Evaluar la capacidad motriz del bebé mes a mes

La capacidad motora del bebé cambia mes a mes durante su primer año de vida. Poco a poco tendrá más motricidad. Los movimientos se harán cada vez más complejos e irán madurando día a día.

En el primer año de vida de un niño ocurren muchos cambios mes a mes. La capacidad motriz del bebé al principio es más tosca y rudimentaria, y se va afinando con el paso de los meses.

Evidentemente, cada niño tendrá su propio ritmo, como hemos dicho en otros artículos. Sin embargo, los hitos de desarrollo que te presentamos a continuación te pueden servir para evaluar la capacidad motriz del bebé a medida que crece y determinar si necesitas acudir al pediatra ante algo que no logre conseguir en un tiempo prudencial.

La capacidad motriz del bebé en el primer año

La capacidad motriz del bebé es un indicador muy importante para determinar problemas en el desarrollo o lesiones cerebrales, entre otros. Esta capacidad incluye la motricidad gruesa (los movimientos de brazos y piernas) y la motricidad fina (la coordinación entre el ojo y la mano).

No obstante, como los padres son los que pasan más tiempo con el bebé, pueden tener un registro más amplio de los hitos que ha alcanzado la capacidad motriz del bebé.

En el mes 1

  • Cuando está acostado boca arriba, tiene flexionados los brazos y las piernas.
  • Cuando está acostado boca abajo, puede hacer movimientos de “reptar” y levantar la cabeza por unos segundos.
  • La cabeza se cae hacia atrás, cuando tiras de los brazos del bebé para “sentarlo”.
  • Las manos están la mayor parte del tiempo cerradas. El pulgar está dentro de los demás dedos.
  • Cuando se le toca  la palma de la mano, la cierra.

En el mes 2

  • El bebé puede mantener la cabeza alzada y trata de alzar el cuerpo cuando está boca abajo.
  • Mueve las piernas y los brazos con mayor suavidad cuando está boca arriba.
  • Las manos permanecen cada vez más tiempo abiertas.

En el mes 3

  • Cuando está acostado boca abajo, se apoya sobre los antebrazos y levanta la cabeza 45 o 90 grados. Tiene los muslos estirados.
  • Cuando está acostado boca arriba, se mira y agarra las manos. Apoya los talones en la cama.
  • Cuando lo sostienes “sentado”, la espalda está más recta.
  • Al poner algo en la mano, lo agarra y lo puede agitar.
  • Las manos están abiertas muy a menudo.

En el mes 4

  • Mantiene la cabeza fija, sin necesidad de soporte.
  • Se empuja con las piernas cuando tiene los pies sobre una superficie firme.
  • Puede golpear juguetes que estén colgando.
  • Se lleva las manos a la boca.
  • Cuando está boca abajo puede darse vuelta y quedar boca arriba.
  • También levanta el cuerpo cuando está boca abajo, hasta apoyarse en los codos.

Lee este artículo: Estimulación en los bebés: aprender a activar los sentidos

En el mes 5

  • Se apoya en las manos y levanta el tronco casi del todo.
  • Cuando está acostado boca arriba, puede “pedalear”.
  • Cuando se le toma de los brazos para sentarlo, participa activamente en el movimiento.
  • Al tomarlo por las axilas y ponerlo “de pie”,  apoya los pies y hace fuerza con ellos contra la superficie firme.
  • Agarra objetos con sus manos a voluntad.
  • Cambia objetos de una mano a otra.

En el mes 6

  • Cuando está acostado, se da vuelta para ambos lados, se pone boca arriba o se pone boca abajo.
  • Comienza a sentarse sin apoyo, primero por unos segundos.
  • Cuando se levanta, se apoya en las piernas y hasta es posible que salte.
  • En posición de gateo, se mece hacia adelante y hacia atrás. A veces gatea o lo intenta.
  • Puede sostener un objeto en cada mano y se lleva todo a la boca.

En el mes 7

  • Cuando está acostado boca arriba, se agarra los pies e intenta chupar el dedo pulgar (o efectivamente lo hace).
  • Se sienta sin apoyo. Es capaz de extender la manos hacia adelante para apoyarse o para recoger algún objeto.
  • Cuando se le sostiene de pie por las axilas, salta activamente.
  • Cambia los objetos de una mano a la otra.
  • Es capaz de sostener un objeto con la llamada posición “de pinza inferior”, es decir, entre el pulgar y el meñique.
  • Suelta los objetos a voluntad.

En el mes 8

Bebé delante de un espejo.

  • El bebé se puede sentar solo y se mantiene sentado sin apoyo.
  • Gira bien sobre el cuerpo y se puede poner él solo en la posición de gateo.
  • Es la época en que le gustará jugar a tirar objetos.
  • Cuando tiene un objeto en cada mano y le ofrecen otro, suelta uno para tomar el nuevo.
  • Se come sin ayuda una galleta o un bizcocho que puede sostener con sus manos.

En el mes 9

  • El bebé se pone de pie, sosteniéndose en algo.
  • Al ponerse en posición de gateo, ya efectivamente gatea. Algunos gatean hacia atrás, o se arrastran sobre la nalga y el muslo, o pueden mantener una pierna estirada.
  • Aprende a ponerse de pie con apoyo. Se mantiene de pie unos instantes y luego se cae.
  • Agarra objetos entre el dedo índice y la base del pulgar.
  • Es capaz de extender la mano y entregar objetos a los padres.
  • Juega a golpear objetos, unos contra otros, de forma brusca y sonora.

Descubre: 15 juguetes para estimular el aprendizaje en tus hijos

En el mes 10

  • Gatea bien apoyado sobre manos y rodillas.
  • Sigue poniéndose de pie, apoyándose en todo lo que le brinde firmeza.
  • Es capaz de agarrar un vaso o taza y beber el contenido sin ayuda.
  • Desarrolla la llamada “pinza superior fina”. Toma objetos con las puntas de los dedos índice y pulgar.
  • Es capaz de sacar y meter objetos en una caja.

En el mes 11

  • Empieza a gatear apoyando manos y pies.
  • Da sus primeros pasos, apoyándose en los muebles.
  • Puede caminar si un adulto lo toma de las dos manos.
  • Apunta con el dedo índice.
  • Mete los dedos en orificios y hendiduras.
  • Es capaz de lanza una pelota a un adulto.
  • Agarra la cuchara por el mango y la llevará a su boca, aunque el movimiento no sea muy preciso.
  • Es capaz de aplaudir.

En el mes 12

  • Camina si es tomado de una sola mano.
  • Puede dar sus primeros pasos sin apoyarse.
  • Se puede agachar a recoger un objeto.
  • Le gustan los juegos de meter y sacar objetos de una caja.
  • Con la pinza de los dedos índice y pulgar, le gusta meter pequeños objetos de uno en uno.
  • Puede jugar con piezas que encajan unas en otras si se le hace la demostración.
  • Es capaz de quitarse los calcetines.
Bebé pone calcetines

Una última consideración

Evita angustiarte si tu bebé no tiene uno de estos hitos en un mes determinado, ya que es probable que lo pueda alcanzar en el siguiente. La capacidad motriz del bebé cambia muy rápido en el primer año de vida, pero cada bebé lo logrará a su modo.

Lo importante es que puedas estar atenta y consultes con tu pediatra si detectas algo que parece anormal.