Estos 7 hábitos alimenticios están dañando tu rostro

Si quieres evitar todos aquellos factores que puedan estar dañando tu rostro es fundamental que aumentes el consumo de agua y que evites el exceso de sal y azúcar

Tener una piel bonita no depende solo de los cuidados externos que le brindemos, por más esmero que pongamos en ellos.

El factor más importarte para lucir un cutis lozano depende, mayoritariamente, de que sigamos una dieta sana y equilibrada.

Por eso hoy te contamos cuáles son esos hábitos alimenticios pueden estar dañando tu rostro.

Una dieta equilibrada, la mejor aliada para tu cutis

Claro que está muy bien que cuides tu piel de la radiación solar y que la mantengas limpia e hidratada. El tema es que con estas medidas no es suficiente.

El secreto de la buena salud, dermis y epidermis incluida, es que nos alimentemos correctamente.

A continuación, te contamos algunos de los hábitos nutricionales que deberías dejar de lado si quieres tener un cutis firme, suave y libre de impurezas.

Así que toma nota. Estos son algunas de las cosas que pueden estar dañando tu rostro:

Lee también: Cómo limpiar el cutis con almendra y agua de romero

1. Consumo excesivo de azúcar

Consumo excesivo de azúcar

El azúcar, tan presente en refrescos, postres y dulces de todo tipo, además de hacernos engordar, provoca el envejecimiento de la piel.

Y es que, ingerida en grandes cantidades, daña el colágeno y la elastina. De allí a perder elasticidad y ganar arrugas hay un paso muy corto.

Así que, si tienes ganar de comer algo dulce, mejor prefiere una fruta.

2. Excederte en la ingesta de alcohol

Una copa de vino en la comida está considerado un hábito saludable. El problema surge si el consumo de bebidas alcohólicas se torna abundante.

Es entonces cuando, entre otros inconvenientes, te provoca deshidratación, una condición nada favorable para que tu rostro luzca suave y terso.

3. Saltearte comidas

Los especialistas en nutrición siempre indican que es importante que no nos pasemos por alto algunas de las 4 comidas diarias recomendadas.

Sin embargo, en ocasiones, la vida agitada que llevamos hace que terminemos dejando de lado, por ejemplo, el desayuno o el almuerzo.

Este tema también afecta también a la piel. Si nos salteamos comidas estaremos, entre otras cosas, quitándole los nutrientes que necesita para lucir bien.

4. Incluir en tu dieta alimentos que favorecen el acné

Hay algunas comidas deliciosas pero que, si abusas de ellas, pueden terminar dañando tu rostro, sobre todo provocándole acné. En este listado se encuentran:

  • Los mariscos, por su alto contenido de yodo.
  • Panes y pastas, por ser ricos en almidón.
  • Leche y otros productos lácteos, porque contienen una hormona que estimula la producción de las glándulas seborreicas.

5. Ponerle mucha sal a tus comidas

Que el exceso de sal es malo para nuestro organismo no es novedad.

No obstante, ten en cuenta que la inflamación que se genera por la retención de líquidos perjudica también a las células de la piel, ya que reduce su elasticidad.

6. Abusar de los alimentos fritos

Papas fritas

Además de provocar un aumento del colesterol, con las múltiples complicaciones que esto conlleva, un exceso de fritos contribuye a que el oxígeno no llegue de manera adecuada a nuestra piel.

De esta forma se produce una pérdida de flexibilidad cutánea y hay más posibilidades de que aparezcan líneas de expresión.

7. Tomar mucho café

Una buena taza de café puede ser una opción reconfortante y deliciosa. Los inconvenientes ocurren cuando nos excedemos en su consumo.

Entonces se produce un aumento en los niveles de cortisol, la llamada hormona del estrés, que, entre otras consecuencias negativas:

  • Acelera el envejecimiento.
  • Provoca deshidratación.
  • Favorece la opacidad de la piel.

Visita este artículo: Errores que cometes a diario y envejecen tu piel

Deja atrás los malos hábitos alimenticios que pueden estar dañando tu rostro

dañando tu rostro

Queda claro, entonces, que una alimentación equilibrada es la mejor aliada para lucir una piel joven y sana.

Nadie quiere que te prives de comer tu plato preferido o que dejes de tomarte una cerveza con tus amistades. El problema reside tanto en la falta como en los excesos de ciertos alimentos y bebidas.

Por ejemplo: el agua es muy buena para una correcta hidratación y para liberar a nuestro organismo de toxinas.

Pero, si tomamos demasiada en poco tiempo, podemos generarle al cuerpo graves desequilibrios.

Así que, si quieres lucir un cutis joven y bello, apórtale, a través de buenos hábitos alimenticios, los elementos necesarios para lograrlo.

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar