Estrategias para hacer tu sesión deportiva más divertida

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 20 diciembre, 2018
Virginia Bruno · 25 octubre, 2017
Para conseguir una sesión deportiva que nos motive podemos cambiar de actividades con regularidad. Así también conseguiremos un entrenamiento más completo y obtendremos mayores beneficios

Hacer que tu sesión deportiva sea más divertida es algo fundamental para que puedas coger el hábito de practicar deporte diariamente.

Todos sabemos los beneficios que tiene para nuestro organismo hacer ejercicio de forma regular. Nos ayuda a prevenir muchas enfermedades y genera grandes beneficios:

  • Mejora la circulación.
  • Fortalece huesos y músculos.
  • Mejora nuestra flexibilidad.
  • Ayuda a mantenernos en un peso saludable.
  • Mejora nuestro sistema inmunitario.
  • Ayuda a bajar los niveles de estrés y ansiedad.
  • Mejora el estado de ánimo y la autoestima.
  • Ayuda a mejorar la calidad del sueño.

Lo ideal es de hacer la sesión deportiva amena, divertida, que no sea una rutina aburrida y monótona. Así podrás seguir practicando diariamente y obtener los beneficios del deporte en el organismo.

Puedes alternar las posibilidades, cambiar de ejercicios, pero procura practicarlos regularmente

Lee también: 6 ejercicios para liberarse de los espasmos

Algunas estrategias para que la sesión deportiva sea más divertida

La práctica deportiva no tiene por qué ser aburrida. Hoy en día se han multiplicado las opciones de entrenamiento que se adaptan a todos los gustos y necesidades físicas de cada uno.

La idea es disfrutar mientras se mueve y se ejercita el cuerpo. Lo fundamental es adquirir el hábito para lograr los resultados y obtener los beneficios del ejercicio.

1. Elige ejercicios diferentes a los convencionales

Sesión deportiva más divertida

Realiza la sesión  eligiendo un ejercicio diferente, como el fitball. Se trata de una actividad aeróbica donde se hacen ejercicios con la ayuda de una pelota gigante. Es algo diferente de practicar y puede resultar una sesión divertida.

También puedes probar a saltar en una cama elástica. Este ejercicio te puede ayudar a perder peso, mejorar la resistencia física, además de fortalecer glúteos, piernas, y abdomen.

Otra sesión deportiva que puedes probar es la zumba. La zumba es una combinación de baile latino y ejercicios aeróbicos. Además, te ayuda a tonificar todo el cuerpo y se pierde peso. La zumba se practica en grupo y se escuchan diferentes ritmos. A su vez, durante una sesión deportiva el monitor te indica cómo practicarlo.

2. Entrena con amigos

Realizar tu sesión deportiva con un amigo, te puede ayudar a resistir y alcanzar tus metas. Puede ser una motivación para ambos y así llegar al objetivo marcadoEl entrenar con un amigo te ayuda a comprometerte y terminar tu rutina.

Podéis hacer ejercicios combinados y entre los dos crear otros que sean interesantes. De esa manera el tiempo pasará más rápido mientras estáis entrenando.

3. Plantéate entrenar con tu pareja

Plantéate entrenar con tu pareja

Entrenar con tu pareja puede ser un reto entre los dos. Además, os ayudará a fortalecer vuestra relación de pareja, compartiendo una sesión deportiva divertida. Incluso, aumentará la atracción sexual.

Te recomendamos leer: 5 ejercicios que mejorarán tu relación de pareja

4. Contrata un entrenador personal

Busca cuatro o cinco amigas y contratad un entrenador personalLa idea es realizar la sesión deportiva en un espacio abierto, sobre todo en parques o en la playa.

También podéis realizar gran variedad de ejercicios físicos complementados con pelotas, cuerdas o pesas. Seguramente va a resultar mucho más entretenido. Además de ser una opción muy interesante, entrenar en grupo de esa manera es más económico.

5. Realiza ejercicios con la ayuda del mobiliario urbano

Realiza ejercicios con la ayuda del mobiliario urbano

También podemos realizar ejercicios al aire libre. En ese caso, podemos emplear distintos elementos o aparatos para su realización. Para ello  contamos con la ayuda de bancos, escaleras, paredes, árboles, etc. que se encuentren en la zona.

Podemos enganchar cuerdas en los árboles para fortalecer brazos y espalda, así como utilizar pelotas gigantes o pesas.

Si no te gusta encerrarte en el gimnasio, o quieres realizar estas prácticas en primavera y verano, puede resultar mucho más entretenido hacerlo al aire libre.

6. Prueba las aplicaciones gratuitas

En el mercado existen aplicaciones gratuitas para bajar al móvil gracias a las cuales podrás hacer ejercicio en tu propia casa.

Hay algunas creadas específicamente para mujeres u hombres. En esas aplicaciones se puede seleccionar el tipo de entrenamiento y actividades. Además, cada sesión contiene varios ejercicios distintos, acompañados con una guía de fotos o vídeos.

  • Brannon, L., & Feist, J. (2007). El Ejercicio. In Psicologia de la Salud. https://doi.org/9789701062388; 9701062388
  • Aparicio Garcia-Molina, V. A., Carbonell Baeza, A., & Delgado Fernández, M. (2010). Revisión. Beneficios de la actividad física en personas mayores. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de La Actividad Física y Del Deporte. https://doi.org/ISSN: 1577-0354
  • Rogério dos Santos Alves; Alex Soares de Souza, et all. (2014). Ejercicio. Igarss 2014. https://doi.org/10.1007/s13398-014-0173-7.2