Estos son los 6 beneficios que obtienes cuando dejas de usar tacones

Aunque no lo creamos, el uso de tacones, más allá de afectar a los pies, también perjudica a la espalda y las rodillas, por lo que al minimizarlo mejorará nuestra salud general

La mayoría de las mujeres han utilizado tacones, por lo menos, una vez en su vida. Se trata de un calzado elegante que, al elevar el cuerpo unos centímetros, hace lucir la figura más esbelta y definida.

Sus múltiples diseños, colores y tamaños permiten que todas reflejen una parte de su personalidad y el estilo que les gusta llevar.

Sin embargo, aquellas que los usan por varias horas o de forma continua suelen presentar algunos efectos secundarios que resultan incómodos y dolorosos.

Aunque no todas sufren las mismas reacciones, muchas pueden desarrollar problemas que afectan poco a poco la salud.

Si bien no pasa nada por usarlos de forma ocasional, los expertos recomiendan evitarlos la mayor parte del tiempo para evitar inconvenientes.

Teniendo en cuenta que muchas desconocen por qué están desaconsejados, a continuación queremos compartir 6 beneficios de no usarlos.

1. Tendrás mejor equilibrio

Tacones

Por más experiencia que tengas usando tacones, existe el riesgo de sufrir algún tipo de caída o lesión por la falta de equilibrio.

Muchas sienten confianza al caminar porque consideran que “dominaron” sus tacones pero, en realidad, las probabilidades de tener un accidente persisten.

Estos pueden enredarse con facilidad, se pueden doblar y, dado que le provocan un exceso de fuerza a los músculos que rodean el tobillo, el cuerpo pierde estabilidad.

Caminar con zapatos planos es la mejor forma de disminuir este riesgo y recuperar el buen estado de los músculos mencionados.

Ver también: 6 ejercicios fáciles para ejercitar los músculos de los pies en casa

2. No más talón de Aquiles

El talón de Aquiles es una condición que se caracteriza por el exceso de presión en los talones, casi siempre causada por el uso de tacón.

El problema es aún más doloroso cuando la persona tiene fascitis plantar, es decir, una inflamación en la banda gruesa que conecta el talón con los dedos de los pies.

La buena noticia es que, tras evitar los tacones, el pie se recupera y la inflamación disminuye rápidamente.

3. Evitarás dolores de espalda

Dolores en la espalda baja

Una de las razones por las que muchas quieren usar tacones es porque los glúteos se ven más definidos al inclinar la pelvis.

No obstante, esto aumenta la presión en la parte baja de la espalda al igual que en los músculos que la estabilizan, lo cual provoca un intenso dolor.

En casos más graves se desarrolla una afección conocida como espondilolistesis, que es el deslizamiento hacia adelante de una de las vértebras sobre la otra.

Sin embargo, al optar por el calzado plano y confortable, la columna vertebral regresa a su posición anatómica y la presión disminuye.

4. Previenes las venas várices

Muchos expertos en salud y belleza han tratado de demostrar que el uso de tacones tiene mucho que ver con la aparición de venas várices.

Si bien se requieren más estudios para comprobarlo, algunos hallazgos afirman que sí hay ciertas dificultades circulatorias al utilizarlos.

Su uso continuo, en especial del conocido “tacón de aguja”, incrementa la presión en la parte inferior del cuerpo y dificulta el retorno de la sangre hacia el corazón.

Como consecuencia el flujo sanguíneo deja de circular con normalidad y, en cuestión de tiempo, se producen esas pequeñas arañitas y venas várices.

Te recomendamos leer: Bálsamo hidratante casero para piernas cansadas y con varices

5. Tendrás menos callos

3 cremas naturales para remover los callos de los pies

¿Te molestan esas durezas en la planta de tus pies? Las callosidades pueden producirse por múltiples factores y el uso de tacones es uno de ellos.

Dado que el pie está sometido a una continua fricción, su piel se va endureciendo y va ocasionando esta condición.

A pesar de que dejándolos de usar no se quitarán por completo, facilitará su tratamiento y será más fácil eliminarlos.

6. Sentirás menos dolor en las rodillas

La rodilla de corredor es una dolencia que suele afectar a quienes realizan entrenamiento de alta intensidad; sin embargo, si te han dado este diagnóstico y no sueles hacer demasiado ejercicio, puede que se deba al uso de tacones.

Al utilizar este calzado alto, el centro de gravedad se ve obligado a desplazarse para mantener el equilibrio al caminar.

Ese desplazamiento sobrecarga las rodillas y, como tienen que hacer más esfuerzo, sus ligamentos se ven perjudicados.

Como puedes notar, aunque los tacones destaquen nuestra feminidad, su uso excesivo puede perjudicarnos a largo plazo.

Lo más conveniente es elegir un calzado cómodo, que no cause sobrecargas a las rodillas ni tensión a las piernas.

En las tiendas podrás encontrar múltiples opciones para lucir hermosa sin necesidad de exponer tu salud.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar