Con estos trucos económicos podrás quitar el olor a moho de tu ropa - Mejor con Salud

Con estos trucos económicos podrás quitar el olor a moho de tu ropa

Además de sacar la ropa de la lavadora lo antes posible también debemos mantener esta limpia para que no se acumule moho en la lavadora e impregne de mal olor las prendas

El olor a moho es bastante desagradable, en especial cuando por alguna razón se ha quedado impregnado en las prendas de vestir que recién hemos lavado.

Esto suele ocurrir cuando olvidamos sacar a tiempo la ropa de la lavadora, o bien cuando las condiciones climáticas no se prestan para que se seque a tiempo.

En cualquier caso, casi siempre buscamos alguna solución para neutralizarlo, ya que lo que menos queremos es que otros perciban ese desagradable aroma.

Por fortuna, hay una serie de trucos caseros muy interesantes que nos permiten eliminarlo sin tener que invertir mucho dinero.

En esta oportunidad vamos a compartir varios de ellos para que no dudes en ponerlos en práctica cada vez que lo necesites. ¡Apunta!

Limpia la lavadora

moho

En ocasiones el olor a humedad en las prendas de vestir se debe a la acumulación de moho en algunas de las partes de la lavadora.

Si crees que esta puede ser la razón, revisa el interior de la lavadora, en especial la parte de las gomas que sellan la puerta para introducir los elementos.

Si efectivamente compruebas que allí hay presencia de moho, prueba este sencillo truco:

  • Vierte una pequeña cantidad de vinagre blanco y frótala con un cepillo.
  • Déjala actuar unos minutos y quita los excesos.
  • También puedes intentar removerlo con un poco de lejía.

Ver también: Ideas ecológicas: bolas de lana secadoras para la lavadora

Bicarbonato de sodio y vinagre

Tanto el bicarbonato de sodio como el vinagre tienen cualidades que neutralizan los malos olores y suavizan las prendas.

De hecho, ambos productos remueven las manchas y complementan los efectos del detergente para quitar la suciedad.

Ingredientes

  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio (35 mg)
  • 1 taza de vinagre blanco (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Diluye el bicarbonato de sodio en la taza de vinagre blanco y coloca el producto en la lavadora.
  • Pon el ciclo de lavado completo y luego deja secar la ropa en un sitio ventilado.

Vinagre de manzana y limón

Vinagre de manzana y limón

Si el olor a moho es bastante fuerte, prueba con una combinación del prodigioso vinagre de manzana con una buena cantidad de limón.

 Ingredientes

  • 1 taza de vinagre de manzana (250 ml)
  • ½ vaso de zumo de limón (100 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Como en el caso anterior, combina ambos ingredientes y colócalos en la lavadora durante el ciclo de lavado.
  • Cuando las prendas estén libres del mal olor, extiéndelas al sol o en un sitio ventilado.
  • Si el lavado es a mano, sumerge las prendas en un recipiente con agua y añade el producto.

Bicarbonato de sodio

Si las prendas ya están secas pero les percibes ese desagradable olor, intenta eliminarlo usando un poco de bicarbonato de sodio.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato (10 g)
  • Agua (la necesaria)
  • Bolas de algodón

¿Qué debes hacer?

  • Impregna las bolas de algodón con un poco de bicarbonato humedecido en agua y ponlas con las prendas durante un par de horas o toda la noche.

Te recomendamos leer: ¿Por qué el bicarbonato de sodio es uno de los mejores ingredientes que puedes utilizar?

Aprovecha las horas de sol

Aprovecha las horas de sol

Dependiendo del tipo de tela, lo más recomendable es extenderlas al sol para que se sequen lo antes posible. Eso sí, trata de ponerlas por el revés para que su coloración no se altere por los rayos solares.

Si el sol no está a tu favor o prefieres no usar este método, usa la calefacción para secar la prenda.

Lo más importante es evitar que tarde varios días en secarse por completo porque esto es lo que les da ese terrible olor.

Extiende bien las prendas

Es bastante frecuente que el olor a moho se acumule en aquellas zonas gruesas de la ropa que suelen ser las que más tardan en secarse.

Las cinturillas, los cuellos, los puños y otros lugares deben ponerse en el mejor lugar posible para que les dé suficiente ventilación y calor.

Las piezas gruesas, como las sábanas y toallas también deben ponerse en un lugar 100% ventilado con el fin de evitar la acumulación de humedad.

Extiende de inmediato

Una vez finalice el ciclo de lavado, saca de inmediato las prendas y ponlas en los lugares apropiados para el secado.

Dejarlas un par de horas dentro de la lavadora aumenta las probabilidades de que queden con ese fuerte olor a humedad.

Para que tus prendas huelan siempre bien y no adquieran moho, ten en cuenta todos estos trucos durante el lavado. ¡Es muy fácil!