Esto es lo que debes hacer si sufres una quemadura

14 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la médico Maricela Jiménez López
Las quemaduras son muy frecuentes, se producen por accidentes eléctricos, químicos, etc. Es importante saber cómo actuar frente a una quemadura, qué conocimientos debemos tener y cómo tratar la herida.

Sufrir una quemadura puede pasar en cualquier momento, tanto en el hogar como en cualquier otro sitio. Ahora, independientemente de si se trata de una lesión leve o de una grave, es fundamental tratarla de la forma adecuada desde el primer momento, a fin de evitar complicaciones y marcas antiestéticas. Por eso, es fundamental manejar cierta información al respecto.

Tipos de quemaduras

Existen tres tipos de quemaduras, según el grado de profundidad.

  • Primer grado: son superficiales y afectan la capa externa de la piel, causan mucho dolor.
  • Segundo grado: son más profundas afectan las capas -primera y segunda- de la piel. El área dañada aparece de color rojo intenso y puede tener ampollas.
  • Tercer grado: son las más graves de las quemaduras, afectan todas las capas de la piel, siendo el resultado un daño permanente del tejido.

Tratamiento para una quemadura leve o de primer grado

  • Refrescar la piel con agua fría entre 10 y 30 minutos. Esto impide que la quemadura empeore y siga quemando otras capas de la piel.
  • Usa un vendaje de gasa o algodón, sin apretar, envuelve la tela alrededor de la piel quemada. Esto mantiene el aire fuera de la zona quemada y ayuda a reducir la inflamación y el dolor.
  • No uses hielo o agua helada, un baño frío o ducha para aliviar el dolor.
  • Si la herida es dolorosa, puedes tomar un analgésico como paracetamol o ibuprofeno, ayuda a mitigar el dolor.
  • No toques la quemadura ni intentes romper las ampollas, puede producirse una infección.

Ver también: 7 remedios de origen natural para tratar las quemaduras de primer grado

Tratamiento para una quemadura de segundo grado

Existen tres tipos de quemaduras según su profundidad

  • Lavar inmediatamente con agua fría durante 5 a 10 minutos.
  • No debemos romper la ampolla, desinfectar con antiséptico y aplicar pomada para quemaduras.
  • Luego colocar una gasa limpia y seca.
  • Este tratamiento debe realizarse en un servicio médico u hospital.

Tratamiento para una quemadura de tercer grado

Estas quemaduras afectan las manos, pies, cara, genitales, o articulaciones importantes. En caso de quemaduras de este tipo hay que solicitar ayuda médica inmediatamente mientras esperamos al personal médico haremos lo siguiente:

  • Verificar los signos vitales de la persona, como la respiración, circulación, o el pulso.
  • Envolver el área afectada con un paño húmedo o una toalla, asegurándose de que sea estéril.

Recomendaciones para tratar otro tipo de quemaduras

  • Si una persona se ha prendido fuego: lo primero que hay que hacer es tumbarla, dar varias vueltas para apagar las llamas, ponerle por encima un abrigo o una manta. Quitar la ropa y los objetos, menos la ropa que haya quedado pegada al cuerpo. Solicitar inmediatamente ayuda médica.
  • Una quemadura por electricidad: deberá lavar la quemadura con mucha agua -que no esté fría- durante 5 minutos. No quitar la ropa en un primer momento, hacerlo mientras lava la quemadura. Colocar una gasa o una venda estéril y solicitar inmediatamente ayuda médica.
  • Quemadura por sustancias químicas: si fue en la boca o en los ojos, lavar la zona con abundante agua y acudir con urgencia a un médico.
Si una persona se ha prendido fuego

Todo lo que NO se debe hacer

  • No colocar hielo directamente sobre la piel lesionada, eso provoca congelación y aumenta los daños ya presentes en la piel.
  • Evitar aplicar ungüentos o aceites que pueden interferir con el proceso natural de curación.
  • No romper ampollas que vienen con la piel quemada, ya que puede dar lugar a infecciones.
  • No cubrir la lesión con un algodón hidrófilo o cinta adhesiva, eso no permitirá respirar a la herida y podría aumentar el riesgo de infección.
  • Evitar retirar la ropa quemada pegada a la piel, es fundamental acudir con un doctor para que limpie la zona.
  • No tocar quemaduras graves, lo recomendable es visitar al médico lo antes posible.
  • Nunca untar la quemadura con: crema dental, mantequilla, talco, loción, ya que esto solo va a empeorar las molestias.

Pomadas tópicas para las quemaduras

En ocasiones, ante determinadas quemaduras, conviene aplicar una crema o pomada tópica con el objetivo de evitar la infección y ayudar a la cicatrización y regeneración del tejido. También existen presentaciones en forma de apósitos. Algunos de los compuestos más utilizados son la bacitracina y la sulfadiazina de plata.

Estas pomadas se administran en la piel de forma superficial. Previamente hay que lavar y limpiar la zona. Se debe aplicar una capa de unos 3 mm de espesor sobre la quemadura y cubrirla con un vendaje adecuado. Esta operación se puede repetir una o dos veces al día.