Esta es la tarta de manzana más fácil de hacer del mundo

La tarta de manzana es una receta que a priori puede parecer complicada de hacer, pero todo depende de nuestra predisposición y algunos trucos que podemos tener en cuenta al elaborarla.

Para lograr la receta de tarta de manzana más fácil de hacer necesariamente debes entender que hay que modificar un poco la original. Esto quiere decir, que se conservará la esencia de la preparación pero optimizándola en función del tiempo y sin sacrificar el resultado.

Lo que complica un poco esta receta no es que contenga o no manzanas, o que tenga que llevarse al horno. Es la elaboración de la masa, que requiere que sea un tipo muy especial y que con mucha probabilidad te quitará más minutos de lo que desearías.

En concreto, la tarta de manzana más fácil de hacer solo responde al título si puedes disfrutarla en la comodidad de tu mesa o sofá en el menor tiempo posible. En este sentido, la base para la elaboración cambia a una que incluye las galleta María y mantequilla. Así, podrás agilizar un poco todo el proceso de cocción y terminar con un postre de tarta de manzana muy fácil de hacer.

Por cierto, si eres celiaco o tienes algún problema relacionado con intolerancia a la lactosa, puedes sustituir un par de ingredientes que estás por descubrir por sus equivalentes sin gluten o lactosa respectivamente. Cabe destacar que con respecto al aporte calórico que tiene esta preparación, dependerá de las cantidades que ingieras. Como siempre sostenemos, no se trata de lo que comas sino de las porciones.

En el apartado nutricional las manzanas cumplen un rol muy importante para la salud. Así, no por estar entremezcladas en esta tarta de manzana más fácil de hacer del mundo pierden su valor dentro del organismo. Todo lo contrario: aún contienen vitaminas, minerales y carbohidratos que te harán bien.

¿Cómo lograr la tarta de manzana más fácil de hacer del mundo?

No te pongas límites, acelera un poco el riguroso procedimiento de hacer esta receta y mejórala con los datos que estás por averiguar. El objetivo es que te asombres a ti mismo y no olvides que es posible cambiar y mejorar siempre aquellas cosas que parecen que no pudieran hacerse.

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas María (240 g)
  • 1 ½ cucharadas de mantequilla (30 g)
  • 5 manzanas medianas
  • 1 taza de leche líquida (250 ml)
  • 1 taza de harina de trigo (120 g)
  • 3 cucharadas de azúcar (45 g)
  • 2 cucharadas de mermelada de melocotón (56 g)

Descubre: Recetas sanas para saciar la ansiedad por lo dulce

Preparación

  1. Debes comenzar triturando las galletas María. Para esto, puedes usar tanto una batidora o un tenedor para hacerlo manualmente.
  2. Después, será el turno de añadir mantequilla derretida sobre el triturado de galletas. Mezcla con ayuda una cuchara y remueve.
  3. La consistencia debe ser similar a la arena mojada, de manera que, si lo consideras necesario, puedes añadir un poco más de mantequilla derretida.
  4. Al finalizar el paso anterior, deberás verter esta mezcla dentro de un molde para tartas. Esta será la base de la preparación.
  5. Asegúrate de extender bien la base por toda la superficie hasta cubrir uniformemente el molde.
  6. Prosigue colocando los siguientes ingredientes dentro de la batidora: 3 manzanas, leche, harina y azúcar y procesa muy bien.
  7. Luego, vierte la mezcla sobre la base previamente hecha. Corta y pela las 2 manzanas restantes para introducirlas también dentro del relleno.
  8. Ya casi para culminar, precalienta el horno a 180 ºC y luego cocina la tarta por 1 hora. 
  9. Finalmente, retira y, con ayuda de una brocha, esparce la mermelada de melocotón como una capa por encima de la tarta.

No te pierdas: 9 increíbles beneficios que aportan las manzanas

Un consejo: la innovación en la cocina lo es todo

Sí, tal cual lees. Es necesario que comprendas bien este concepto para que descubras los pequeños detalles que hacen esta preparación dulce tan excepcional.

Lo brillante de todo esto es que el secreto real reside en la suplantación de la base para esta tarta. Te hemos dicho ya que la mantequilla con las galletas María es el pilar de la receta.

La idea es que con las galletas consigas la misma consistencia que una tarta clásica de manzanas. Sin embargo, si lo deseas, puedes hacer tú mismo la masa casera para este tipo de postre.