¿Estresada? Consigue el equilibrio interior con estos alimentos

Valeria Sabater · 22 mayo, 2020
La alimentación no solo incide en la buena salud física, sino también en la salud mental. Hay algunos alimentos que contribuyen a que te sientas menos estresada.

¿Llevas unos días muy ajetreados? ¿El trabajo y tu familia te exigen cada vez más y no sabes qué hacer? Párate un momento y toma aire. Estás estresada y es el momento de reconocerlo. En tu organismo están sucediendo una serie de cambios bioquímicos que están afectando a tu salud, así que debes tomar medidas antes de que sea tarde.

¿Llevas unos días muy ajetreados? ¿El trabajo y tu familia te exigen cada vez más y no sabes qué hacer? Detente un momento y toma aire. Estás estresada y es el momento de reconocerlo. En tu organismo están sucediendo una serie de cambios bioquímicos que afectan tu salud; es hora de tomar medidas, antes de que sea tarde.

Tomar conciencia de que padeces estrés y que estás llegando al límite de tus fuerzas es, sin duda, el primer paso para implementar estrategias de cambio. Recuerda que, además de gestionar adecuadamente todas esas emociones negativas, también es importante cuidar tu estado físico.

Es por ello que hoy queremos hablarte acerca de algunos alimentos que pueden ayudarte a alcanzar un mayor equilibrio emocional. ¡Toma nota!

Recuerda que no debes hacer cambios drásticos en tu dieta, sin consultar antes con el médico. Así mismo, es conveniente solicitar ayuda psicológica para obtener una orientación específica para tu caso.

1. Sí a los frutos secos

frutos secos steffenz

Hay algo que no se debe olvidar: los estados de estrés alteran la bioquímica del cerebro. Ello explica, al menos en parte, que algunas personas se obsesionen, o que vean todo muy negativo y que incluso una situación de estrés sostenida derive en depresión, por tomar solo algunos ejemplos.

Algunos alimentos ayudan a contrarrestar esos cambios bioquímicos. Entre elos, los frutos secos que pueden convertirse en buenos aliados para recuperar el equilibrio. Un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid señala que estos alimentos favorecen la neurogénesis y contribuyen al buen desempeño de diferentes funciones cognitivas.

¿Quieres saber de qué frutos secos se trata?

  • Almendras, nueces y avellanas. Estos frutos secos son ricos en vitamina B, la cual puede contribuir a mejorar el estado de ánimo. Esta vitamina influye en la liberación de serotonina en el cerebro. El déficit o el desequilibrio de ese neurotransmisor aumenta la ansiedad, el nerviosismo, los problemas de sueño, etc.

Lo aconsejable es consumir 2 nueces, 3 almendras y 5 avellanas al día. Resulta estupendo ingerirlas en las primeras horas del día.

2. El plátano, magnífico cuando estás estresada

Los médicos y nutricionistas consideran que el plátano es un fruto adecuado para ayudar a combatir la ansiedad. Un documento de la Universidad Autónoma de Nuevo León reseña que en varias investigaciones se encontró un vínculo entre el consumo de plátano y la reducción de cortisol, la hormona del estrés.

Te explicamos cuáles son sus principales propiedades:

  • El plátano es rico en vitaminas A y B. Ambas favorecen el equilibrio de algunos neurotransmisores, como la serotonina, que influyen en el estrés.
  • Es rico en calcio y magnesio y, sobre todo, en potasio. Este último elemento ayuda a regular la carga eléctrica de las neuronas, lo cual contribuye a disminuir la alteración, el nerviosismo, la aceleración del ritmo cardiaco y la sensibilidad a determinados estímulos.
  • El plátano es rico en triptófano. Este es un tipo de aminoácido que ayuda a sintetizar proteínas y también a regular los niveles de serotonina. Así mismo, favorece el equilibrio de la hormona melatonina, la cual es decisiva para sincronizar los ciclos de vigilia y sueño.

