Evita dañar tu relación de pareja

Raquel Lemos Rodríguez · 14 febrero, 2016 · Última actualización: 7 enero, 2019 7 enero, 2019
En el momento en que notemos que ya no sentimos lo mismo por nuestra pareja es importante hablarlo para tomar la mejor decisión entre los dos y así no hacernos daño.

A veces no somos conscientes de que estamos dañando la relación de pareja. De que la estamos minando poco a poco, hasta que llegan una serie de conflictos que no sabemos resolver.

¿Por qué no podemos resolverlos? Porque no sabemos dónde está el motivo, algo que reside, en realidad, en nuestra actitud.

Todo esto sucede a lo largo de los años, cuando ya ha quedado atrás la fase de enamoramiento, la de conocernos. Cuando todo es nuevo nuestra relación de pareja va bien pero, después, todo se tuerce. ¿Qué nos está pasando?

Hábitos que dañan la relación de pareja

Hay muchos hábitos en nuestra vida cotidiana que van dañando nuestra relación. Sin embargo, nosotros no somos conscientes de ello porque se da de una forma “natural”.

Han pasado muchos años, hay más desilusiones que ilusiones y la rutina es un factor que nos va “matando”.

Lo que no sabemos es que hay pequeñas cosas muy importantes, que nosotros pasamos por alto. Estas afectan de forma importante a nuestra relación de pareja. Hoy los descubriremos para así poder encontrarles una solución, antes de que sea demasiado tarde.

Debes leer: 7 señales que indican que necesitan someterse a una terapia de pareja

Dejamos de ser sutiles

Hábitos que dañan la relación de pareja: dejamos de ser sutiles

¿Nunca te ha pasado que alguien de tu familia es mucho más amable con personas ajenas que con las de su propia casa? Esto puede pasar. La convivencia provoca que descuidemos nuestras relaciones más cercanas, en este caso, nuestra relación de pareja.

Nos volvemos mucho más amables con los demás y, en cambio, con nuestra pareja nos comportamos de una forma mucho más negativa. Se han olvidado los “por favor”, los “gracias”, los “buenos días”. Hay que recuperarlo, debemos seguir respetándonos.

Te recomendamos: 10 cosas que las buenas parejas hacen juntos

No cambiamos nuestras conductas desagradables

En toda relación de pareja hay cosas que gustan, pero otras no tanto. Aquello que al principio de la relación evitabas hacer porque temías quedar en vergüenza o no ser aceptado, ahora ya te da exactamente igual.

Esto provoca que tu pareja se sienta poco apreciada, poco valorada y que a ti te de igual si le parece bien o no tu conducta desagradable. Debemos hacer un esfuerzo porque, ¡en principio la queremos!

Hay que intentar cambiar ciertas costumbres para mejorar nuestra relación.

Se ha perdido la confianza

Esto es lo peor que puede ocurrir en una relación de pareja. Pues, la pérdida de confianza solo vaticina un inminente final de la relación. La confianza siempre debe existir en la pareja, porque sin ella la relación está con un pie ya en el fracaso.

Hábitos que dañan la relación de pareja: se ha perdido la confianza

Debes estar ahí para tu pareja, hacerle saber que es importante, que puede contar contigo, que tiene tu más entera confianza. Si no es así y no están dispuestos a esforzarse, es mejor que se planteen la relación.

¡La falta de comunicación!

Al igual que la pérdida de confianza, la falta de comunicación es algo devastador que con los años va aumentándo. No sabemos por qué, pero se deja de confiar en la pareja, se dejan de hablar de cosas que deberían hablarse.

Si hay falta de comunicación imagínate las conversaciones “de cama”. De eso ya ni hablar. Así sucede, que también el deseo sexual y las relaciones sexuales se producen muy de vez en cuando y casi como una “obligación”.

Solo uno toma las decisiones

En una relación de pareja deben tomar las decisiones los dos, no uno y ya está. Esto es algo que con el tiempo se va viendo, cómo solo uno de los dos toma las decisiones sin tener en cuenta a la otra persona. Esto mina vuestra relación.

Son dos personas y deben estar juntas en todo. No pueden actuar por libre cuando así lo decidan por si mismos, más que nada, ¡porque la otra persona también cuenta!

¿Cuándo ha dejado de contar? ¿Cuándo ha dejado de ser importante?

Hábitos que dañan la relación de pareja: solo uno toma las decisiones

Es necesario que en cada relación de pareja se revisen todos estos puntos que la van dañando poco a poco y van provocando situaciones en las que le echan la culpa a la rutina y al tiempo, cuando en realidad ¡es culpa de ustedes!

Necesitan cambiar su forma de actuar y replantearse la relación si ya no quieren esforzarse por su pareja y tratarla como verdaderamente se merece.

¿Ya has olvidado lo que significa estar en una relación? Respeta a tu pareja, ámala y tenla siempre en cuenta.