Esto pasa en tu cuerpo si bebes agua de coco regularmente

Ángela Aragón · 7 marzo, 2017
Lo que se produce en tu cuerpo si bebes agua de coco es tan positivo como una hidratación perfecta. Por ello, es ideal para personas con problemas de riñón y retención de líquidos

El coco cada día está tomando cada día más protagonismo. Su aceite se usa con mucha frecuencia, debido a que acelera la digestión, aumenta la saciedad y sus grasas son inofensivas, incluso si lo calentamos.

Asimismo, el agua de coco está hoy en la mayoría de las grandes superficies, ya que ofrece unas posibilidades que pocos productos proporcionan.

Lo que sucede en tu cuerpo si bebes agua de coco es tan potente que ya en los antiguos conflictos armados se usaba para que los soldados se repusieran tras haber perdido mucha sangre.

Los resultados eran casi milagrosos, ya que gran parte de ellos conseguían recuperarse.

Sin embargo, durante mucho tiempo pasó al ostracismo, hasta este viraje de la última década que nos conduce a consumir más productos naturales y evitar el exceso de procesados que pueden resultar dañinos para nuestra salud.

Así, si estás pensando en incluir el agua de coco en tu alimentación, sigue con nosotros.

Vamos a contarte sus principales beneficios para que te decidas por ella no por una moda, sino por la consciencia de que se trata de un elemento enriquecedor. ¿Nos acompañas?

Consecuencias en tu cuerpo si bebes agua de coco

Refuerza tu sistema inmunitario

10 cosas que debes saber si quieres salir con una mujer fuerte

Quizá sea esta su mayor ventaja. Para evitar las enfermedades, tenemos que estar fuertes.

Eso es lo que se dice, pero ¿qué significa? Justamente esto, que nuestro sistema inmunitario tenga vigor y funcione como muro de contención respecto a las bacterias y a los gérmenes.

Por ello, lo ideal es tomar alimentos que contribuya al bienestar del mismo.

Ver también: Ser optimista refuerza tu sistema inmunitario

Evita la retención de líquidos

Uno de los fenómenos que se producen en tu cuerpo si bebes agua de coco es la mejora en la eliminación de líquidos.

La razón es que facilita la acción de los riñones. Como sabemos, dichos órganos se encargan de expulsar los líquidos y los deshechos a través de la orina.

Este proceso se complica cuando nuestra alimentación contiene exceso de grasa o gluten, sobre todo porque funcionan de manera muy similar a un pegamento.

En este sentido, el agua de coco obstaculiza la acción de los elementos nocivos, para convertirse de este modo en un diurético natural.

Tonifica la piel

Cómo cuidamos la piel grasa

La piel es el espejo de todo lo que sucede en nuestro interior, es decir, de nuestro organismo. No obstante, presenta la ventaja de que también se puede tratar desde el exterior.

En general, recurrimos a las soluciones que el mercado de la cosmética farmacológica comercializa. Pero, de nuevo, hay alternativas naturales mucho más eficaces y menos dañinas a largo plazo.

En este caso, el agua de coco es ideal para el acné y la piel grasa o reseca.

¿Qué debes hacer?

  • Solo tendrás que humedecer un algodón con ella y aplicarla sobre tu rostro y zonas afectadas.

Perfecta para controlar la tensión arterial

Debido a su potente capacidad de hidratación, el agua de coco favorece el equilibrio de electrolitos. Estos están presentes en los minerales que alimentan nuestros órganos.

Por otro lado, estos contienen carga electromagnética positiva y negativa que contribuyen a que la sangre circule correctamente.

No obstante, puede que el balance entre las cargas se altere. De este modo, comenzarán a aparecer problemas cardiovasculares.

Como ya hemos indicado, este desequilibrio tiende a desaparecer de tu cuerpo si bebes agua de coco.

Te recomendamos leer: El té negro contra la tensión arterial

Alivia la resaca

Aliviar la resaca

Cuentan que lo que sucede cuando ingieres demasiado alcohol es muy parecido a lo que pasaría si estuvieras varios días sin beber agua.

  • El dolor de cabeza y las náuseas son síntomas de la deshidratación.
  • Por ello, si tomas esta bebida, la resaca se irá con mucha más rapidez que si solo recurres al clásico ibuprofeno. Además, con la ventaja de que los efectos secundarios son nulos, a no ser que tengas alergia.

Podemos concluir que el agua de coco es un instrumento perfecto para hidratar tu cuerpo. Es posible que al principio extrañes el sabor porque no es muy habitual en nuestra dieta.

Sin embargo, en cuanto te acostumbres, no podrás pasar sin ella, ya que notarás sus beneficios muy pronto.

Como decíamos, no debes preocuparte por cómo encontrarla. Hoy es ya muy sencillo y económico y estarás mejorando tu salud y protegiéndote de enfermedades.