Cómo evitar la hipotermia

Debes estar atento a los síntomas de la hipotermia. Los escalofríos, la confusión y la falta de aliento son los principales signos de que la temperatura corporal ha descendido.

Cuando la temperatura corporal desciende por debajo de los 36°C tiene efectos nefastos en el organismo e incluso puede ocasionar la muerte. En este artículo te contaremos cómo evitar la hipotermia leve, la cual va acompañada de temblores, torpeza de movimientos y confusión mental.

Qué es la hipotermia

El descenso involuntario de la temperatura del cuerpo puede tener consecuencias graves. Existen tres tipos de hipotermia:

  • Leve. La temperatura se sitúa entre los 33 y los 35°C y provoca confusión, temblores y movimientos torpes.
  • Moderada. Entre 30 y 33°C y los síntomas son desorientación, pérdida de memoria y semiinconsciencia.
  • Grave. Debajo delos 30°C e incluye pérdida de consciencia, bajada de latidos cardíacos y tensión y dilatación de pupilas.

La principal causa de la hipotermia es la exposición al frío intenso, por ejemplo, en la montaña o durante una nevada fuerte. También puede estar provocada por el hipotiroidismo, el alcoholismo o la drogadicción.

Algunos de los “casos famosos” de hipotermia son:

Tropas de Napoleón

Durante la retirada de las tropas de Rusia al mando de Napoleón Bonaparte (invierno de 1812) muchos soldados murieron por las bajas temperaturas.

Visita este artículo: Alimentación adecuada para pacientes hipotensos

Titanic

Las aguas congeladas y la temperatura bajo cero de la noche en que se produjo el naufragio provocaron varias víctimas fatales. No sólo de aquellos que habían caído al agua sino también de los que iban en botes salvavidas, pero no tenían suficiente abrigo.

Segunda Guerra Mundial

En el Frente del Este millones de personas (civiles y soldados) tanto alemanes como soviéticos murieron por quedar expuestos a temperaturas de -40°C entre 1941 y 1942. Durante la batalla de Stalingrado también fallecieron miles por la hipotermia.

Monte Everest

En las expediciones para escalar la montaña más alta del mundo incluso los más experimentados pueden sufrir las consecuencias de las bajas temperaturas de la cumbre.

Cómo prevenir una hipotermia

No es necesario ser un escalador de montaña para sufrir hipotermia aunque sea leve. Si vivimos en un lugar donde el invierno es crudo o iremos de viaje a un destino con nieve sería bueno que tuviésemos en cuenta estas recomendaciones:

1. Evaluar la situación meteorológica

Evaluar la situación meteorológica

No importa cuáles sean los planes durante tu estancia o viaje infórmate sobre el clima y la temperatura mínima. Estos pronósticos suelen ser bastante certeros en cuanto a los datos que arrojan. Si hará demasiado frío quizás puedas postergar la excursión o paseo sobre todo si es al aire libre.

2. Tener precaución durante la noche

Cuando anochece la temperatura desciende. Por lo tanto, si tu plan es pasar la noche en una tienda de campaña, por ejemplo, lleva más ropa de abrigo incluyendo calcetines, gorro y guantes. La bolsa de dormir que sea térmica.

3. Usar ropa abrigada

Usar ropa abrigada

Las zonas más sensibles del cuerpo deben estar bien abrigadas. De esta manera podrás proteger a los órganos vitales de las consecuencias de las bajas temperaturas. El sistema de “capas” es el más eficaz en estos casos. Las áreas que requieren mayor abrigo son:

  • El pecho
  • La ingle
  • La cabeza
  • El cuello
  • Las axilas

Al ser las que más rápido pierden calor deben estar bien abrigadas. Además, no olvides llevar calcetines adicionales y guantes todo el tiempo para evitar la congelación de las extremidades.

4. Llevar tres capas de ropa

Existe un orden establecido para vestir cuando hace mucho frío o estaremos en un ambiente nevado por varias horas (incluyendo jornadas de esquí o excursiones en la montaña). Hay una combinación de prendas que proporciona más protección y abrigo. No es cuestión de vestirse más sino de forma estratégica.

La primera capa de ropa es la que va pegada al cuerpo. Las prendas deben ser antitranspirantes. No te olvides de la camiseta manga larga y una calza de poliéster. La segunda capa debe estar hecha de lana (materiales cálidos) que proporcione aislamiento y permita transpirar. Por último la tercera capa debe ser impermeable y resistente al viento.

5. Mantenerse seco

Mantenerse seco

La humedad provocada por la transpiración, la nieve o la lluvia puede ser muy peligrosa y conducir a una hipotermia. Es fundamental evitar que ciertas zonas permanezcan húmedas mucho tiempo, como por ejemplo, los pies.

6. Buscar refugio

Si estás en un lugar al aire libre y cada vez nieva o llueve más fuerte busca un sitio dónde guarecerte. En los parques o montañas suele haber refugios donde ofrecen bebidas calientes. Aprovecha para cambiarte la ropa que esté mojada.

Lee también: Desintoxica tu intestino con estas 4 bebidas calientes

7. Ingerir bebidas calientes

Ingerir bebidas calientes

La sopa, el café o el té pueden ser de gran ayuda en caso de estar sufriendo los primeros síntomas de hipotermia porque aumentan la temperatura corporal. También las bebidas alcohólicas “fuertes” como el vodka o el tequila pueden cumplir ese objetivo, sin embargo, no es tan recomendable por las consecuencias en el organismo. En estos casos es beneficioso comer alimentos calóricos.

8. Darse un baño caliente

Si has sufrido mucho frío lo mejor que puedes hacer al llegar a un lugar seguro y cómodo es darte una ducha con el agua lo más caliente posible. Ten cuidado porque el cambio brusco de temperatura puede marearte o incluso doler en ciertas partes del cuerpo (por ejemplo, los pies y las manos).

9. Prestar atención a los síntomas de la hipotermia

Prestar atención a los síntomas de la hipotermia

Los escalofríos, la confusión y la falta de aliento son los principales signos de que la temperatura corporal ha descendido. Además, puede presentarse piel enrojecida, somnolencia y dificultad para hablar.