Esto es lo que debes hacer si sufres una quemadura

11 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médico Maricela Jiménez López
Las quemaduras aparecen con frecuencia. Por eso, es importante saber cómo actuar ante ellas y de qué manera tratar bien la herida.

Sufrir una quemadura puede pasar en cualquier momento, tanto en el hogar como en cualquier otro sitio. Ahora, tanto si se trata de una lesión leve como de una grave, es fundamental tratarla de la forma adecuada desde el primer momento.

A fin de evitar complicaciones y marcas antiestéticas, manejar cierta información al respecto es clave. ¿Cómo tratarlas bien?

Tipos de quemaduras

Los especialistas de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos clasifican las quemaduras en tres tipos, según el grado de profundidad:

  • Primer grado: son superficiales y afectan a la capa externa de la piel. Además, causan dolor al tacto o roce.
  • Segundo grado: son más profundas y afectan a la primera y segunda capa de la piel. El área dañada aparece de color rojo intenso y pueden surgir ampollas.
  • Tercer grado: son las más graves de las quemaduras, afectan a cada una de las capas de la piel. Entre sus consecuencias, el daño del tejido es permanente.

¿Qué hacer en caso de quemadura?

A continuación, te damos algunos consejos avalados por la Revista de Enfermería Dermatológica para tratar las quemaduras según la gravedad que tengan. ¡Apunta!

Tratamiento para una quemadura leve o de primer grado

En caso de quemaduras leves, se aconseja:

  • Refrescar la piel con agua fría entre 10 y 30 minutos. Esto impide que la quemadura empeore y siga quemando otras capas de la piel.
  • Usar un vendaje de gasa o algodón, sin apretar, para envolver la tela alrededor de la piel quemada. Gracias a esto, el aire y otras sustancias no entran en la zona y, además, se ayuda a reducir la inflamación y el dolor.
  • Si la herida es dolorosa, consulta con el médico para tomar un analgésico como paracetamol o ibuprofeno; ya que ayudarían a mitigar el dolor.
  • No toques la quemadura ni intentes romper las ampollas. Si lo haces, es posible que se produzca una infección.

Ver también: 7 remedios de origen natural para tratar las quemaduras de primer grado

Tratamiento para una quemadura de segundo grado

Antes de darte los siguientes consejos, hay que tener en cuenta que este tipo de tratamiento debe realizarse en un servicio médico u hospital.

Existen tres tipos de quemaduras según su profundidad

  • Lavar en seguida con agua fría durante 5 a 10 minutos.
  • No romper la ampolla. En este caso, es preferible desinfectar con antiséptico. Además, no apliques pomada si no hay signos de infección.
  • Colocar una gasa limpia y seca.

Tratamiento para una quemadura de tercer grado

Estas quemaduras afectan a las manos, los pies, la cara, los genitales o las articulaciones importantes.

Frente a quemaduras de este tipo, hay que solicitar ayuda médica de inmediato. Pero mientras esperas al personal médico, puedes hacer lo siguiente:

  • Verificar los signos vitales de la persona, como la respiración, la circulación o el pulso.
  • Envolver el área afectada con un paño húmedo o una toalla, asegurándose de que sea estéril.

Recomendaciones para tratar otro tipo de quemaduras

Tal y como explican los expertos de Fire and Rescue NSW, en caso de que una persona se haya prendido fuego, lo primero que hay que hacer es tumbarla y asegurarse de que de varias vueltas para apagar las llamas. Una vez hecho esto, ponle por encima un abrigo o una manta.

Quitarle la ropa y los objetos que lleve encima también es importante, menos la ropa que haya quedado pegada su cuerpo. Además, solicitar de inmediato ayuda médica es crucial para socorrer a la persona.

Si una persona se ha prendido fuego

Por otro lado, en caso de que se produzca una quemadura por electricidad:

  • Deberá lavar la zona afectada con una cantidad importante de agua -que no esté fría- durante 5 minutos.
  • Una vez hecho esto, hay que procurar no quitar la ropa en un primer momento, y hacerlo mientras se lava la quemadura.
  • Después, coloca una gasa o una venda estéril y solicita ayuda profesional.

Si la quemadura se ha generado por contacto con sustancias químicas, hay que tener en cuenta si la boca o los ojos han sido afectados. Si ha sido así, lavar la zona con abundante agua y acudir con urgencia al médico.

Pomadas tópicas

En ocasiones, ante determinadas quemaduras, conviene aplicar una crema o pomada tópica con el objetivo de evitar la infección y ayudar a la cicatrización y regeneración del tejido. En esta línea, también existen presentaciones en forma de apósitos; cuyos compuestos más utilizados son la bacitracina y la sulfadiazina de plata.

Se aplican en la piel de forma superficial. Lavando y limpiando la zona antes, se coloca una capa de unos 3 milímetros de espesor sobre la quemadura para cubrirla con un vendaje adecuado.

Esta operación se puede repetir una o dos veces al día, pero en constante supervisión médica.

Todo lo que no se debe hacer

  • No colocar hielo sobre la piel lesionada. Esto provoca congelación y aumenta los daños ya presentes en la piel.
  • Evitar aplicar ungüentos o aceites que interfieran en el proceso natural de curación.
  • No romper ampollas que vienen con la piel quemada; ya que puede dar lugar a infecciones.
  • No cubrir la lesión con algodón hidrófilo o cinta adhesiva. Ya que la herida no respirará bien y habrá un mayor riesgo de infección.
  • Evitar retirar la ropa quemada pegada a la piel. En este caso, es fundamental acudir al doctor para que limpie la zona.
  • No tocar quemaduras graves, lo recomendable es visitar al médico lo antes posible.
  • No untar la quemadura con crema dental, mantequilla, talco o loción; ya que estos remedios populares, lejos de aliviar la zona, son capaces de empeorar las molestias. En su caso, un estudio constatado por The Scientific World Journal respalda el uso de la miel para la curación de heridas. Al igual que ocurre con la planta de aloe vera.

Véase: Cremas naturales para reducir las cicatrices

Acude al médico para tratar cualquier tipo de quemadura

Mantener la calma ante la situación y no ignorar el problema son factores igual de importantes. Además, cabe decir que los consejos aquí dados solo tienen un fin informativo.

A pesar de que estos son recomendados por los especialistas; lo cierto es que, en caso de haber sufrido una quemadura, es clave ponerse en contacto con el médico lo antes posible y no automedicarse.