Utiliza estas increíbles estrategias y dile adiós al estrés

Para volver al presente y distraer la atención de los aspectos negativos de la realidad es necesario recurrir a ciertos trucos. Estos nos ayudan a recuperar nuestro bienestar mental de una manera muy sencilla pero eficaz. ¡Anímate a probarlos!

Si quieres decirle adiós al estrés y volver a sentirte bien, independientemente de las circunstancias, lo mejor que puedes hacer es ponerte manos a la obra. Una actitud proactiva te ayudará a conseguir los beneficios que deseas para poder salir adelante en las dificultades. Es importante que tengas esto muy presente, ya que es lo que te dará la motivación para salir de tu zona de confort.

Ahora bien, una vez que estés en movimiento tienes varias opciones, según tus preferencias. Para comenzar, puedes probar con las que te resulten más accesibles y luego, puedes ir colocándote retos. Después de todo, combatir el estrés puede ser un viaje que nos solo nos lleve a una satisfacción o alivio puntual sino también a la superación personal.

Utiliza estas increíbles estrategias y dile adiós al estrés

1.  Un postre o una buena comida para decirle adiós al estrés

Recetas para preparar postres bajos en calorías

Aunque parezca difícil de creer, tomarse unos minutos para detenerse y disfrutar de una comida que realmente nos satisfaga y haga que nuestros cinco sentidos se centren en el placer resulta una técnica muy simple, pero eficaz. Por supuesto, todo con moderación. Un atracón de dulces no conseguirá aliviar nuestro malestar.

La idea es darnos un gusto para romper el bucle de pensamientos negativos. Centrarnos en masticar, saborear y deglutir ayuda al cerebro a decirle adiós al estrés. Ahora bien ¿qué esperas para degustar ese rico postre que tan inmenso placer te da?

Lee también: Ir al trabajo en bicicleta reduce el estrés laboral

2. Escuchar música para decirle adiós al estrés

Escuchar música te puede llevar a lugares alejados del estrés. Según el estilo por el cual decidas optar en el momento, te irás hacia un estado anímico u otro. Pero también funciona darle play a una lista en modo aleatorio y simplemente, dejarnos llevar por lo que surja. Sin duda, la música conseguirá distraernos.

3. Artes marciales

Por lo general, se suele recomendar ejercicio físico para canalizar el estrés. Sin embargo, no todo gira en torno a las caminatas o al yoga. También se puede recurrir a las artes marciales. Sí, tal y como lo lees. Estas disciplinas ayudan a drenar rápidamente al mismo tiempo que favorecen múltiples aspectos, tanto físicos como mentales. Además, brinda la oportunidad de mejorar la postura, tonificar los músculos y liberar toxinas.

4. Ejercicios con el pulgar

Oposición del pulgar

Dile adiós al estrés con tan solo realizar ejercicios con tus pulgares. Esta es una técnica de origen japonés que es mejor conocida como: Jin Shin Jitsu. Su objetivo es aliviar dolencias y malestares a través de la presión realizada en los pulgares. Uno de los ejercicios básicos consiste en apretar con el puño de la otra mano el pulgar durante 30 segundos y luego soltar. Este procedimiento debemos repetirlo durante 5 a 10 minutos.

5. ¡Grita!

Madre gritando.

Gritar con todas nuestras fuerzas y deja salir toda esa tensión como si fuese una exhalación profunda que deseas sacar de tus pulmones. Ojo, no se trata de gritarle a las personas sino de ir a una habitación vacía o a un espacio al aire libre discreto para dejar salir (en un grito) todo la negatividad que nos acongoja. Al igual que con la risa y el canto, los gritos también ayudan a aliviar la tensión acumulada.

Ver también: Ir al trabajo en bicicleta reduce el estrés laboral

6. Acupuntura

Los tratamientos corporales también nos ayudan a decirle adiós al estrés. Uno de ellos es la acupuntura. Se trata de una técnica oriental milenaria que ha favorecido a miles de personas en todo el mundo y que vale la pena probar. Alivia los músculos tanto como un buen masaje y esto hace que nos sintamos mejor en poco tiempo.

7. Cuida tu tiempo

Para decirle adiós al estrés también hace falta dejar de estar tan pendientes del tiempo. Mantenernos a la carrera contra el reloj puede aumentar todas nuestras molestias y preocupaciones a niveles muy altos. Para ponerle una solución a esto lo mejor que podemos hacer es programarnos con anticipación y ponernos márgenes de tiempo lo suficientemente amplios. De esta manera, podremos cumplir nuestros objetivos cómodamente y no tendremos que mirar cada 2×3 el reloj, agobiados.

8. Permítete bailar y reír, solo porque sí

bailar-casa

Para decirle adiós al estrés hace falta darnos permiso para actuar con total espontaneidad y dejar salir la risa y los movimientos al azar. Aunque no lo creas, esto te ayudará a liberar una gran cantidad de toxinas y en poco tiempo te sentirás mejor. No hace falta compartirlo con el mundo, puedes hacerlo en la privacidad de tu habitación, si te parece bien. Eso sí, aprender a reírte de uno mismo es fundamental si quieres pararte en el camino de la felicidad.