Estreptococo grupo B: cómo se contrae

7 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Durante décadas ha sido la principal causa de infección bacteriana del neonato en países desarrollados. Pero, ¿cómo llega a infectar esta bacteria a los recién nacidos? En este artículo, te lo explicamos.

El estreptococo grupo B es un tipo de bacteria del género de los Streptococcus. Durante décadas ha sido la principal causa de infección bacteriana del neonato en países desarrollados. Pero, ¿cómo llega a infectar esta bacteria a los recién nacidos? En este artículo, te lo explicamos.

Colonización y transmisión del estreptococo grupo B

Representación digital de estreptococo grupo B

El estreptococo grupo B forma parte de la flora vaginal o rectal de una mujer en condiciones normales. De hecho, se calcula que esta bacteria se encuentra en alrededor del 25 % de las mujeres adultas sanas.

No se trata de una enfermedad de transmisión sexual, simplemente de una colonización. Antes de avanzar en la explicación, conviene aclarar estos conceptos:

  • La colonización se refiere a la proliferación de un microorganismo en algún lugar. No tiene por qué causar daño.
  • En cambio, la infección se refiere al daño y eventual enfermedad, que causa la proliferación de un microorganismo.

De este modo, las mujeres portadoras de esta bacteria, por lo general, no presentan síntomas de ningún tipo. El peligro que representa el estreptococo grupo B radica en que, en el momento del parto, puede transmitirse al feto. Si esto llegara a ocurrir, la bacteria causará enfermedad en el bebé.

La única forma de «prevenir» la enfermedad por estreptococo grupo B, consiste en hacerles pruebas de detección de la bacteria a las embarazadas y, si es necesario, adminsitrarles antibióticos.

Sin embargo, no todos los bebés que nacen de una madre portadora de estreptococo enferman. No obstante, existen circunstancias que favorecen que esto suceda. Entre esos posibles condicionantes, se encuentra, por ejemplo, que el parto se produzca antes de la semana 37 de embarazo.

Una infección del tracto urinario a consecuencia del estreptococo durante el embarazo o la fiebre durante el parto constituyen, asimismo, circunstancias que favorecen su transmisión. Por último, la existencia de un parto anterior donde hubiera tenido lugar la transmisión de estreptococo al bebé, constituye un anticipo de que pudiera pasar de nuevo.

Descubre: ¿ Se pueden tratar las infecciones urinarias con zumo de arándanos?

Profilaxis de la transmisión de estreptococo grupo B

Embarazada siendo vacunada.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda la evaluación de la presencia del estreptococo en mujeres embarazadas. Esta prueba debe realizarse entre las semanas 35 y 37 de embarazo. Consiste en tomar una muestra de la parte externa de la vagina y el ano con un hisopo. Esa muestra se analiza después en el laboratorio.

Algunos médicos no hacen pruebas para estreptococo grupo B. En su lugar, optan por tratar a toda embarazada con riesgo de transmitir el estreptococo al bebé. El tratamiento consiste en la administración de antibiótico por vía intravenosa durante el parto. El antibiótico empleado suele ser penicilina. En el caso de mujeres alérgicas, es sustituido por otro medicamento. Cuando se comprueba que el estreptococo está presente en la vagina o en el ano de la mujer, se considera que la prueba es positiva.

Se considera, además, que las mujeres colonizadas son portadoras de por vida. Esto quiere decir que la colonia de estreptococos no desaparece nunca. La toma de antibióticos antes del parto no protegerá al bebé del estreptococo, dado que la colonia se multiplica rápidamente. Es por esto que se administran justo antes del parto y de manera intravenosa. Según el consenso dentro de la comunidad médica, es suministrarlo cuatro horas antes de dar a luz.

Se les da una dosis muy potente que reduce sustancialmente y de forma rápida el número de bacterias. Así, cuando el bebé entre en contacto con la zona donde estaba asentada la colonia, no habrá bacterias suficientes para infectarlo. Más tarde, reaparecerán, pero el bebé ya no estará en contacto con esas bacterias.

Lee: Enfermedades quirúrgicas del recién nacido

Consecuencias de la infección por estreptococo grupo B

Aunque actualmente es improbable, sí es posible que el recién nacido desarrolle una infección por estreptococo grupo B. Puede ocurrir porque la estrategia de profilaxis no haya sido efectiva o por una mala praxis. La infección por estreptococo puede desarrollarse de manera temprana o tardía. Las complicaciones más comunes de la forma temprana son la sepsis, la neumonía y la meningitis. Es posible que el recién nacido presente signos y síntomas pocas horas después del parto.

La forma tardía es menos frecuente que la temprana. Puede desarrollarse hasta 3 meses después del parto. La complicación más común es la meningitis. El inicio tardío puede deberse también a contacto del bebé con algún foco de estreptococo distinto del canal del parto.

  • Cueto López, M. (2005). “Estreptococo grupo B”, Información Terapéutica del Sistema Nacional de Salud, 29 (5): 133-137.
  • Dinsmoor, M. J. (2015). Group B Streptococcus. In Protocols for High-Risk Pregnancies: An Evidence-Based Approach: Sixth Edition. https://doi.org/10.1002/9781119001256.ch31
  • Nagao, P. E. (2014). Streptococcus agalactiae (Group B Streptococci). In Molecular Medical Microbiology: Second Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-397169-2.00099-8