Estreñimiento: remedios sencillos para diferentes causas

El ejercicio físico es fundamental para movilizar el intestino. El sedentarismo favorece el estreñimiento.

El estreñimiento es uno de los grandes males de nuestro días.

Para muchas personas no es importante, para otras no es grave, pero lo cierto es que hay muchas teorías que confirman que un intestino que no funciona correctamente puede ser el origen de muchas enfermedades crónicas y degenerativas.

El estreñimiento se tiene que resolver de distinta manera según cuál sea su origen. Repasamos las diferentes causas, con sus remedios naturales para solucionarlas.

Por mala alimentación

Una mala alimentación puede provocar estreñimiento. Quizás no inmediatamente, pero sí a la larga.

Es fundamental evitar las harinas blancas refinadas y un exceso de proteína animal. Asmismo, es  conveniente incluir en nuestra dieta:

  • Frutas maduras de temporada, frescas y en batidos
  • Verduras, cremas y ensaladas
  • Cereal integral
  • Legumbres
  • Frutos secos, frutas secas y semillas

Además, hay algunos alimentos que son muy laxantes sin irritar el intestino:

  • Semillas de lino (puestas en remojo durante la noche)
  • Ciruelas pasas
  • Dátiles
  • Avellanas
  • Higos frescos maduros
  • Kiwi
  • Miel de acacia
  • Kuzu o kudzu
  • Castañas
  • Psilio
  • Agar agar
  • Manzana cocida con piel

agar agar hedonistin

Tan importante como elegir bien los alimentos es beber agua suficiente, siempre entre comidas. Tomaremos, al menos, 6 vasos diarios.

El estreñimiento se caracteriza por la sequedad por lo que, si nos hidratamos correctamente, también ayudaremos a eliminar toda la fibra que nos aporta la alimentación.

Por sedentarismo

El intestino también se moviliza cuando movemos todo nuestro cuerpo, por lo que es imprescindible hacer ejercicio, al menos, media hora al día.

Por tensiones y estrésCombate el estreñimiento

El estrés afecta a todo el organismo y lo altera a todos los niveles. Uno de ellos es el estreñimiento. El intestino es un músculo que también sufre las tensiones, igual que nuestra espalda.

Si este es nuestro caso lo trataremos con las siguientes opciones:

  • Infusiones de melisa, pasiflora o valeriana.
  • Ejercicios de respiración profunda.
  • Masajes en el vientre.
  • Ejercicio suave tipo yoga o taichí.

Por una mala función del hígado

El hígado y la vesícula biliar también están directamente relacionados con el intestino.

Algunas señales que nos confirmarían un problema hepático son malas digestiones y pesadez, problemas de vista, problemas de cabello, patas de gallo, color amarillento de la piel o dolor bajo las costillas del lado derecho.

En este caso podemos solucinarlo de las siguientes maneras:

  • Infusiones de boldo, cardo mariano y diente de león.
  • Realizar cenas ligeras y temprano.
  • Dormir con una bolsa de agua caliente sobre las costillas del lado derecho.
  • Tomar el jugo de medio limón y una cucharada de aceite de oliva en ayunas.
  • Comer diariamente una ciruela umeboshi (de venta en tiendas de alimentación japonesa o dietéticas).

umeboshi mismisimos

Por abuso de laxantes irritantes

Las personas que hace mucho tiempo que tienen estreñimiento y usan laxantes irritantes (químicos u naturales que usan sen, podofilino o aloe) deben saber que esto afecta, a la larga, al funcionamiento normal del intestinos.

Así, puede causar diarreas, úlceras, déficit de calcio, etc.

Es mejor evitarlos lo antes posible o, en todo caso, dejarlos para ocasiones muy puntuales.

Los primeros 3 o 4 días después de dejar de tomarlos el intestino tardará en funcionar correctamente. Esos días se pueden hacer lavativas.

Después, este volverá a funcionar de forma regular y podremos ayudarlo con laxantes naturales suaves.

Por causas psicógenas

Hay personas que no pueden evacuar si no están en su casa. Este detalle es más importante de lo que parece, ya que no es algo que debamos controlar desde el cerebro.

El intestino avisa para que nosotros recibamos la señal. Si no le hacemos caso, a la larga también eso hace que no funcione correctamente.

Para resolver esta cuestión, si no podemos hacerlo por nosotros mismos, contaremos con la ayuda de algún terapeuta o psicólogo.

Casos difíciles o puntuales

En casos de estreñimiento importante, por ejempo en gente mayor, o bien en casos muy puntuales cuando no han funcionado otros remedios, antes que recurrir a laxantes químicos podemos optar por el remedio homeopático Opium 15CH.

Tomaremos tres bolitas bajo la lengua, tres veces al día, separadas de las comidas y de sabores fuertes y mentolados, durante una temporada no superior a tres meses.

En cuanto notemos mejoría dejaremos de tomarlo y pasaremos a los remedios anteriores.

Imágenes por cortesía de mismisimos y hedonistin

Te puede gustar