Esternotomía: complicaciones y recuperación

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 12 enero, 2019
Edith Sánchez · 3 marzo, 2019
La principal complicación de la esternotomía es el desarrollo de infecciones. Si son profundas y avanzan, se vuelven potencialmente mortales.

Actualmente la mayoría de las intervenciones quirúrgicas del corazón se realizan a través de una esternotomía media. Este tipo de incisión fue propuesto por primera vez en 1857. Se popularizó en 1957 para el abordaje cardíaco y de los grandes vasos.

En general, las complicaciones de la esternotomía son muy poco frecuentes. Sin embargo, cuando tienen lugar, generan una considerable morbi-mortalidad. Las complicaciones más frecuentes son la infección y la mediastinitis.

Al respecto, el estudio más completo fue el que realizaron paralelamente Instituto Karolinska en Suecia, la Universidad de Toronto en Canadá y la Universidad Washington de San Luis, en Missouri, EE.UU. En sus conclusiones lograron establecer la mayoría de los factores de riesgo.

Esternotomía: ¿qué es?

Operación de corazón: corazones artificiales.
La esternotomía ha sido considerada como una alternativa con un mejor pronóstico a las técnicas anteriores.

La esternotomía es una incisión quirúrgica que se realiza sobre el esternón. Se emplea para realizar una cirugía cardíaca o torácica. Comenzó a emplearse desde los años cincuenta, reemplazando a la toracotomía transversal bilateral, que era el procedimiento habitual en ese entonces.

La popularización de la esternotomía se debió a que esta es menos dolorosa que su predecesora. Sin embargo, pronto se vio que tenía el potencial de desatar algunos problemas, como infecciones o deshidencia. Esto es, apertura espontánea de la sutura.

Mediante la esternotomía se hace una división en vertical en la zona del esternón. Esto permite acceder a toda la zona torácica, lo cual incluye el corazón y los pulmones. Tiene varias ventajas, como un menor dolor postoperatorio, acceso a los espacios pleurales y mayor protección a los músculos de la cintura escapular.

Quizá te interese: Corazones artificiales que prometen ayudar a quienes no tienen donante

Complicaciones de la esternotomía

La esternotomía es un procedimiento básicamente seguro. Sin embargo, a veces da lugar a ciertas complicaciones. Una de las más frecuentes es la infección, aunque esta solo afecta a alrededor de un 3 % de los pacientes.

La infección de la incisión puede ser superficial o profunda. Las consecuencias, en todos los casos, son graves. En general, implican una hospitalización larga y son potencialmente mortales. Fallecen entre un 4 % y un 47 % de los pacientes con infección asociada a una esternotomía.

La infección puede consistir en una celulitis local, osteomielitis esternal o mediastinitis. En promedio, estas complicaciones aparecen en un lapso de entre los 7 y 12 días posteriores a la intervención quirúrgica. La mayoría de los pacientes las desarrollan en la primera semana.

La mediastinitis es la complicación más grave. Consiste en la inflamación, aguda o crónica, del mediastino. Es resultado de una infección y es de carácter grave y frecuentemente mortal. Generalmente exige un manejo quirúrgico.

Factores de riesgo

Paciente en cama
El principal riesgo de esta operación es la presencia de infecciones posteriores.

La infección asociada a la esternotomía se relaciona con tres grupos de factores. El primer grupo tiene que ver con los elementos inherentes al paciente, presentes antes de la cirugía. El segundo, con el desarrollo del procedimiento quirúrgico; y el tercero, con factores postoperatorios. Veamos esto con mayor detalle:

  • Factores preoperatorios. En este caso los factores de riesgo incluyen ser de sexo masculino, tener edad avanzada, padecer obesidad, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia renal o tabaquismo.
  • Factores relacionados con la cirugía. Incluye factores como la urgencia de la intervención, duración de la misma, tipo de intervención, exceso de electrocauterización, choque cardiogénico y otros.
  • Factores postoperatorios. Son factores de riesgo la reintervención, ventilación mecánica prolongada, sangrado y uso de inotrópicos, entre otros.

Descubre: Principales causas del infarto de miocardio

Recuperación

Cuando los factores de riesgo son identificados a priori, las expectativas resultan más positivas. Esto permite prevenir las complicaciones y facilita su manejo, si llegan a presentarse. Merecen particular atención la presencia previa de obesidad y diabetes, así como la edad avanzada.

Usualmente, el tratamiento de las infecciones incluye medidas como drenaje, irrigación, cierre asistido por vacío, debridamiento quirúrgico, cubrimiento del área con colgajos miocutáneos, o solamente musculares, de la pared torácica y administración de antibióticos sistémicos.

Los cuidados posteriores a la estornotomía incluyen baño breve de la herida, con jabón suave y secado cuidadoso. La sutura se reabsorbe luego de unas semanas. Los “steri-strips”, unas tiras autoadhesivas que facilitan la cicatrización, se caen solas o son retiradas por el paciente después de una semana.

Es normal que haya dolores intermitentes y transitorios en la herida. Estos deben responder a los analgésicos indicados. También es normal que las incisiones se inflamen un poco, pero luego de un par de meses deben volver a la normalidad.

  • Garcia, C. V., Faus, M. L., & Garzón, J. T. (2005). Tratamiento quirúrgico de la mediastinitis en pacientes con esternotomía media: opciones y resultados. Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana, 31(1), 15-19.
  • Dürrleman, N., & Massard, G. (2006). Sternotomy. MMCTS / European Association for Cardio-Thoracic Surgery. https://doi.org/10.1510/mmcts.2006.001875
  • Casha, A. R., Manché, A., Gatt, R., Duca, E., Gauci, M., Schembri-Wismayer, P., … Grima, J. N. (2014). Mechanism of sternotomy dehiscence. Interactive Cardiovascular and Thoracic Surgery. https://doi.org/10.1093/icvts/ivu184
  • Huang, A. P. S., & Sakata, R. K. (2016). Pain after sternotomy – review. Brazilian Journal of Anesthesiology (English Edition). https://doi.org/10.1016/j.bjane.2014.09.013