Esto dicen los científicos de la parálisis del sueño

Paula Heidemeyer · 7 febrero, 2019
Aunque no se trata de un problema grave, la parálisis del sueño puede llegar a angustiarnos, por lo que debemos saber reconocer sus síntomas y causas.

Puede que no hayas escuchado hablar nunca de la parálisis del sueño, o quizá sí. Nosotros queremos contarte de qué se trata, qué produce en el organismo y qué posibles tratamientos existen para evitar padecerlo.

Realmente no es ninguna patología o enfermedad grave. Los científicos lo reconocen como un fenómeno que ocurre cuando el organismo está en reposo, por lo general, durante las horas de sueño. Los científicos lo sitúan dentro de la clasificación internacional de trastornos del sueño como una parasomnia.

Descubre: 6 señales que te ayudan a saber si tienes un trastorno de sueño

¿Qué es la parálisis del sueño?

Si alguna vez al despertar de la cama has intentado levantarte y no has podido, puede que hayas sufrido parálisis del sueño. Se trata de una condición muscular en la que se presenta atonía o flojera producida por la condición de estar dormido. Esa distensión impide temporalmente realizar cualquier movimiento muscular.

Este fenómeno se suele producir en el momento en el que nos estamos quedando dormidos o cuando nos estamos despertando. La duración de este fenómeno es muy corta, puede durar entre uno y cinco minutos. La personas que sufre este parálisis se suele asustar y angustiarse mucho a pesar de estar perfectamente despierto y lúcido.

No podemos mover los músculos ni articular palabra. Aunque resulte complicado, lo ideal es calmarse y esperar tranquilamente hasta que se pase de forma natural.

La ciencia explica que esta circunstancia ocurre cuando se produce un pequeño fallo del sistema nervioso. El cerebro se despierta del sueño, sin embargo, debido al profundo estado de relajación, el cuerpo no obedece a las órdenes que le manda durante un corto periodo de tiempo. Quizá sea una explicación un tanto simple, por ello, muchas personas no quedan satisfechas cuando se lo cuentan.

Lee también:

Síntomas de la parálisis del sueño

Esta parálisis se puede presentar en un individuo sano sin previo aviso, tenemos que recalcar que no afecta a la salud de la persona. Es un fenómeno bastante habitual y común. Se ha estudiado que cerca del 8 % de la población lo podrá sufrir alguna vez en su vida.

En algunos casos esta parálisis está relacionada directamente con las personas que ya sufren narcolepsia. Es una enfermedad poco común que produce episodios de sueño repentinos y son imposibles de predecir.

Los síntomas más comunes de la parálisis del sueño son los siguientes.

  • No te permite gritar ni hablar, la mente funciona perfectamente pero no se consigue reaccionar.
  • Sensación de angustia y miedo ante esa parálisis.
  • Sensación de presión en la zona del pecho y dificultad para respirar.
  • Eres consciente de todo pero no te puedes mover.
  • Podemos sentir como el colchón se hunde o sensaciones táctiles extrañas que en realidad no suceden.

¿Por qué se produce este parálisis del sueño?

Esto sucede cuando el cuerpo y la mente no están bien conectados en un momento. Durante la fase REM solemos soñar, mientras que nuestro cuerpo está completamente paralizado porque los músculos están muy relajados descansando. La glicina y el GABA son dos químicos que ayudan a tener esta “parálisis” para que no nos movamos durante la noche.

Cuando nuestro cerebro se despierta en la fase REM, antes de que finalice el sueño se produce esta parálisis, porque los músculos todavía no se han recuperado del reposo.

Las causas más comunes para padecerlo, que recordamos que no es nada dañino para el organismo, pueden ser varias:

  • Vivir un episodio fuerte de estrés.
  • Estar bajo mucha presión.
  • Dormir mal muchas noches seguidas, tener falta de sueño y sueño acumulado.

Lee este artículo: Cómo dormir bien: 6 rutinas para descansar lo adecuado

Tratamiento del parálisis del sueño

Si sólo has sufrido una vez la parálisis del sueño no tienes nada de qué preocuparte, porque no conlleva ningún riesgo para tu salud. En la mayoría de los casos no tiene tratamiento específico aunque a continuación os contamos qué puedes hacer si te ocurre de nuevo.

  • Lo primero es relajarse y pensar que no sucede nada malo, no hay que entrar en pánico.
  • Relájate y espera pacientemente unos minutos ya que el efecto de parálisis irá desapareciendo.
  • Para empezar a recuperar la movilidad mueve los dedos de las manos y los pies poco a poco.
  • Una vez que empieces a mover partes del cuerpo, levántate tranquilamente de la cama y camina despacio.

Si esto te sucede de manera continua, consulta con un médico, ya que podrías tener una patología subyacente de un trastorno del sueño. Sin embargo, volvemos a recalcar que no es nada grave.