¿Cómo evitar el dolor en la penetración?

Las mujeres quieren satisfacer a sus parejas en todo momento, pero a veces el solo hecho de pensar en evitar el dolor que provoca la penetración borra todos los demás deseos y pensamientos.

La intimidad en la pareja es uno de los factores claves para que la misma funcione. Más allá de la voluntad de tener sexo, muchas mujeres no logran disfrutarlo felizmente. Saben que al momento de la penetración evitar el dolor se hace prácticamente imposible. Pero la solución no es negarse sino encontrar la verdadera causa para tratarla. 

Claramente, si esto sucede, la primera acción es conversar con la pareja para no crear falsas alarmas. Ante negativas reiteradas, él podría creer que no hay interés. Por otro lado, hacerlo igual provoca que la mujer relacione un acto de amor con un estímulo negativo. Más allá de sentir vergüenza o culpa es mejor plantear lo que sucede para buscar alternativas juntos. 

Hay que ser sinceras con el asunto y no dejar pasar demasiado tiempo. Si bien puede tratarse del miedo de las primeras veces, también la causa podría ser alguna enfermedad. Saber detectar el verdadero motivo es la única forma de vivir el sexo libremente. Además, cuanto antes se solucione el problema más feliz estará la pareja. ¿Quién no desea ver a su compañera llegar al éxtasis?

Consejos para evitar el dolor durante las relaciones sexuales

Para combatir las molestias, primero hay que identificar los verdaderos motivos. Hacer algunos cambios en la rutina sexual puede eliminar estos malos momentos. Si el problema persiste se aconseja consultar con un profesional.

  • Relajarse y tener confianza

evitar-el-dolor-primera-vez

En el caso de la primera vez o las sucesivas inmediatas, el dolor puede estar directamente relacionado al miedo. El estrés que provoca experimentar el cambio de convertirse en mujer activa sexualmente es una causa primordial. De ser así, la mujer debe preguntarse si realmente se siente preparada para entregarse con el cuerpo. Si está con la persona en la que realmente confía. Si todas las respuestas son positivas entonces el mecanismo es ir despacio, relajarse y confiar en ambos.

Visita este artículo: ¿Por qué es importante estar relajada en el sexo?

  • Cambiar de posición

Tal vez el tamaño del pene o la fuerza que utiliza el hombre en la penetración son la causa. Para descartar otros motivos es necesario probar con diferentes posiciones. Es posible que con la habitual la penetración sea demasiado profunda y choque con las paredes vaginales. La mujer arriba puede controlar el ritmo y la profundidad. Es una buena opción intentarlo para lograr que el dolor desaparezca.

  • Juegos previos o lubricantes

técnica-del-sexo-oral-mujer

Un error muy común es permitir que la ansiedad de llegar a ese momento opaque los momentos previos. De esta manera, la mujer tal vez no tenga la suficiente lubricación natural. La pasión involucra todos los juegos previos al coito. Caricias, besos, sexo oral… todas acciones que provoquen mayor excitación. Pueden acompañar también con aceites especiales para la ocasión. Si el problema es una vagina un poco reseca se soluciona fácilmente y el sexo será formidable. Evitar el dolor con estos productos es de lo más simple.

  • Control ginecológico

A pesar de los esfuerzos el dolor no disminuye. O siempre ha disfrutado de las relaciones sexuales y repentinamente aparecieron los malestares, es obligación visitar al profesional. Algo ocurre en el organismo y son necesarios algunos estudios para encontrar el motivo. Desde una simple cistitis hasta una enfermedad venérea pueden ocasionar los dolores. La dispareunia puede tratarse con antibióticos u otros medicamentos según el resultado de los análisis.

¿No lo sabías? 6 preguntas que debes hacerle a tu ginecólogo

  • Terapia por vaginismo

evitar-el-dolor-paciencia

Puede que la mujer no lo sepa, pero al intentar una relación íntima se le produce vaginismo. En este caso, la vagina se contrae ante el mínimo estímulo exterior. Se detecta porque sucede en posibles intentos de penetración, incluidas las revisiones médicas. Es un problema psicológico que puede corregirse con terapia. Seguramente, un trauma del pasado provoca inconscientemente este mal. Algunas visitas al terapeuta pueden ayudar a evitar el dolor en la penetración.

Tomar medidas rápidamente para mejorar este asunto es indispensable. Es un beneficio para la mujer que sufre los dolores sexuales. Y también es una ventaja para la pareja. Si el tiempo pasa y nada mejora es muy probable que comiencen las discusiones y hasta las infidelidades. Ambos en una relación deben preocuparse por mantener todos los aspectos de pareja en actividad. El sexo y sus variantes es uno de los factores principales.

No olvidar que lo primero es mantener conversaciones libres y transparentes sobre lo que sucede. Mientras el malestar se corrige existen otras alternativas. El sexo oral o masturbar a tu amante ayudan a mantenerlos conectados.

Categorías: Sexo Etiquetas:
Te puede gustar