Evita la sudoración en las axilas con 5 remedios naturales

¿Tus axilas sudan excesivamente y te incomoda a ti y frente a los demás? Descubre 5 remedios para controlar el exceso de sudoración de manera natural, con productos caseros y accesibles. ¡Pruébalo!

La sudoración es un proceso natural que ayuda al cuerpo a permanecer fresco. En la mayoría de los casos, es totalmente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, al ejercitarse, o en situaciones que las hacen sentir nerviosas, enojadas, avergonzadas o temerosas.

La sudoración excesiva e incontrolable, llamada médicamente hiperhidrosis, se presenta sin los desencadenantes mencionados anteriormente. En esos casos, se recomienda una consulta con un médico especialista.

La sudoración excesiva normal lleva a una baja autoestima, y a molestias tanto física como emocionales. Particularmente, incomoda cuando se acompaña con olores desagradables y manchas en la ropa.

La región axilar es la más susceptible de manifestar sudoración excesiva. Allí hay concentrada una cantidad superior de glándulas sudoríparas, además de bacterias y células muertas. De hecho, el olor del sudor proviene de la actividad bacteriana, y no del sudor mismo.

Hoy en día hay muchos tratamientos que ayudan a controlar la sudoración, no solo neutralizando el mal olor, sino disminuyendo la secreción excesiva de fluidos.

Aunque las opciones comerciales son efectivas, hay remedios 100 % naturales que brindan efectos similares. En esta ocasión compartimos algunas recetas para que pruebes si te enfrentas a este molesto problema.

Lee también 6 causas médicas de la sudoración nocturna

Remedios naturales para controlar la sudoración excesiva

1. Vinagre de manzana y aceite de lavanda

aceite-lavanda

Combinando vinagre de manzana con aceite esencial de lavanda obtenemos un producto antitranspirante y antimicrobiano que ayuda a disminuir el exceso de sudor en las axilas.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml)
  • 1 cucharada de aceite esencial de lavanda (15 ml)

Preparación y aplicación

  1. Primero vierte el vinagre de manzana en un recipiente y mézclalo con el aceite esencial de lavanda. Si tu piel es sensible, rebaja el producto con un poco de agua.
  2. Luego, sella el producto y déjalo reposar de 10 a 12 horas.
  3. Trascurrido ese tiempo, sumerge un trozo de algodón en la solución
  4. Seguidamente, frótalo sobre las axilas.
  5. Repite su uso 2 veces al día si lo consideras necesario.

Ver también: Descubre cómo hacer y utilizar el aceite de lavanda

2. Bicarbonato de sodio y aceite de limón

Por su capacidad para neutralizar los ácidos, el bicarbonato de sodio es la base para muchos tratamientos naturales. Proponemos su mezcla con aceite de limón para potenciar su acción antitranspirante.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 1 cucharadita de aceite de limón (5 ml)

Preparación y aplicación

  1. Primero, coloca el bicarbonato en un recipiente y mézclalo con el aceite de limón.
  2. Luego, limpia la superficie de las axilas
  3. Posteriormente, aplica la mezcla con masajes suaves.
  4. Déjalo actuar 20 minutos y retira los residuos con un paño húmedo.
  5. Úsalo todos los días.

3. Sal marina y jugo de limón

Sal y limón

El efecto exfoliante de la sal marina se une con los ácidos orgánicos del limón para darnos una solución contra la sudoración, el mal olor y la acumulación de células muertas en las axilas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal marina (30 g)
  • 3 cucharadas de zumo de limón (45 ml)

Preparación y aplicación

  1. Primero, humedece la sal marina con el jugo de limón para formar una pasta granulada.
  2. Luego, frota el preparado sobre la piel de las axilas y masajea durante 2 o 3 minutos.
  3. Deja que actúe 10 minutos más
  4. Finalmente, enjuaga.
  5. Úsalo todos los días.
  6. Recuerda no exponerte al sol tras utilizar este remedio para evitar reacciones indeseadas.

4. Almidón de maíz y bicarbonato de sodio

Un desodorante seco de almidón de maíz y bicarbonato de sodio puede ayudar a mantener las axilas libres de humedad y bacterias. Su fórmula es suave y ayuda a regular el pH cutáneo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de almidón de maíz (30 g)
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (9 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco orgánico (30 g)

Preparación y aplicación

  1. Primero, vierte todos los ingredientes en un recipiente
  2. Luego, mézclalos hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Seguidamente, frota el tratamiento sobre las axilas y déjalo actuar 30 minutos.
  4. Finalmente, retira los residuos con un paño húmedo.
  5. Si lo consideras necesario, úsalo 2 veces al día.

También lee Remedios naturales a base de bicarbonato de sodio

5. Salvia y tomate

infusion-salvia

Este tónico antitranspirante es una solución alternativa para el exceso de sudor que causa mal olor en las axilas. No produce exceso de sequedad, limpia la superficie de la piel y tiene un efecto refrescante.

Ingredientes

  • 6 hojas de salvia frescas
  • 1 tomate maduro

Preparación y aplicación

  1. Primero, tritura las hojas de salvia y luego cuélalas en un paño para extraer su jugo.
  2. Vierte en la licuadora y procesa con un tomate maduro.
  3. A continuación, frota la pasta sobre las axilas y déjala actuar 20 minutos.
  4. Finalmente, enjuaga con agua fría.
  5. Repite su uso por lo menos 3 veces a la semana.

Si sufres este problema o conoces a alguien que lo padece, no dudes en recomnedarle algunos de estos preparados para controlar esta situación de manera natural.

  • Walling, H. W., & Swick, B. L. (2011). Treatment options for hyperhidrosis. American Journal of Clinical Dermatology. https://doi.org/10.2165/11587870-000000000-00000
  • Badri, H., & Bhattacharya, V. (2011). Diagnosis and management of hyperhidrosis. In Postgraduate Vascular Surgery: The Candidate’s Guide to the FRCS. https://doi.org/10.1017/CBO9780511997297.015
  • Stashak, A. B., & Brewer, J. D. (2014). Management of hyperhidrosis. Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology. https://doi.org/10.2147/CCID.S53119