Estos son los 8 alimentos que debes evitar comer por la noche

Aunque el consumo de chocolate negro favorece la memoria y es beneficioso para mantener una buena salud cerebral no se recomienda por las noches, ya que, además de grasa, también contiene cafeína

La ingesta de determinados alimentos en horas de la noche se ha asociado con el sobrepeso y las dificultades que tienen muchas personas para conciliar el sueño.

Justo a esta hora de la jornada, el organismo se prepara para descansar y llevar a cabo algunas tareas que no son posibles durante el día.

Por esto, cuando se sobrecarga por culpa de comidas demasiado pesadas aparecen algunas dificultades que pueden alterar el metabolismo y la segregación de las hormonas responsables del buen dormir.

Además, puede provocar molestias como el reflujo gástrico, que ocurre cuando los jugos digestivos regresan hacia la garganta, causando sensación de ardor.

Para evitar todas estos síntomas siempre se aconseja cenar ligero, como mínimo dos o tres horas antes de ir a dormir; además, a estas horas se deben evitar aquellos alimentos que dificultan la digestión. ¡Conócelos!

1. Pasta

pasta

Este es uno de los alimentos que todos deberían empezar a evitar en horas de la noche. Aunque es muy fácil de preparar y se obtiene un plato muy delicioso, es rico en carbohidratos que se convertirán en grasa en cuanto llegues a la cama.

La grasa es de difícil digestión y ralentiza el metabolismo, impidiendo que este trabaje de manera adecuada.

No olvides leer: Las 5 cosas que no debes poner sobre tu cama

2. Pizza

Pese a ser un alimento tan pesado para el sistema digestivo, la pizza es una de las más consumidas en horas de la noche antes de ir a descansar.

Aunque es deliciosa, está lejos de ser una comida ligera y, si de por sí cuesta trabajo digerirla durante el día, solo queda imaginar cuán difícil es procesarla en la noche.

Esta comida es rica en grasas y suele estar compuesta por ingredientes con un índice alto de acidez, que originan molestos síntomas a nivel digestivo.

3. Caramelos

Caramelos

El consumo de dulces no solo aumenta de forma considerable los niveles de azúcar en la sangre, sino que podría estar asociado con la mayor incidencia de pesadillas.

Se ha probado que tanto las grasas como el azúcar tienen un impacto directo sobre las ondas cerebrales, lo que podría conducir a este efecto.

Por esto, para una noche tranquila, relajante y sin interrupciones es mejor evitar los dulces o caramelos.

4. Carnes rojas

No está recomendado suprimir por completo la carne roja de la dieta, ya que es una de las mejores fuentes de proteínas y hierro.

Sin embargo, sí se debe evitar al máximo en horas de la noche, ya que complicará el sueño al sobrecargar en tareas el aparato digestivo.

5. Refrescos

Refrescos

Estos no están aconsejados para ninguna hora del día, pero en especial durante la noche. Suelen estar compuestos por grandes cantidades de azúcares y otras sustancias que generan acidez en el cuerpo.

El ácido daña las válvulas que conectan el estómago y el esófago, lo que produce reflujo gástrico y mayor presión estomacal.

6. Chocolate

El chocolate negro es rico en antioxidantes y se recomienda en pequeñas porciones para mantener la buena salud del cerebro y de la memoria.

No obstante, ingerirlo antes de dormir no es tan aconsejado, ya que el cuerpo permanecerá en reposo por varias horas y sus calorías se almacenarán en grasa.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el chocolate, especialmente el negro, contiene cantidades significativas de cafeína y otros estimulantes que podrían mantener el cerebro despierto por más tiempo de lo debido.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 Efectos del chocolate negro en la salud

7. Queso

Queso

Todos los alimentos que contienen queso deben ser consumidos, en lo posible, en horas de la mañana. Esto es debido a su alto contenido de grasas, que dificultan la digestión y estimulan la producción de ácido en el estómago.

Comer en horas de la noche hamburguesas, perros calientes, lasaña y otras comidas con grandes cantidades de este alimento puede provocar graves trastornos de sueño.

8. Salsa picante

El chile o las salsas picantes son saludables en pequeñas cantidades y cuando se acompañan de otros alimentos ricos en nutrientes.

El inconveniente de comerlas aparece cuando se ingieren momentos antes de irse a la cama debido a su riqueza en calorías y carbohidratos de combustión lenta.

Después de conocer estos alimentos algunos se estarán preguntando qué puedes comer por la noche.

Pues bien, a nivel general, se aconseja ingerir frutas, verduras y cereales integrales que son comidas que apoyan la digestión y favorecen el sueño.

También resulta apropiado tomar infusiones con propiedades sedantes como el té de manzanilla, de valeriana o de lavanda.