¿Estás echando bien el perfume?

El perfume se usa para una cita, para ir al trabajo o para sentirnos bien con nosotros mismos... Pero en ocasiones lo echamos mal por no contar con la información adecuada.

Según una antigua leyenda griega, la rosa, blanca y sin olor, recibió su color rojo de la sangre de Venus, diosa del amor, y su aroma de un beso de Cupido, dios de la pasión, así el perfume y la belleza han ido siempre de la mano. Pero ¿cómo podemos utilizar adecuadamente una fragancia? En este artículo te daremos algunos consejos que te serán muy provechosos.

El perfume forma parte de nuestra personalidad

El perfume es una mezcla de sustancias aromáticas, que nos proporciona un aroma agradable y duradero. Por lo general incluyen aceites esenciales naturales y alcohol como disolvente.

Existen diferentes tipos de perfumes, según su intensidad aromática:

  • Perfume: Tiene la mayor concentración de esencia aromática (16 al 45%).
  • Eau de Perfume: Alrededor del 15%.
  • Agua de tocador (Eau de Toilette): Presenta de 7 a 10% de esencia.
  • Agua de colonia (Eau de Colgne): Similar al anterior pero con un predominio de aromas cítricos.
  • Splash perfumes: Alrededor de un 1% de esencia aromática.

De esa manera el desarrollo de la industria cosmética nos permite seleccionar el aroma que más nos representa. Desde la antigüedad se ha buscado una relación entre el olor característico y la personalidad del individuo y el perfume que usa. La fragancia estimula el sentido olfatorio, siendo capaz de convocar recuerdos y provocar emociones.

Sin embargo, el uso inadecuado de un perfume puede influir negativamente en el efecto que deseamos provocar con él. ¿No lo crees? Pues presta atención y dime si tienes alguna de estas costumbres.

Errores al usar el perfume

Cómo elegir el perfume.

  • Guardar los frascos de perfume en el baño: El calor y la humedad de este ambiente pueden provocar reacciones químicas que afectan la composición del producto.
  • Frotar las muñecas tras echarse perfume: Este hábito reduce el tiempo de duración del aroma sobre la piel, es importante permitir que el perfume se seque naturalmente.
  • Echar la fragancia al aire para que las gotas te bañen: Lo que no sabes que que la mayor parte del producto permanece en suspensión.
  • Cantidad es calidad: Aplicarse litros de fragancia no nos vuelve más perfumados, una cantidad adecuada puede causar muchísimo más efecto.

¿Cómo utilizar bien tu perfume?

Perfume.

Los anuncios que aparecen en la televisión nos hacen creer que usar cierta fragancia nos convierte en personas más sensuales, más femeninas o varoniles… ¡Pero no nos explican cómo echarnos el perfume! Sigue los consejos que te damos a continuación, para que la fragancia dure más tiempo, sin importar su calidad:

  1. Aplica el perfume donde late el pulso

El perfume debe ponerse aquellas áreas donde la temperatura corporal es más elevada, se cree que de  esta manera se retiene durante más tiempo su aroma. Estas zonas son: el área detrás de las orejas, en las muñecas, detrás de las rodillas y en la clavícula.

  1. Después de la ducha

Luego de bañarte, con la piel limpia y seca, es el momento ideal para colocarte esa fragancia que tanto te gusta. De esta manera se notará más y durará más tiempo.

  1. Elige tu perfume

Selecciona según tu gusto, tu olor personal y el momento del día en que lo usarás. Pruébalo sobre la piel y así podrás decidir si ese perfume es para ti.

  1. Spray alejado de la piel

No hace falta apoyar el frasco contra el cuerpo para aplicarlo. Se recomienda que la botella se encuentre a unos 15 centímetros de la piel.

  1. Deja que se seque

No te frotes las muñecas y no te pongas ropa que tome contacto con el perfume. Es fundamental que dejes pasar unos 10 minutos para que el área esté bien seca y la fragancia se haya impregnado bien.