Cómo evitar los cortes por cuchilla al depilar

Rayma Moreno · 9 diciembre, 2017
La cuchilla de afeitar es el método de depilación más utilizado por las personas gracias a su comodidad y sencillez, pero debemos tomar algunas medidas para evitar cortes y heridas

La depilación con cuchilla o afeitadora es una de las técnicas más utilizadas por las mujeres cuando de rapidez se trata.

Esta te permite tener la piel perfecta y libre de vello es menos de 5 minutos, por eso se ha convertido en el método de emergencia que toda mujer usa.

El afeitado se encarga de rebajar el vello al nivel de la piel para que no sea visible, sin embargo, esto puede durar unos dos o tres días como máximo. Así, representa una mínima parte de lo que una depilación con cera.

Aunque todas alguna vez han usado una cuchilla, lo más odioso de este artículo de belleza son los cortes y raspones que genera a la hora de afeitar.

Hoy en nuestro espacio te traemos unos grandiosos consejos para que evites los cortes a la hora de depilar.

La cuchilla, un método rápido y sencillo

Debido a nuestro estilo de vida tan agitado, las idas al salón de belleza o la rapidez para salir de casa han hecho que a la rutina de afeitado no se le tome el tiempo ni la dedicación que requiere.

Aunque no es un procedimiento complicado, el afeitado puede llegar a ser realmente odioso cuando no se emplean o cumplen los pasos para llevarlo a cabo.

Los beneficios del uso de cuchilla es que con espuma o gel especial para afeitar podemos deshacernos del vello rápidamente y sin dolor alguno.

Pasos para depilarte correctamente

Si quieres evitar cortadas, granitos e irritación luego de la afeitada, es importante que sigas estos pasos para conseguir una depilación de diez:

Lee también: Cómo prevenir los peligros de la depilación con cera

Moja el área

Depilación

Aplica un poco de agua caliente en la zona que posteriormente vayas a depilar para hacerla mucho más fácil. Una buena opción es hacerlo después de bañarse.

Exfolia la piel si así lo necesitas

Si eres una persona cuya piel es muy reseca, es recomendable que exfolies esa área antes de depilarte para que la cuchilla pueda pasar suavemente y así evitar algún corte.

Utiliza espuma o gel

mujer-depilando-piernas-cuchilla

Esta es la clave de una buena depilación. Al utilizar espuma evitarás los cortes y la resequedad.

Aplica agua fría

Luego de la afeitada es muy importante que rocíes esa área con agua fría para cerrar los poros. Esto ayudará a prevenir los granitos rojos y la resequedad de la piel.

Lee también: Causas comunes de la resequedad vaginal

Usa crema hidratante

Depilacion

Aplicar crema en el área afeitada ayudará a mantener la hidratación de la piel y a prevenir los puntos rojos.

Trucos para evitar los cortes con cuchillas

Este es uno de los mayores inconvenientes que se presentan a la hora de la depilación con cuchilla: los odiosos y dolorosos cortes.

Bien sea por resequedad o por no usar una espuma o gel que permita deslizar la afeitadora correctamente, se pueden presentar pequeños rasguños, los cuales crean cortes en la piel.

Aunque parezca que no tenga solución, existen varias formas de evitar cortes y rasguños a la hora de la afeitada:

  • Usa una afeitadora que se adapte a tu cuerpo. Si eres hombre, usa una especial para hombres, y viceversa.
  • No reutilices las cuchillas de afeitar. Si son desechables, úsalas máximo 2 o 3 veces para evitar que pierdan su capacidad de corte. Si utilizas cuchillas con repuestos, cámbialos cuando comiencen a perder el filo.
  • No compartas la cuchilla de afeitar con nadie más y asegúrate de desinfectarla antes de usarla.
  • Trata de depilarte cuando hayas terminado de ducharte. El agua caliente ayuda a que los folículos de la piel estén más relajados y el vello más suave.
  • No utilices la cuchilla agresivamente. Esto incrementa la capacidad de generar un corte, además que irrita la piel.
  • Evita depilarte luego de levantarte, ya que a esta hora la piel se encuentra más hinchada. Espera unos 30 minutos para que la piel se tense más y así se elimine mejor el vello.
  • Depila en un solo sentido. Lo más recomendable es hacerlo al contrario del sentido de crecimiento del vello. Si tu piel es muy sensible, intenta depilarte siguiendo el sentido de los vellos.
  • Exfolia tu piel, al menos, una vez por semana para evitar la resequedad de la piel.
  • Para evitar cortes en el área del bikini, depila de forma horizontal, desde afuera hacia adentro.