Cómo evitar que las nuevas tecnologías afecten nuestra salud

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Bernardo Peña el 17 febrero, 2019
Elena Martínez Blasco · 14 diciembre, 2016 · Última actualización: 26 febrero, 2019 26 febrero, 2019
Las nuevas tecnologías tienen beneficios pero también pueden tener efectos negativos. Conoce cómo podrías evitar sus efectos negativos en la salud.

Las nuevas tecnologías han invadido nuestra vida, nuestros hogares y nuestro trabajo. A pesar de haber traído grandes avances y facilidades, también hay que tener en cuenta cómo influyen en nuestro bienestar físico y psicológico. En este artículo te damos algunos trucos y consejos para evitar los efectos negativos de las nuevas tecnologías en nuestra salud.

También lee El uso precoz de la tecnología: mi hijo es adicto a la tablet

niños adcitos a la tecnología

 

¿Nos perjudican las nuevas tecnologías?

Las nuevas tecnologías han evolucionado a una gran velocidad. Los cambios han sido tan rápidos que, al poco tiempo de comprar algún aparato, ya casi estaba obsoleto ante los nuevos modelos.

Las mejoras que nos suponen son muy evidentes, el acceso a información, la comunicación, etc.. No obstante, lo que no ha sido tan rápido son los estudios para valorar hasta qué punto pueden perjudicarnos. La mayor parte de las personas dan por sentado que todos estos productos son seguros sin disponer de toda la información.

Algunos trastornos son cada vez más visibles, como:

  • Los problemas de vista
  • El estrés
  •  Los dolores cervicales
  • La obesidad
  • El insomnio
  • La adicción que generan.

No obstante, más allá de estos problemas de salud, existe un mal invisible menos evidente: la contaminación electromagnética

Ver también: 5 ejercicios que te ayudarán a tratar tu insomnio

La contaminación electromagnética

La contaminación electromagnética

La contaminación electromagnética es un concepto que ha aparecido en los últimos años. Define la perturbación que generan las radiaciones excesivas de los campos electromagnéticos que nos rodean fruto de los aparatos electrónicos. Existe una preocupación creciente por la instalación de líneas de alta tensión y antenas de telefonía.

No obstante, no existe tal conciencia de la contaminación de los aparatos de uso personal, como los móviles o las redes inalámbricas. Incluso, se está evaluando si es seguro el uso de tablets o smartphones por niños.

Esta contaminación ha llegado a un punto de saturación, ya que allá donde vayamos estaremos rodeados por ella. Y las nuevas tecnologías no dejan de entrar (cada vez más) en nuestras vidas.

Caminar descalzos una hora al día

Caminar descalzos una hora al día

La buena noticia ante el avance de las nuevas tecnologías es que la fuerza de la naturaleza es siempre superior, y que de ella surge una energía que nos ayuda a equilibrar esta contaminación.

El secreto consiste en caminar descalzos durante una hora al día sobre un terreno natural, como arena, tierra, hierba, etc.

Esta terapia tiene un alto poder regulador de la carga eléctrica, a partir de los electrones libres que se reciben de manera directa desde la superficie terrestre.

Un descanso desconectado

dormitorio

Otra gran mejora que podemos hacer en nuestro hogar consiste en tomar medidas para alejarnos lo máximo posible de la contaminación, en especial por la noche.

Recomendamos seguir las siguientes pautas:

  • Desconectar las redes wifi cada noche y proponer a los vecinos que también lo hagan.
  • Optar siempre que sea posible por conexiones por cable.
  • Dejar que el dormitorio sea un espacio libre de aparatos eléctricos (todo lo que sea posible).
  • Evitar que haya cualquier enchufe, cable o aparato junto a la cabecera de la cama.
  • Poner cactus junto a los ordenadores, ya que absorben parte de las ondas electromagnéticas.
  • Evitar el uso de microondas, ya que la radiación se extiende fuera del aparato.
  • Elegir pantallas planas de cristal líquido (LCD) o led, ya que emiten menos radiaciones que las antiguas.
  • Cuando estemos en casa podemos prescindir del teléfono móvil y activar el desvío de llamadas al teléfono fijo.
  • No trabajar con el ordenador portátil sobre las piernas. Alejarlo siempre lo máximo posible del cuerpo, y situarlo sobre una superficie.

También lee 5 ideas curiosas para tener un dormitorio más acogedor y saludable

Materiales naturales

Los materiales y tejidos naturales como el lino o la lana son excelentes aislantes de la contaminación electromagnética, mientras que los materiales sintéticos no tienen esta virtud.

Por lo tanto, a la hora de comprar alfombras, ropa, muebles o superficies, opta siempre que sea posible por fibras naturales. Es muy recomendable dormir con mantas de lana auténtica y colchones de látex natural, que actúan como excelentes aislantes. Hoy en día también podemos encontrar tejidos y materiales con una proporción de cobre que ayudaría también a combatir la radiación electromagnética.

Por último, se recomienda el uso de un humidificador en el hogar, lo cual contribuye a eliminar la carga estática.

Si seguimos todas estas medidas podemos prevenir algunos problemas de salud y vivir en un hogar mucho más saludable.