Estenosis espinal: causas, síntomas y tratamiento

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 17 noviembre, 2018
La estenosis espinal supone el estrechamiento del canal en el que se sitúa la médula espinal, provocando multitud de molestias.

La estenosis espinal es un estrechamiento de los canales de la columna vertebral que provoca la compresión de la médula espinal y las raíces del nervio. Se presenta con mayor frecuencia en la zona lumbar o cervical, en especial en las personas de edad mediana o avanzada.

Está causada principalmente por el desgaste que sufre la columna debido a ciertas enfermedades degenerativas. No obstante, también puede ocurrir por lesiones traumáticas o malformaciones congénitas.

Algunos casos trascurren de forma asintomática debido a que el estrechamiento no produce presión. Sin embargo, casi siempre se manifiesta con dolor, debilidad muscular y otros síntomas que pueden limitar la movilidad.

Tipos de estenosis espinal

estenosis espinal

La estenosis espinal se clasifica de acuerdo a la región de la columna vertebral que se ve comprometida por el estrechamiento. Además, existe la posibilidad de tener más de un tipo al mismo tiempo. Las principales son:

  • Estenosis cervical: es la que afecta la parte de la columna en la que se encuentra el cuello.
  • Estenosis lumbar: es la forma más frecuente de estenosis espinal. Ocurre en la parte baja de la espalda.

Lee también: Ejercicios para fortalecer las lumbares

Causas de la estenosis espinal

Los huesos de la espina dorsal forman un conducto vertebral que se encarga de proteger la médula espinal (nervios). Cuando algo disminuye la cantidad de espacio de estos canales, se produce la estenosis espinal. Algunas personas nacen con un conducto vertebral pequeño. Sin embargo, los principales casos de estenosis ocurren por los cambios que produce el envejecimiento sobre la columna vertebral. Además, la estenosis también puede estar causada por:

  • Crecimiento óseo excesivo: causados por afecciones como la artrosis y la enfermedad de Paget.
  • Hernias de disco: producidas por la degeneración de los discos intervertebrales, los cuales consiguen desplazarse desde su posición, originando compresiones nerviosas.
  • Ligamentos engrosados: el paso del tiempo hace que los ligamentos se tornen rígidos y gruesos, sobresaliendo sobre el conducto vertebral.
  • Tumores: son poco frecuentes, pero pueden formarse dentro de la médula espinal, en las membranas que la recubren o en el espacio entre la médula espinal y las vértebras.
  • Lesiones en la columna vertebral: las dislocaciones o fracturas en una o más vértebras causadas por un traumatismo.
  • Condiciones hereditarias: canal espinal estrecho o escoliosis

Síntomas de la estenosis espinal

estenosis espinal

Los canales de la espina dorsal se pueden estrechar, pero no siempre presionan la médula o las raíces nerviosas. Por consiguiente, muchas veces, la estenosis no presenta síntomas y se detecta durante análisis por resonancia magnética o tomografía computarizada.

Cuando se empieza a manifestar, lo hace de manera gradual, empeorando con el paso del tiempo. Los síntomas varían en función de la zona y nervios afectados.

Síntomas de estenosis cervical

  • Sensación de entumecimiento u hormigueo en el brazo, la mano o la pierna.
  • Debilidad en el brazo y la mano.
  • Dificultades para caminar y mantener el equilibrio.
  • Rigidez y dolor de cuello.
  • Disfunción de la vejiga o los intestinos (casos graves).

Síntomas de estenosis lumbar

  • Sensación de entumecimiento y debilidad en una pierna o pie.
  • Dolor o calambres en una o ambas piernas, que aumenta al permanecer de pie o al caminar.
  • Algias o dolores en la zona lumbar.

Visita este artículo: 6 cosas que te pueden estar causando calambres

Diagnóstico

estenosis espinal

El diagnóstico de la estenosis espinal inicia con un interrogatorio sobre los signos y síntomas que percibe el paciente. Además, el médico ha de tener en cuenta el historial clínico. También, realizará una exploración física. Para confirmar el diagnóstico de estenosis, también se hacen pruebas complementarias como:

  • Radiografías.
  • Imagen de resonancia magnética (IRM).
  • Tomografía axial computarizada (TAC).
  • Electromiografía.

Tratamiento

El médico determinará cuál es el tratamiento más adecuado para cada situación. Este puede variar en función de la ubicación de la estenosis y la gravedad de sus síntomas. Si no es necesaria una intervención quirúrgica, se pueden emplear algunos medicamentos, terapias y cambios en el estilo de vida que contribuyen a sobrellevar el dolor.

Medicamentos

estenosis espinal

  • Analgésicos: ibuprofeno, naproxeno y paracetamol.
  • Antidepresivos: amitriptilina (empleada para calmar el dolor crónico).
  • Medicamentos anticonvulsivos: gabapentina y la pregabalina.

Terapia física

Debe estar supervisada por un fisioterapeuta. Mediante estiramientos y ejercicios, este ayuda a:

  • Desarrollar fuerza y resistencia.
  • Mantener la flexibilidad y estabilidad de la columna vertebral.
  • Mejorar el equilibrio.

Inyecciones de esteroides

estenosis espinal

No funcionan en todos los casos y no está aconsejado su uso repetido. Sin embargo, la inyección de un medicamento esteroide (corticosteroide) puede contribuir a reducir la inflamación y el dolor en el espacio alrededor de la compresión.

Cirugía

La cirugía se considera cuando los tratamientos no dieron resultados o cuando los síntomas empeoran y producen incapacidad. Los procedimientos quirúrgicos incluyen:

  • Laminectomía.
  • Laminotomía.
  • Laminoplastia.
  • Cirugía mínimamente invasiva.

Medicina alternativa

Para sobrellevar los síntomas de la estenosis también se pueden considerar algunos tratamientos alternativos:

  • Terapia de masajes.
  • Tratamiento quiropráctico.
  • Acupuntura.

Como complemento del tratamiento es importante que el paciente procure mantener un peso saludable para reducir la presión sobre la espalda. Asimismo, se aconseja la práctica de una rutina regular de ejercicio físico para fortalecer la columna.

  • Bradley, Walter G. editor. Neurología clínica: diagnóstico y tratamiento. Editorial Elsevier España, 2005. ISBN 8481747408, 9788481747409
  • Torres Cueco, Rafael.La Columna Cervical. Síndromes Clínicos Y Su Tratamiento Manipulativo. Colección Panamericana de fisioterapia. Volumen 2 de La columna cervical. Editorial Médica Panamericana, 2008. ISBN 8479037083, 9788479037086
  • Försth P, Ólafsson G, Carlsson T, et al. A randomized, controlled trial of fusion surgery for lumbar spinal stenosis. N Engl J Med. 2016;374(15):1413-1423. PMID: 27074066 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27074066.
  • Kreiner DS, Shaffer WO, Baisden JL, et al. An evidence-based clinical guideline for the diagnosis and treatment of degenerative lumbar spinal stenosis (update). Spine J. 2013;13(7):734-743. PMID: 23830297 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23830297.