo.
  • Para lograr una tonalidad naranja: jugo de zanahoria o combinación de remolacha y cúrcuma.
  • Si deseas un espray de color verde: espirulina en polvo.
jugo de remolacha

Algunos consejos finales

Por último, te ofrecemos algunas recomendaciones para prevenir la aparición del mal aliento de manera natural:

  • Evita la ingesta de azúcar blanco y consume cantidades moderadas de otros endulzantes más saludables, como la miel de abeja o de caña, el azúcar moreno, las melazas de frutas o de cereales o, todavía mejor, la estevia.
  • Bebe agua en ayunas y fuera de las comidas.
  • Durante la higiene bucal, usa un hilo o seda dental, el cepillo habitual y un limpiador de lengua para eliminar la saburra.
  • Consume infusiones de romero y ajenjo.
  • Añade apio, menta y perejil crudos a tus ensaladas y guarniciones.
  • Puedes masticar bolitas de enebro de manera habitual. Es un excelente remedio antiguo contra la halitosis.
  • Los suplementos a base del alga clorela son muy depurativos y también contribuyen a limpiar el organismo y tener un aliento sin olor.
  • Evita los alimentos que sientas que no toleras o digieres bien.
Categorías: Buenos hábitosCuriosidades Etiquetas:
Te puede gustar