Esto es lo que ocurre en tu cuerpo cuando empiezas a tomar agua con miel todos los días

Daniela Echeverri Castro · 30 marzo, 2020
Gracias a las propiedades de la miel, esta bebida nos puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y a cuidar de nuestra salud cardiovascular.

La miel de abejas es conocida en todo el mundo por su delicioso sabor dulce, pero también por todos los nutrientes que la componen y que se han utilizado desde la antigüedad para la preparación de muchos remedios.

Aunque casi siempre se utiliza en momentos específicos para la elaboración de recetas y remedios naturales, es bueno saber que se puede tomar diluida en un poco de agua para proporcionarle al cuerpo increíbles beneficios. Así, esta puede ayudarnos a mejorar la salud y prevenir enfermedades.

¿Ya sabes todos los beneficios que puede aportarte el agua con miel? En este artículo te los contamos todos. ¡Conócelos!

Beneficios del agua con miel

El consumo de suficiente agua al día es necesario. De hecho, siempre se recomienda tomar una buena cantidad al día para aportarle al organismo este preciado líquido que apoya cada una de sus funciones.

Lo que muchos aún no saben es que existen varias formas de hacerla más bondadosa para todo el sistema, ya que se le pueden añadir algunos ingredientes naturales con increíbles propiedades para la salud, como la miel.

Refuerzo del sistema inmunológico gracias al agua con miel

Cuando el sistema inmunológico se debilita hay un gran riesgo de desarrollar enfermedades y diferentes tipos de infecciones por microorganismos.

Una  del as formas de ayudar a fortalecerlo puede ser consumiendo miel 100 % orgánica mezclada con agua tibia. Así, esta, combinada con una dieta equilibrada que nos aporte todos los nutrientes que necesita nuestro sistema inmune, puede ayudarnos a cuidarlo.

La miel contiene enzimas, vitaminas y minerales que contribuyen a fortalecer el sistema inmune, ayudándonos así a luchar contra las bacterias y las infecciones.

Quizás te interese: El sistema inmune: nuestro ejército contra las enfermedades.

Desintoxicar el cuerpoFrascos de miel

No existen remedios naturales que «desintoxiquen» el cuerpo. Es el propio cuerpo el que se desintoxica solo, gracias al sistema digestivo.

Con todo, existen ciertos alimentos que pueden ayudarnos a cuidar de nuestro aparato digestivo, potenciando así su efecto y ayudándonos a eliminar los desechos de nuestro cuerpo. El agua tibia con miel puede ser uno de ellos.

De acuerdo con diversos estudios, gracias a sus propiedades antibacterianas, la miel puede ayudarnos a cuidar del colon. Entre las funciones de este órgano digestivo se encuentran la de almacenar residuos, extraer agua, mantener el equilibrio de hidratación y absorber algunas vitaminas, como la vitamina K.

Además, algunas investigaciones muestran que esta puede favorecer la digestión, al actuar sobre algunas de las enzimas encargadas de este proceso.

También puedes añadirle limón, para potenciar todavía más sus efectos. Este cuenta con componentes que estimulan el sistema digestivo y la producción de jugos gástricos.

Bajar de peso

Mujer abrochándose el pantalón

La miel por sí sola no va a ayudarnos a adelgazar. De hecho tiene más calorías que el azúcar. Por eso, no conviene abusar de su consumo.

Con todo, diversos estudios muestran que puede ayudar a regular los niveles de glucosa y colesterol. Por eso, la miel, dentro de una dieta equilibrada y acompañada de la práctica de deporte, sí podría ayudarnos en nuestra lucha por bajar de peso.

Recarga de energías gracias al agua con miel

Una simple mezcla de agua tibia con miel puede actuar como un energizante natural para mejorar el rendimiento físico y mental.

Esto se debe a su aporte de azúcares naturales y carbohidratos, que puede impulsar las energías sin causar efectos secundarios.

Con todo, conviene no abusar de su consumo, porque como hemos visto, contiene bastantes calorías por lo que, si no hacemos deporte, podría hacernos subir de peso.

Ver también: Higos: energía natural. Dulces, pero adecuados para tus huesos

Alivio del dolor de garganta

Las propiedades antibacterinas de la miel ayudan a combatir las infecciones que se generan en la garganta. De hecho esta se viene empleado desde la antigüedad para aliviar los dolores de garganta.

Por eso, no resulta extraño que desde hace mucho se utilice para la elaboración de jarabes naturales contra la tos y el resfriado, ya que su efecto calmante está más que comprobado. La miel actúa como un protector, mientras que el agua tibia proporciona alivio de la irritación.

Ayuda a prevenir enfermedades cardíacas

Agua con miel para cuidar nuestra salud cardiovascular

Esta bebida natural podría tener un efecto muy positivo sobre el sistema cardiovascular. La miel contiene flavonoides y otros componentes que, según algunos estudios, pueden ayudar a regular los niveles de colesterol y glucosa. Esto la convierte en una buena aliada de nuestra salud cardiovascular.

Nota final

Ahora que ya conoces la bondades de esta bebida de agua con miel, esperamos que la incluyas en tu dieta. Con todo, recuerda no abusar de la misma.

Cualquier alimento, por muy bueno que sea, puede volverse nocivo si lo consumimos en exceso.

Asimismo, recuerda que los remedios naturales no son tratamientos, sino coadyuvantes. Estos pueden ayudarnos a cuidar de nuestra salud y potenciar la acción del tratamiento médico que estemos siguiendo, pero no nos curarán por si solos. Debemos acudir siempre a un profesional.

  • Bogdanov, S., Jurendic, T., Sieber, R., & Gallmann, P. (2008). Honey for nutrition and health: A review. Journal of the American College of Nutrition. https://doi.org/10.1080/07315724.2008.10719745
  • Cortés, M. E., Vigil, P., & Montenegro, G. (2011). The medicinal value of honey: a review on its benefits to human health, with a special focus on its effects on glycemic regulation. Ciencia e Investigación Agraria. https://doi.org/10.4067/S0718-16202011000200015
  • Schramm, D. D., Karim, M., Schrader, H. R., Holt, R. R., Cardetti, M., & Keen, C. L. (2003). Honey with high levels of antioxidants can provide protection to healthy human subjects. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf025928k