Ejercicios para evitar la flacidez facial

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 14 noviembre, 2018
Además de los ejercicios que te proponemos, para mantener la elasticidad de la piel y evitar la flacidez y los signos de la edad es muy importante hidratarse correctamente.

La flacidez facial aparece a medida que van pasando los años, debido a que los músculos de la cara pierden su fuerza, y la piel del rostro tiende a caer hacia abajo.

Puede aparecer en las mejillas, en la frente, en la papada, en el cuello y en los párpados superiores de los ojos, pero puedes realizar ejercicios faciales para prevenir y mejorar la flacidez del rostro.

Ejercicios para hacerle frente a la flacidez facial

1. Para la frente

combatir flacidez facial

  • Debes levantar y bajar las cejas utilizando los músculos de la parte frontal de tu cabeza.
  • A continuación, si eres capaz, debes de contraer los músculos en la parte posterior de la cabeza, lo que hará que las orejas se muevan hacia atrás y hacia adelante.

2. Para los párpados superiores de los ojos

  • Coloca el índice por encima de cada ceja y presiona ligeramente hacia abajo; mientras presionas, trata de levantar las cejas hacia arriba.
  • Este ejercicio trabaja los músculos que rodean el ojo y ayuda a tonificar y fortalecer el párpado superior.
  • Repite el ejercicio por lo menos 10 veces, varias veces al día.

Aprende más sobre: 5 remedios naturales par levantar párpados caídos

3. Para las mejillas

flacidez facial mejillas

  • Coloca los dedos centrales de cada mano a cada lado de la nariz, y con el pulgar de cada mano, toma toda la grasa que puedas de la mejilla, aprieta y levanta las mejillas hacia los ojos.
  • Mantén esta postura y repite 20 veces, al menos dos veces a la semana. Este ejercicio ayuda a levantar las mejillas.

4. Para la papada

  • Coloca los tres dedos centrales en  la parte superior de los pómulos y coloca los pulgares ligeramente sobre la papada.
  • Abre la boca y mueve las comisuras de la boca hacia las orejas como si estuvieras sonriendo ampliamente, y repite 20 veces. Este ejercicio  ayuda a mejorar la apariencia de la papada.
  • Colócate frente a un espejo para que veas trabajar tu cuello, mandíbula y  músculos de la garganta.
  • Levanta la barbilla, abre la boca y saca la lengua, tratando de que la punta de la lengua toque la barbilla, y mantén la contracción con la lengua extendida entre tres a cinco segundos y luego retira la lengua y vuelve tu cabeza a la posición normal.
  • Repite este ejercicio unas cinco o diez veces, varias veces al día.

Lee más sobre: Papada: tres remedios caseros que no conocías

5. Para el cuello

cuello

  • Inclina la cabeza ligeramente hacia atrás, y presiona tu lengua firmemente sobre el cielo de la boca.
  •  Baja la barbilla hacia el cuello y asegúrate de mantener tenso el músculo  del cuello, a medida que subes y bajas la cabeza. Repite unas 30 veces.

Prueba con estos sencillos ejercicios y ya verás como reduces la flacidez facial y le devuelves la fuerza a los músculos de la cara.