Estrés infantil

11 marzo, 2018
Debemos darle la importancia que tiene al estrés infantil y no pasarlo por alto ni ignorarlo, ya que podría derivar en problemas mayores cuando el niño crezca

¿Piensas que solo los adultos pueden experimentar estrés? Si tu respuesta es afirmativa debes saber que estás en un gran error. Los niños también pueden padecerlo y es un problema igual de grave, o tal vez mayor, que en los adultos.

Pensando en ayudarte a entender cómo esto puede ser un problema para tus hijos, a continuación hablaremos un poco sobre el estrés infantil.

Descubrirás que es una situación grave a la que debemos prestar atención y buscar la solución correcta.

¿Qué es el estrés infantil?

El estrés infantil es un conjunto de reacciones biológicas y psicológicas que se producen cuando un niño se enfrenta a situaciones que no puede controlar.

Este problema puede desencadenarse por cualquier situación que sea percibida como dañina, desagradable o que genere angustia en el niño.

  • Como progenitor, debes prestar mucha atención a este problema, pues los niños no siempre saben cómo expresarlo o pedir ayuda.
  • Además, cuando no se le da la atención correcta, pueden desarrollarse comportamientos, hábitos y pensamientos que afecten a tu hijo a lo largo de su vida.

Ver también: Los riesgos en un concurso de belleza infantil

¿Qué ocasiona la aparición del estrés infantil?

Qué ocasiona la aparición del estrés infantil

El estrés infantil puede derivarse de cualquier situación. La diferencia radica en las habilidades que tu hijo tenga para enfrentar aquellas situaciones que escapan de su control.

Entre los motivos más comunes que ocasionan este problema están:

Rivalidad entre hermanos

Aunque los hermanos son nuestros primeros amigos, para muchos niños resulta complicado adaptarse a su llegada. Esto puede ocasionar constantes peleas que ocasionan estrés tanto en el hermanito que se siente rechazado como en el que se siente desplazado.

  • Si tus hijos están pasando por esta etapa, es importante que prestes atención a los dos por igual y que hables con el mayor de forma constante.
  • Si has notado síntomas de la rivalidad antes del nacimiento del segundo hijo, procura explicarle a tu hijo que él sigue siendo importante.

En caso de que esto no funcione, busca ayuda de un terapeuta especializado en niños.

Abuso

Abuso

El estrés infantil, al igual que en los adultos, aparece ante situaciones traumáticas o de abuso. Puede tratarse de abuso físico o psicológico en la casa o en la escuela.

Ante esta situación es importante buscar asesoría especializada, pues tu hijo necesitará aprender técnicas para lidiar con ese abuso y prepararse psicológicamente para enfrentarlo.

Lo más importante es que tu hijo se aleje, o bien entre en una situación en la que se sienta seguro.

Te recomendamos leer: Aprende a identificar a un abusador de niños

Muerte de un familiar

Otro caso en que aparece el estrés infantil es cuando fallece un ser querido, ya sea familiar o un conocido, con el que había estrecha relación. Desde luego que este un hecho doloroso para todos, pero no se debe dejar de lado a los pequeños del hogar.

Incluso aunque nos pueda parecer que ellos son muy pequeños y no alcanzan a entender la situación, es necesario explicarles de una forma que despeje sus dudas, pero sin dar más información de la necesaria.

¿Cómo identificar el estrés infantil?

Cómo identificar el estrés infantil

Es un hecho que cada persona reacciona de forma distinta a los momentos de estrés. Sin embargo, tanto adultos como niños experimentamos síntomas similares. Entre ellos están:

  • Dolores de cabeza frecuentes y que no se relacionan con una enfermedad o resfriado.
  • Episodios de irritabilidad, que pueden aparecer como rabietas o berrinches sin sentido, que suelen llegar a episodios de mucho llanto.
  • Rechazo instintivo a las personas o situaciones que generan el estrés.
  • Comportamiento nervioso o extraño ante ciertos estímulos.
  • Hábitos que ya habían sido superados en otra etapa,  como chuparse el dedo o comerse las uñas.
  • Hiperactividad.

Lidiar con el estrés infantil

Si tienes la sospecha de que tu hijo está experimentando estrés, es importante que tomes medidas para solucionar la situación.

Algunos padres eligen esperar pensando que luego de algún tiempo la situación mejorará por sí sola, pero esto pocas veces ocurre.

Entre las cosas que debes hacer destacan:

  • Enseñar a tu hijo técnicas de relajación para lidiar con las emociones negativas. Puede funcionar practicar yoga con ellos o enseñarles a meditar.
  • Estimular a tu hijo para que realice algún deporte que le ayude a liberar energía. Esto, además, lo mantendrá sano y en buena condición física.
  • Ser menos exigente, más flexible y tolerante con tu hijo. Está bien que tengas expectativas altas sobre tus hijos, pero nunca deberías perder de vista que son niños y que se equivocarán.
  • Promover el diálogo y aprender a escuchar con respeto lo que tu hijo tiene para decirte.

Algunos adultos ven a sus hijos como si no tuviesen la capacidad de entender o mantener conversaciones serias, pero ellos también necesitan compartir contigo sus ideas.

  • Buscar ayuda psicológica si sientes que la situación está fuera de control y no sabes cómo lidiar con ella.

Como puedes ver, el estrés infantil es un problema igual de serio que el estrés en los adultos.

Te recomendamos que siempre estés al tanto de las actitudes de tu pequeño. Esto te permitirá ver los cambios que puede estar experimentando y tratarlos en el momento preciso.

Te puede gustar