Evita dañar tu relación de pareja

Raquel Lemos Rodríguez·
31 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
07 Enero, 2019
La falta de comunicación es un problema habitual que puede dañar en gran medida tu relación de pareja. ¿Quieres conocer cuáles son otros errores comunes?

Sin darnos cuenta, desarrollamos costumbres que llegan a dañar la relación con la pareja. Poco a poco, el vínculo se va a deteriorando y en más de una ocasión nos preguntamos el porqué.

Buscamos el motivo, intentamos resolver los problemas. A veces estamos a tiempo para reparar la situación y otras, por desgracia, es tarde ya cuando actuamos.

Todo esto tiene lugar a lo largo de los años, cuando ya ha quedado atrás la fase de enamoramiento, la de conocernos. ¿Qué nos está sucediendo? Sigue leyendo, a continuación presentamos algunas claves.

Hábitos que llegan a dañar la relación de pareja

A veces caemos en ciertos hábitos que pueden dañar la relación de pareja de manera importante. Sin embargo, a menudo no somos conscientes de ello de una forma ‘natural’.

Transcurren las temporadas y hay más decepciones que ilusiones. Además, el peso de la rutina se instala… No obstante, esos pequeños detalles que vamos pasando por alto terminan haciéndose notar.

¿Cómo detectarlos en el momento oportuno? Veamos algunas señales.

1. Dejamos de ser sutiles

Hábitos que dañan la relación de pareja: dejamos de ser sutiles

¿Te ha ocurrido que alguien de la familia sea más amable con personas ajenas que con las de la propia casa? Este es un hecho posible, ya que la convivencia puede hacer que descuidemos las relaciones cercanas, como es en este caso la de pareja.

Somos afectuosos y educados con los demás, pero en el seno del hogar nos comportamos de modo diferente. Olvidamos los “por favor”, los “gracias” o los “buenos días“.

Aunque parezcan triviales, estos simples gestos son también muestras de respeto y cariño que facilitan la interacción en el día a día.

No dejes de leer: 10 cosas que las buenas parejas hacen juntos

2. Mantenemos conductas que al otro le desagradan

En cualquier relación sentimental habrá aspectos que nos gusten y otros que no tanto. Asimismo, a medida que hay más confianza, es probable que nos importe menos hacer aquello que al principio evitábamos por inseguridad o vergüenza.

Ahora bien, a veces este tipo de conductas resulta poco agradable para la pareja que nos acompaña. Además, a pesar de que esta ha expresado la incomodidad que siente, nosotros perseveramos en la misma respuesta.

Ante estas condiciones, la otra parte llega a verse poco apreciada y valorada, ya que percibe que el compañero o la compañera ha dejado de esforzarse por complacerle en esos pormenores.

En cambio, si lo que queremos es que exista un mínimo de armonía, tal vez sea el momento para tratar de modificar determinadas costumbres.

Descubre: No me siento valorado por mi pareja: ¿qué puedo hacer?

3. Si perdemos la confianza, también vamos a dañar la relación de pareja

Este es uno de los peores enemigos de la relación. De hecho, la pérdida de confianza conlleva a menudo la distancia emocional entre ambos miembros de la pareja.

Sigue leyendo: Siento distante a mi pareja: ¿qué hago?

Hábitos que dañan la relación de pareja: se ha perdido la confianza

Si observamos que hay recelos hacia la propia pareja o que ya no le contamos todo como hacíamos antes, quizás este sea el punto en el que abordar el tema de forma directa.

Más que caer en el desánimo o la dejadez, si intentamos exponer lo que sentimos con sinceridad, aún estamos a tiempo de darle un giro al curso de los acontecimientos. Por supuesto, los dos han de implicarse para salir de este bache.

4. ¡La falta de comunicación!

Al igual que la pérdida de confianza, la falta de comunicación resulta devastadora. Este deterioro se manifiesta cuando se evita hablar acerca de ciertos asuntos o en las ocasiones en que se deja de compartir información que antes sí se intercambiaba.

Sin embargo, si lo que deseamos es estar unidos, es fundamental que cada uno opine y que se mantengan conversaciones tranquilas y gratas. Una opción saludable para conseguir esto consiste en reservar cada día un rato para dialogar con calma.

Quizás parezca increíble, pero, con el paso de los años y el cansancio cotidiano, esos instantes de cercanía llegan a olvidarse. Por ello, intentar recuperarlos es, sin duda, una adecuada inversión en el bienestar de la pareja.

Tal vez te interese: 5 errores de comunicación comunes en las parejas

Hábitos que dañan la relación de pareja: solo uno toma las decisiones

¿Evitarás dañar tu relación de pareja?

Como vemos, cualquiera de estos hábitos hace estragos en la convivencia y la interacción con la pareja.

Pero más allá de echarle la culpa a la rutina, contamos con la posibilidad de identificar estos comportamientos e iniciar cambios.

¿Detectas alguna de estas conductas en la relación que vives junto a la otra persona? Si es así, acaso con estas claves tengas ya pistas para saber por dónde empezar.