3. El chocolate negro

¿Esperabas que apareciera el chocolate en esta lista? ¡Así es! No obstante, hay que hacer una aclaración:  se trata de “chocolate negro sin azúcar”. Una investigación publicada en la revista Frontiers in Psicology  asegura que este alimento previene el deterioro cognitivo y protege del estrés.

Vale la pena llevar en el bolso una onza de chocolate negro (unos 28 gramos). Además de sabroso y saciante, podría ayudarte a reducir el estrés, en alguna medida.

El chocolate negro es rico en magnesio y feniletilamina, un precursor de la serotonina que, como ya sabes, ayuda a regular la bioquímica cerebral y a reducir el estrés, así como todas las emociones que se derivan de este.

¡Y recuerda, que sea siempre chocolate negro sin azúcar!

4. El salmón

Salmón

El salmón es ideal para una cena. Si lo preparas al horno con un buen chorro de jugo de limón, unos espárragos trigueros y un poco de brócoli al vapor, disfrutarás de una comida tan sana como adecuada para ayudar a reducir los niveles de estrés. Esto se debe a lo siguiente:

  • Sus ácidos grasos omega 3, además de combatir la inflamación, ayudan a reducir el nivel de cortisol en el organismo. Esto se ratifica en un estudio de la Universidad de Cantabria. Esta hormona es una de la causas de la alteración de algunas funciones vitales, como el ritmo cardíaco, la tensión, la digestión, etc.

Podría ser conveniente que comieras salmón, entre dos y tres veces por semana, si estás estresada; todos los pescados azules, como las sardinas, tienen efectos similares. El efecto antiestrés de estos alimentos ha sido corroborado por un estudio publicado en la revista Frontiers in Psicology.

5. El yogur blanco

yogur griego

El yogur natural y sin azúcar es uno de los mejores probióticos que podemos ingerir. Es muy adecuado, por ejemplo, para desayunar, mezclándolo con alguna pieza de fruta y unos frutos secos.

Si estás estresada no olvides…

No olvides pues incluir en tu dieta todos estos alimentos, especialmente cuando te sientas estresada. Es importante llevar una dieta equilibrada y nutritiva siempre que sea posible, porque, como hemos visto, influye en las emociones. No dudes en empezar hoy mismo a mejorar tu alimentación y con ello, tu estado de ánimo.

Si presentas estrés muy frecuentemente y no logras gestionarlo adecuadamente, recuerda que lo mejor es consultar con un psicólogo para obtener una ayuda eficaz.

  • Arias-Fernández, L., López-García, E., Struijk, E. A., Rodríguez-Artalejo, F., & Lana, A. (2019). Consumo de frutos secos y función cognitiva: una revisión sistemática. Nutr Hosp, 36(5), 1179-1188.
  • Estrada Díaz, S. A. (2019). Estrés biológico y psicológico en deportistas con ingesta de una dieta rica en antioxidantes (Doctoral dissertation, Universidad Autónoma de Nuevo León).
  • Wang, Y., & Frontiers in Psicology. (2017, 29 agosto). Learning to Dislike Chocolate: Conditioning Negative Attitudes toward Chocolate and Its Effect on Chocolate Consumption. Recuperado 19 marzo, 2020, de https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fpsyg.2017.01468/full
  • Larrieu, T., & Layé, S. (2018). Food for mood: relevance of nutritional omega-3 fatty acids for depression and anxiety. Frontiers in physiology, 9, 1047.
  • Wang, S., Ahmadi, S., Nagpal, R. et al. Lipoteichoic acid from the cell wall of a heat killed Lactobacillus paracasei D3-5 ameliorates aging-related leaky gut, inflammation and improves physical and cognitive functions: from C. elegans to mice. GeroScience 42, 333–352 (2020). https://doi.org/10.1007/s11357-019-00137-4
  • Cepeda-Vidal, V., Mondragón-Portocarrero, A., Lamas, A., Miranda, J. M., & Cepeda, A. (2019). Empleo de prebióticos y probióticos en el manejo de la ansiedad. Farmacéuticos Comunitarios, 11(2), 30-40.