El estrógeno: una hormona esencial en la mujer

Francisco María García·
09 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
05 Marzo, 2019
¿Sabías que existen evidencias que demuestran que el estrógeno podría proteger el cerebro y el sistema cardiovascular? No te lo pierdas en el siguiente artículo.

El estrógeno es una de las hormonas más importante en la mujer. Es responsable del crecimiento de las mamas, de la menstruación y del ensanchamiento de las caderas.

Hombres y mujeres segregan estrógenos como parte de una estrategia natural para garantizar la preservación de la especie. No obstante, son las mujeres las que más experimentan sus efectos durante tres momentos fundamentales: la pubertad, el embarazo y la menopausia. 

En líneas generales, el estrógeno tiene como tarea principal garantizar el buen funcionamiento del cuerpo para la ovulación y la posterior fecundación. De la misma forma, también se utiliza de forma adicional en algunas terapias de reemplazo, como las asociadas a la menopausia o climaterio.

Por ello, vamos a profundizar un poco más al respecto.

Tipos de estrógenos

Hay tres tipos de estrógenos en el cuerpo que cumplen una función endocrina. Todos actúan sobre el núcleo de las células que regulan la síntesis de proteínas.

  • La estrona, cuya enzima aromatasa se adquiere a través de la síntesis de la progesterona. Su producción tiene lugar en el tejido graso y en los ovarios.
  • El estradiol, que obtiene la enzima aromatasa de la testosterona y se consigue en abundancia en el cuerpo durante los años fértiles.
  • El estriol. Se sintetiza a través de la androsterona, produciéndose en enormes cantidades en el embarazo.

Quizá te interese: ¿Cuáles son las funciones de las hormonas sexuales?

Cerebro sano

Mujer cocinando
Los estrógenos tienen múltiples funciones en el organismo, promoviendo el flujo de sangre a nivel cerebralS¿ entre otras.

El estrógeno tiene un efecto preventivo en enfermedades cerebrovasculares, tal y como sugiere esta investigación realizada por un equipo de la Clínica Mayo. Otra de sus tareas vitales: actúa positivamente sobre el funcionamiento integral del ‘centro de mandos’ del cuerpo humano.

Estos beneficios se producen gracias a que favorecen el flujo continuo tanto de sangre, como de glucosa, al cerebro. Se trata de un aspecto fundamental para el buen estado de las neuronas y de algunos neurotransmisores.

Beneficios adicionales

Pero esto no es todo. Las hormonas sexuales femeninas, además de regular el correcto funcionamiento del ciclo reproductor y de trabajar en conjunto con los andrógenos para estimular la libido, también apoyan en el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios.

De esta forma, se disminuye la tensión arterial y se protegen los huesos, gracias a que intervienen en la asimilación del calcio. Además, incide positivamente en todas las labores del sistema urinario.

Quizá te interese: La salud del corazón en la menopausia

La menopausia y los estrógenos

Mujer hablando con un médico
Al disminuir los estrógenos se aumenta el riesgo cardiovascular y de osteoporosis.

Al llegar la menopausia, se reduce de forma abrupta la producción de estrógenos, lo que da pie a grandes modificaciones en todo el organismo.

Algunos de los síntomas que suelen presentarse son sequedad vaginal, variaciones radicales en el humor, cansancio extremo, sudoración excesiva y aparición de osteoporosis. Además, también se elevan los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, según expone este estudio realizado por el Dr. Arteaga.

Igualmente, hay evidencias de episodios con pérdidas de colágeno y calcio. Es por eso que durante esta etapa llena de cambios se recomienda acudir al ginecólogo para que establezca unas pautas de actuación.

De la misma forma, es normal que durante esta etapa la mujer note cambios de humor algo más acusados de lo habitual. Todo ello forma parte de el nuevo ciclo vital que está a punto de experimentar.

¿Qué relación existe entre el estradiol y el Alzheimer?

El estradiol es la hormona más fuerte entre los estrógenos. Tiene un papel vital dentro de las funciones motoras y también se le relaciona con los procesos de la memoria y aprendizaje, al igual que con la sensibilidad al dolor.

Algunos especialistas, incluso, le atribuyen al estradiol la capacidad de proteger al cerebro contra los posibles daños que pueden generarse por enfermedades como el Alzheimer.

No obstante, las pruebas aún no son del todo concluyentes, así que es muy pronto para afirmar este supuesto de forma rotunda.

Lo mejor para preservar la salud, especialmente en el período que abarca la menopausia, es una alimentación equilibrada (con especial incidencia en los alimentos con omega-3 y calcio), la práctica de ejercicio físico y el seguimiento de la rutina médica establecida por el ginecólogo.

  • Dr. Alberto Calderón Zúñiga. 2009. ESTROGENOS EN TERAPIA DE SUSTITUCION HORMONAL. Extraído de: http://www.binasss.sa.cr/revistas/farmacos/especial2009/art4.pdf
  • Guillermo Bravo Prieto. 2016. Efecto de los Estrógenos en las Funciones cognitivas. Extraído de: https://uvadoc.uva.es/bitstream/10324/28474/1/TFG-M-L1050.pdf
  • VV.AA. (2012).Premature menopause or early menopause and risk of ischemic stroke. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21993082
  • Arteaga, Urzúa. (2016). Menopausia y riesgo cardiovascular. https://scielo.conicyt.cl/pdf/rmc/v144n11/art01.pdf