Consejos y remedios caseros para la garganta

03 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli
Mantener la garganta bien hidratada es fundamental para evitar molestias, ya que con la fiebre y las secreciones nasales perdemos muchos líquidos y la zona queda reseca.

Cuando tenemos dolor de garganta o simplemente, un cosquilleo y ardor constante, por lo general, comenzamos a buscar una solución natural para aliviarnos. Dentro de las medidas más comunes se pueden encontrar varias bebidas calientes e, incluso, el consumo de ciertos alimentos con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

Un cosquilleo o molestia en la garganta puede aparecer por infección, alergia, cambios climatológicos bruscos, contaminación del aire e, incluso, por la ingesta insuficiente de agua.

Aunque pocas veces esto se convierte en algo serio, cuando es constante puede afectar nuestras actividades diarias. Toser mucho a veces nos dificulta hablar o comer tranquilamente.

A veces, el cosquilleo en la garganta viene acompañado de irritación y enrojecimiento.  Esto nos lleva a sentir la necesidad de despejar la garganta. Debemos tener cuidado al intentar hacerlo, ya que nuestras cuerdas vocales son delicadas y podrían dañarse.

Remedios caseros para la garganta

Si la irritación de la garganta es causada por alergias o reflujo ácido debemos hacer frente a esas condiciones directamente siguiendo las recomendaciones del médico. Ahora, si se trata de un catarro o bien, una infección leve, podemos recurrir a ciertos remedios naturales como complemento al tratamiento farmacológico. Algunos de los más efectivos son los siguientes.

1. Miel de abeja

Bote de miel artesanal.

Se dice que la miel es un alimento que puede contribuir con el alivio de la irritación de la garganta y la molesta sensación de cosquilleo. Según un estudio reciente, la miel con café podría resultar beneficiosa en el tratamiento de la tos persistente después de una infección de garganta.

Cuando se utiliza la miel para tratar un cosquilleo en la garganta o tos, se recomienda tomar 2 cucharaditas (10 g) a la hora de dormir.

Lee: 9 cosas que sucederán cuando empieces a comer miel a diario

2. Infusión de jengibre

En vista de que el jengibre tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, se dice que su consumo en infusión puede ser beneficioso para aliviar las molestias de la garganta. .

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 o 2 cucharadas de raíz de jengibre rallado o en pedacitos (20 g).
  • Opcional: 4 cucharaditas de miel (20 g).

Preparación

  • Calentar una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, añadir el jengibre.
  • Dejar que infusione durante 10 minutos, hasta que se tome un color amarillento.
  • Dejar reposar y enfriar.

Modo de consumo

  • Una vez alcance una temperatura soportable, la tomaremos en pequeños sorbos.
  • Te recomendamos no colar los pedacitos de jengibre y más bien masticarlos.
    • Puedes agregar una cucharada de miel para que sea más agradable.

3. Té de limón

Mujer sosteniendo taza de té

El té de limón caliente también puede ayudar a calmar  la picazón y el cosquilleo en la garganta. Además, el limón es un cítrico cargado de vitamina C, que contribuye con la salud de todo el organismo.

Ingredientes

  • 2 cáscaras de limón.
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 6 cucharadas de jugo de limón natural (60 ml).

Preparación

  • Colocar al fuego el agua y añadir las cáscaras de limón.
  • Hervir por 10 minutos.
  • Retirar del fuego y mezclar con el jugo de limón.
  • Tomar, al menos, tres veces al día.

4. Gárgaras con agua de mar

Para el cosquilleo de la garganta también es bueno realizar gárgaras con agua de mar, según la sabiduría popular. Aunque esta técnica puede resultar incómoda por el sabor, realizarla al menos una vez al día contribuye con el alivio.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • ½ cucharada de sal (5 g).

Preparación

  • Hervir el agua.
  • Retirar del fuego, añadir la sal y mezclar bien.
  • Hacer las gárgaras cuando la temperatura del agua esté tibia.

5. Jugo de aloe vera

Licuado de aloe vera

Según creencias, el jugo de aloe vera puede ayudar a reducir el ardor y también aliviar la picazón en la garganta, debido a las propiedades antiinflamatorias y refrescantes que posee.

Ingredientes

  • ½ taza de agua (125 ml).
  • 2 hojas grandes de aloe vera.
  • 1 taza de jugo de una fruta cítrica (250 ml).

Preparación

  • Abre las hojas de aloe, extrae el gel con ayuda de una cuchara.
  • Coloca el gel sobre un colador de malla fina y procede a pasarlo por el chorro de agua para retirarle la salvia amarilla que lo recubre.
  • Una vez esté bien limpio, llévalo a la licuadora junto con el resto de los ingredientes y procesa hasta homogeneizar.
  • Sirve en un vaso y disfruta de tu bebida.

6. Vinagre de sidra de manzana

Según creencias, el cosquilleo de la garganta también puede ser aliviado con un poco de vinagre de manzana. En este caso, no utilizaremos este ingrediente para elaborar una bebida, sino que lo utilizaremos para hacer gárgaras.

Ingredientes

Preparación

  • Mezcla bien ambos ingredientes con una cuchara o agitador.
  • Toma pequeños sorbos y empieza a hacer gárgaras durante 15 segundos aproximadamente.
  • Repite el procedimiento dos veces al día.

7. Bebe más agua

La importancia de estar bien hidratados
Asegurar una óptima ingesta de agua y líquidos saludables es determinante para evitar episodios de deshidratación.

La picazón, el ardor y la resequedad en la garganta muchas veces son fruto de la deshidratación, ya que esta zona no tiene la cantidad suficiente de mucosidad para lubricar y proteger el tejido sensible.

  • Debemos procurar ingerir, como mínimo, 4 vasos de agua al día. 
  • Beber agua es muy importante en el caso de gripe o resfrío, pues cuando padeces estos síntomas pierdes muchos líquidos a través del sudor (de la fiebre) y de las mucosidades (al estornudar y sonarte la nariz).

Descubre: 3 bebidas frutales para hidratarse

Otras consideraciones para proteger la garganta

  • Evita consumir bebidas que contienen cafeína como el café, el té y las gaseosas, ya que pueden provocar deshidratación.
  • El cigarrillo es nocivo para la garganta y provoca picazón e irritación (además de muchísimos otros problemas a la salud). Considera la posibilidad de dejar de fumar o, al menos, de reducir su consumo.
  • Protege tu voz. Cuando hablas, gritas o cantas en exceso sobrecargas  la garganta, lo cual provocaría deshidratación y picazón.
  • Si crees que esta es la causa del cosquilleo, trata de descansar la voz (no hables, no cantes ni grites) por lo menos una o dos horas al día.

A tener en cuenta

Al prestar más atención a nuestra alimentación e hidratación cuando nos sentimos enfermos, podemos aliviar muchas molestias, incluyendo el cosquilleo en la garganta. Todo ello gracias a los nutrientes que brindan al organismo un refuerzo adicional en cuanto a defensas se refiere.

Por supuesto, si la molestia persiste por varios días, deberemos consultar con el médico y seguir sus indicaciones. Es importante que le comentemos acerca del uso de estos remedios naturales para comprobar si nos convienen en este momento o si mejor los reservamos para otras ocasiones.