Estrías rojas y blancas: remedios caseros para atenuarlas

Valeria Sabater · 15 febrero, 2015
Obtendremos mejores resultados si iniciamos el tratamiento en las primeras fases de las estrías, cuando aún son rojas.

Pocas cosas son tan antiestéticas como las estrías rojas o blancas en la piel. Los cambios de peso y los desequilibrios hormonales suelen ser los principales causantes de su aparición. ¿Cómo eliminarlas? Hay personas que recurren a la cirugía estética, pero el alto coste de estas intervenciones no está al alcance de todas nosotras.

Existen sencillos remedios que podemos hacer en casa, trucos naturales con los que atenuar la incidencia de estas estrías. No desaparecerán, eso hay que dejarlo claro, pero se pueden matizar y ofrecer así una mejor imagen. ¿Quieres conocer estos sencillos consejos?

Remedios caseros para las estrías rojas

Las estrías rojas en la piel son estrías nuevas, es decir, todavía están en fase de “inflamación”. Aparecen en brazos, piernas, trasero y abdomen, y su aparición es muy frecuente durante el embarazo.

Este proceso de inflamación puede durar bastantes meses, el cuerpo va enviando sangre a estas zonas e intensifica aún más su incidencia. Al cabo del tiempo, acabarán cicatrizándose y adquiriendo una tonalidad más clara, más blanca.

¿Podemos eliminarlas? La verdad es que es precisamente en estas primeras fases cuando mejores resultados podemos obtener si iniciamos algún tratamiento. Vale la pena intentarlo, toma nota de lo que debes hacer.

Te puede interesar: 10 alimentos milagrosos para hidratar la piel desde dentro

1. Sencilla exfoliación con azúcar

Es muy fácil de hacer. Cogeremos para ello una cucharada de azúcar (20 gramos). Cuando estés en la ducha y con la piel ya humedecida, efectúa un ligero pero profundo masaje en la zona donde tengas las estrías.

Masajea de modo muy suave pero reactivando la correcta circulación en esta zona mediante el azúcar. Hay demasiada acumulación y lo que buscamos es liberar la inflamación de estas estrías.

2. Tratamiento con aloe, patata y huevo

Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Una patata pelada y cortada a laminitas.
  • El gel de la planta de aloe vera (30 gramos).
  • La clara de un huevo.

Con este sencillo tratamiento lo que queremos conseguir es desinflamar las estrías rojas. Vamos a nutrir adecuadamente esta piel herida y favorecer su cicatrización gracias al aloe vera.

Ya sabes que el aloe vera dispone de maravillosas propiedades para tratar cualquier problema en la piel, por lo que también nos dará grandes resultados cuando sufrimos estrías.

Si quieres saber más, lee: 5 propiedades del aloe vera que hacen que valga la pena tenerlo en casa

Empezaremos obteniendo el gel del interior de la planta de aloe vera. Lo llevamos a un cuenco de cristal y añadimos a continuación la clara del huevo. Después, hay que  humedecer con la mezcla del gel de aloe y la clara cada lámina de patata que hayas preparado para, después, aplicarlas en esas zonas donde tengas estrías.

Deberás pues calcular cuántas láminas de patata necesitas. Permite que actúen en tu piel durante 15 minutos, y termina dándote un baño. ¡Es muy efectivo!

Remedios para las estrías blancas

EstriasLas estrías blancas ya han cicatrizado y, por tanto, son más difíciles de eliminar. Sin embargo, podemos atenuar su presencia. Con estos sencillos remedios lograremos disimularlas, consiguiendo así que pierdan intensidad y que no sean tan llamativas.

Es por ello que siempre será muy importante iniciar nuestros tratamientos en las primeras fases, es decir, cuando las estrías son rojas. Vale la pena recordarlo. Veamos ahora qué remedios podemos emplear. ¿Tomamos nota?

Tratamiento para atenuar nuestras estrías blancas

Vas a necesitar estos ingredientes:

  • 50 g de aloe vera.
  • 20 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 3 gotas de vitamina E.

Con este sencillo remedio natural vamos a intentar ante todo nutrir y reparar esta piel herida. Para ello es muy importante que consigas vitamina E. La suelen vender en farmacias y tiendas naturales.

Es posible que el precio te parezca un poco elevado, pero la vitamina E tiene múltiples aplicaciones. Puedes, por ejemplo, añadir unas gotas a tu esmalte de uñas para fortalecerlas, o a tu acondicionador para cuidar mejor de tu cabello.

No te vayas sin leer: 10 deficiencias de vitaminas comunes y su solución

Lo primero que haremos es obtener el gel de aloe vera. Con ayuda de una cuchara extraes esa pulpa interior tan gelatinosa y traslúcida. Ponla en un bol y añade el aceite de oliva. Por último, deja caer esas tres gotitas de vitamina E y mezcla bien todos los ingredientes.

¿Has conseguido ya una crema homogénea? Excelente. Ahora solo necesitas un algodón. Lo empaparemos bien y haremos un pequeño masaje en esas zonas donde tengas tus cicatrices blancas.

Sería muy adecuado que lo repitieras cada noche. Verás como, poco a poco, vas atenuando la presencia de estas molestas estrías. ¡No dejes de probarlo!