Evita la flacidez fácilmente

Carolina Betancourth · 20 junio, 2014
Además de practicar ejercicio físico para reforzar los músculos y evitar la flacidez, si posteriormente nos duchamos con agua fría conseguimos también reforzar la piel y una mayor tonicidad.

La flacidez en la piel es una señal común tanto en los hombres como en las mujeres. Normalmente se presenta en muchas partes del cuerpo como el rostro, el cuello, párpados, barbilla, brazos, piernas y glúteos. 

En general es causada por envejecimiento, pérdida de peso excesiva y por llevar una vida sedentaria.

Lo esencial que hará a la piel que se mantenga firme y saludable es darle los cuidados y ejercicios adecuados al cuerpo, para que se reafirmen los tejidos y tonifiquen lo músculos.

Sin embargo, en esta ocasión te hablaremos de algunas tácticas sencillas para que, con poco dinero y sin alterar mucho tu rutina diaria, puedas cuidar de tu piel y reducir esas marcas de flacidez.

Tips para evitar la flacidez

Manzana y melón

Mezcla ½ vaso de jugo de manzana con 1/2 vaso de jugo de melón. Luego, vierte en poco en tus manos y pásalo por tus brazos dando masajes especialmente en las partes que denotan flacidez.

Puedes aplicarlo cuantas veces quieras a la semana. Con excepción de que notes a alguna alergia o tipo de reacción negativa. 

La manzana hidrata y limpia tu piel. También se puede utilizar como exfoliante. Asimismo, contribuye para levantar la piel opaca y arrugada, además de mantenerla húmeda. Por otro lado, es un tónico maravilloso que ayuda a tensar la piel y estimulan la circulación sanguínea en su superficie.

Por su parte, el melón también tonifica la piel y previene o mejora su flacidez. Además, entre las vitaminas y minerales que contiene, también tiene un alto contenido de agua. Por lo tanto, hidrata la piel.

Aloe vera

El aloe vera le puede brindar muchos beneficios a tu cuerpo. Ahora bien, para la flacidez puedes extraer el gel que se encuentra en parte interna de la hoja y frotarlo suavemente por tu cara.

Recuerda que debes haberla lavado previamente para que se encuentre totalmente limpia. Realiza movimientos circulares con este gel para que te brinde una sensación de firmeza.

El ácido málico del gel del aloe vera ayuda a mejorar la elasticidad de la piel y deshacerse de la piel flácida. Además, es un hidratante natural para la piel.

Aceite de oliva

Con el aceite de oliva puedes realizar una mascarilla que te ayudará a darle una mejor apariencia a tu rostro.

Entonces, toma las yemas de dos huevos y bátelas con ½ taza de aceite de oliva. Luego, espárcela por todo tu rostro y deja actuar la mezcla unos 15 minutos. Finalmente, retira con abundante agua.

El aceite de oliva ayuda a mejorar la calidad de las capas de la piel, y tonificarlas. También estimula la regeneración de esta, contribuyendo en la creación de nuevas células.

Cepilla tu cuerpo

Aunque no es muy común cepillarte el cuerpo, con un cepillo de cerdas naturales antes de la ducha puedes exfoliarte y ayudar a tu sistema circulatorio a cumplir una mejor función. Con ello, ayudas a aumentar el colágeno y la elastina.

Te recomendamos leer: ¿qué tan importante es el colágeno para la piel?

Báñate con agua fría

Tips para evitar la flacidez: baño con agua fría

Aunque el agua caliente en ocasiones suele ser relajante y preferida por muchos, tomarse un baño con agua fría es altamente beneficios para tu piel. Pues, tonifica y además le da brillo al cabello y relaja tus músculos.

Consume los alimentos adecuados

Para un mejor resultado te recomendamos que visites a un nutricionista que te indique cuál es la dieta ideal para ti.

No obstante, por lo general existen alimentos que tienen propiedades anti vejez. Otros, por el contrario, hacen que tu piel se vea seca y desgastada.

Los alimentos que se aconseja consumir son:

  • Huevos
  • Lentejas
  • Frutas cítricas
  • Pollo
  • Pescado
  • Queso
  • Yogur
  • Una buena cantidad diaria de agua.

Por otro lado los alimentos que se deben de evitar son:  comida chatarra, dulces, el alcohol, la gaseosa y el tabaco.

Practica la natación

Tips para evitar la flacidez: natación

Como ya se ha dicho, el agua fría trae beneficios al cuerpo. Hablando ahora de la natación, este deporte puede ser un gran aliado para luchar contra la flacidez ya que mantiene tus piernas fuertes y firmes.

Quizás te puede interesar: 4 ejercicios de natación que te ayudarán a estar en forma

Haz ejercicio

Antes de ponerte a hacer cualquier cosa, si no haces ejercicio es muy difícil que obtengas la piel firme y sana que deseas.

Por eso es primordial que establezcas una rutina de ejercicio al menos tres veces a la semana. A continuación mostraremos algunos ejercicios prácticos y fáciles de hacer:

  • Ponte de pie y separa las piernas, flexiona un poco las rodillas. Seguidamente, inclina la pelvis hacia adelante y con mancuernas o botellas de agua, deja los brazos en tal posición que los codos queden pegados a la cintura y flexiónalos llevando las manos hacia los hombros. Repítelo a diario por unos 15 minutos haciendo pequeñas pausas de acuerdo a como consideres necesario.
Ejercicios para mejorar la flacidez

  • En la misma posición del ejercicio anterior, sostén con las mano una pelota de goma y presiona en las piernas dando saltos leves para estimular la buena circulación de la sangre y la tonificación de los músculos. Repítelo a diario por 10 minutos con pausas de acuerdo a tu resistencia y comodidad.
Ejercicios para mejorar la flacidez

Para una rutina especializada en tonificar las áreas que necesites, es recomendable asistir a un gimnasio para que un especialista te indique exactamente los ejercicios y tiempos para tu entrenamiento.

También es importante que sigas algunas recomendaciones generales:

  • Evitar las malas posturas. Como caminar encorvada o con la cabeza mirando hacia el suelo,
  • Evita pasar mucho tiempo bajo el sol. Si por algún motivo es inevitable procura usar un protector solar a diario.
  • Ten cuidado con las dietas que haces. A muchas personas les obsesiona adelgazar. Si eres de esas recuerda que si es posible lograr una talla ideal, siempre y cuando el cuerpo se cuide y se mantenga sano.

Ojala te hayan servido estos consejos. No te preocupes, que con una buena alimentación, algunas recetas caseras y una breve, pero constante rutina de ejercicio es más sencillo tener una piel bella y firme.