El aceite de coco: tu aliado frente a las canas y la caída del cabello

Además de nutrir el cabello, la aplicación tópica de aceite de coco promueve la pigmentación de las hebras, combate infecciones e inflamaciones, ayuda evitar la caída y estimula el crecimiento

El aceite de coco es un producto que se puede transformar en un gran aliado frente a las canas y la caída del cabello.

Ambas son un síntoma del paso del tiempo. Es más, suelen ir acompañados de arrugas y otros cambios no menos importantes. Cuando una persona envejece, existe un conjunto de cosas casi predestinadas a aparecer en su cuerpo.

Pero no solo la parte física del organismo se ve deteriorada con el paso del tiempo, ya que la mente, una de las zonas más importantes del ser humano, también puede llegar a percibir el desgaste de los años.

La experiencia obtenida por la mente viene acompañada de un sinfín de vivencias, las cuales también han llegado a provocar estrés o ansiedad, síntomas asociados con la aparición de las canas.

Si quieres saber cómo puedes contribuir a evitar la caída del pelo y la aparición de canas, lee el siguiente artículo. No obstante, en primer lugar debemos saber por qué surgen las canas y que motiva que el pelo se caiga. 

¿Por qué aparecen las canas?

Las canas suelen ser sinónimo de poca estética para una gran cantidad de personas que, por alguna razón, buscan cualquier forma de evitar su aparición.

Personas con canas.

Sin embargo, estos destellos blancuzcos en el cabello no aparecen solo por la edad o el estrés, como afirman muchos. La razones son un poco más elaboradas de lo que se llega a creer:

La pérdida de melanina, un factor clave

En primer lugar, las canas empiezan a notarse gracias a la pérdida de melanina. Esta se va agotando por el transcurso de la edad. No obstante, este compuesto también puede verse minimizado en edades tempranas, incluso antes de los 20 años.

La melanina se alberga bajo el cuero cabelludo en una especie de tubos llamados folículos pilosos, los cuales pueden sufrir problemas y así fomentar la aparición de las canas.

La influencia del peróxido de hidrógeno

En segundo lugar, la ciencia médica ha identificado el peróxido de hidrógeno como un compuesto químico encargado de decolorar el cabello, lo cual afecta directamente la producción de la anteriormente mencionada melanina.

El exceso de peróxido de oxígeno se da cuando las enzimas antioxidantes no son suficientes para descomponerlo en agua y oxígeno.

Lee también: Cómo oscurecer las canas prematuras con 5 remedios naturales

¿Por qué se cae el cabello?

La pérdida de cabello en cantidad moderada es normal. Esta se debe a la renovación del tejido epitelial. No obstante, la preocupación salta a relucir cuando no se produce tal reemplazo. Es entonces cuando los espacios de cuero cabelludo se hacen más visibles.

Mujer que sufre de caída de cabello.

Así pues, el cabello se cae por diversos factores, entre los que destacan:

  • Una alimentación inadecuada
  • Una protección del cabello
  • Gripes
  • El embarazo
  • El estrés
  • El Hipotiroidismo

Descubre: Cómo utilizar la sal marina para aliviar el pelo graso

Soluciones sin sentido

A raíz de los problemas mencionados, una gran cantidad de personas busca la manera de solucionarlos. El inconveniente no yace en querer remediar la caída del cabello y la aparición de las canas, sino en la forma de la cual se llega a enfrentar el mismo.

Ante la preocupación, mucha población tiende a utilizar productos cosméticos. Por tanto, se vuelven propensos al empleo de productos excesivamente químicos.

Estos quizá ofrezcan resultados. Sin embargo, también suelen causar efectos secundarios en en nuestro cabello y organismo.

Lee también: 8 malos hábitos que afectan a la salud de tu cabello

El aceite de coco, ese gran aliado

Es importante que procuremos hacer a un lado las soluciones sin sentido frente a la problemática de la caída del cabello y la aparición de canas.

El aceite de coco es un gran aliado para el cabello.

Si nos fijamos en las alternativas naturales que tenemos a nuestro alcance para atajar este problema encontramos soluciones más relevantes y favorecedoras para la salud del organismo. El aceite de coco es una de ellas.

Este es uno de los más generosos con el cuerpo. Entres sus múltiples beneficios destacan, entre otros no menos importantes:

  • Su ayuda a la hora de combatir el estrés.
  • Sus propiedades que contribuyen a evitar la aglomeración de bacterias y virus.
  • Su capacidad para fomentar la digestión,así como para cuidar la piel o ayudarnos a la hora de regular el colesterol.

Además, su aplicación combate infecciones e inflamaciones en el tejido epitelial, por lo que favorece el fortalecimiento del cabello y puede contribuir a evitar su caída.

Por otra parte, este también promueve la pigmentación del mismo; así pues, no resulta necesario recurrir a otro tipo de alternativas como los tintes.

Por ello, debes aprender a preparar el siguiente remedio natural ¡Toma nota!

Visita este artículo: Cómo usar el aceite de coco como cosmético natural

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de coco (45 g)
  • 2 cucharadas de aceite esencial de salvia (30 g)

Preparación y aplicación

  • Mezcla ambos aceites y ponlos en un recipiente adecuado para calentarlos.
  • Pon este a fuego lento, hasta conseguir una mezcla homogénea. Una vez lista, se debe dejar enfriar a temperatura ambiente.
  • Aplica sobre todo el cabello y cúbrelo con un gorro para la ducha. Déjalo actuar durante toda la noche.

¡Presta atención!

¿Has comprobado ya los beneficios que el aceite de coco puede tener para tu pelo? Estamos seguros de que te será de gran ayuda.

Sin embargo, recuerda que si tu problema es de gravedad, lo mejor es que visites a un médico especialista.

  • Gopala, K. A. G., Raj, G., Bhatnagar, A. S., Kumar, P., & Chandrashekar, P. (2010). Coconut oil: chemistry, production and its applications - A Review. Indian Coconut Journal. https://doi.org/10.1111/j.1751-908X.2004.tb00761.x
  • Van Neste, D., & Tobin, D. J. (2004). Hair cycle and hair pigmentation: Dynamic interactions and changes associated with aging. Micron. https://doi.org/10.1016/j.micron.2003.11.006