Cómo evitar que se nos encarnen las uñas

Yamila Papa Pintor · 26 abril, 2017
Aunque sea más frecuente que se encarnen las uñas de los pies, las de las manos también pueden hacerlo. Es fundamental cortarlas rectas para evitar problemas

Las uñas encarnadas son muy dolorosas y pueden lograr que un día se convierta en una pesadilla si debemos caminar o usar calzado demasiado ajustado. Aunque es un problema que ocurre de manera más frecuente en los dedos de los pies, también se pueden formar en las manos e impedir que tomemos los objetos con facilidad.

En este artículo te daremos algunos consejos sobre cómo evitar que se nos encarnen las uñas.

Uñas encarnadas: por qué se producen

Las uñas tienen un papel muy importante, porque funcionan de barrera para evitar el ingreso de bacterias al organismo. Además de cortarlas por estética, mantenerlas en buen estado es fundamental para nuestra salud e higiene.

Es muy importante entonces saber que una uña mal cortada puede ocasionar muchos problemas (entre ellos, que se “encarne”). Esto, sumado a que el uso de calzado muy ajustado, o que termina en punta, agrava el problema y puede resultar tan doloroso que no nos permite pensar en otra cosa.

Cuando las uñas se encarnan, además del dolor podemos ver enrojecimiento e inflamación en la zona del dedo ya que está recibiendo presión. En casos más extremos puede aparecer pus.

Ver también: Eliminar bacterias del estómago con un eficaz tratamiento con higos

Cortar correctamente las uñas para que no se encarnen

Cortar-las-uñas-de-manera-correcta-para-que-no-se-enrojezcan

Si somos propensos a que las uñas se encarnen debemos prestar mucha atención cuando las cortamos. Podemos acudir a un profesional o bien ser muy cuidadosos para evitar dolores adicionales.

Aprovecha una tarde que estés en casa para recibir un tratamiento completo en tus uñas.

Qué necesitas

  • Jabón exfoliante.
  • Removedor de cutículas.
  • Cortaúñas recto.
  • Alicates.
  • Lima gruesa de cartón.
  • Palito de naranjo.

Qué debes hacer

  • Antes de comenzar, te recomendamos que pongas los pies en remojo. Al agua tibia puedes añadirle flores de lavanda o de eucalipto, sales de Epsom o lo que se te ocurra.

Deja unos 15 minutos para que las uñas se ablanden y sea más fácil cortarlas.

  • En segundo lugar, exfolia bien los pies —con énfasis en los talones— y realiza un masaje. No te olvides de enjuagar y secar bien con una toalla suave.
  • A continuación, aplica el eliminador de cutículas para ablandar el área y retirar los excesos con el palito de naranjo.
  • Corta las uñas para que queden cuadradas. Puedes ayudarte con la lima.

No deben  quedar demasiado cortas en las esquinas, porque eso aumenta la posibilidad de que se encarnen.

La técnica de la bola de algodón para uñas encarnadas

Tecnica-de-la-bola-de-algodon-para-uñas-encarnadas

Cuando sufrimos porque se nos ha encarnado una uña y no podemos ir a un podólogo, existen métodos caseros que nos pueden ser de mucha utilidad.

Es el caso de la técnica de la bola de algodón. Primero debes remojar bien los pies en agua lo más caliente posible con un puñado de sales de Epsom durante 15 minutos, como mínimo. Además de ablandar la uña sirve para evitar infecciones.

Qué necesitas

  • Una bola de algodón.
  • Pinzas.
  • Cortaúñas.
  • Ungüento para infecciones.
  • Venda.

Qué debes hacer

  • Primero corta las uñas de forma cuadrada y sin partes puntiagudas cerca de los bordes del dedo.
  • Con la pinza levanta ligeramente la uña encarnada y coloca la pequeña bola de algodón en el interior.
  • A continuación, presiona levemente para que no se salga y corta los sobrantes más allá del dedo.
  • Aplica un ungüento o crema para evitar una infección y venda lo más ajustado posible.
  • Trata de no usar calzados ni calcetines muy ajustados en los siguientes días.
  • Por último, cambia el algodón todos los días o día por medio.

Remedios caseros para las uñas encarnadas

El procedimiento de tratamiento conservador recomendado indica que se debe sumergir el pie en agua tibia jabonosa. A continuación se utilizara hilo dental o briznas de algodón bajo el borde de la uña encarnada; entablillando con una férula y con la colocación, o no, de una uña acrílica.

Además de lo mencionado anteriormente y de conocer la importancia de cortar correctamente las uñas, del método del algodón o del procedimiento mencionado, existen otros remedios caseros que pueden ser de ayuda en esta situación. Por ejemplo, para tratar la uña afectada y prepararla para cortarla apropiadamente se puede utilizar:

  • Agua con solución yodada. Remojar los pies en un recipiente con agua tibia y una medida de solución de povidona yodada ayudará a eliminar las bacterias de los pies y de la uña. El yodo un potente antimicrobiano capaz de combatir los hongos y las infecciones.
  • Limón. El ácido de este cítrico también tiene propiedades antimicrobianas y puede serte de ayuda para preparar la uña antes de cortarla. Para aplicarlo, corta una rodaja de limón y colócala en el dedo afectado. Envuelve con una venda y deja que actúe toda la noche.
  • Aceites esenciales. Para este fin, es recomendable utilizar aceite de árbol de té —antibacteriano y antifúngico—. Para hidratar y suavizar la piel, también se podría utilizar aceite para bebés.
  • Tiritas. Se puede utilizar para disminuir la presión que está ejerciendo la uña sobre la piel, tirando de esta hacia atrás. Se podrá cortar la uña cuando la zona esté menos enrojecida y se reduzca la inflamación.
Aceites-esenciales-para-uñas-encarnadas

Te recomendamos leer: Cómo armar un botiquín de primeros auxilios “natural”

Cómo evitar las uñas encarnadas

El cuidado de las uñas es fundamental, no solo si somos propensos a que se encarnen. Mantenerlas en buen estado no es una tarea complicada y tampoco requiere gastar demasiado dinero. Si somos constantes lo podemos hacer nosotros mismos en casa.

  • Las uñas se deben cortar, aproximadamente, cada 3 semanas o cada mes.
  • Contar con las herramientas correctas y ser extremadamente cuidadosos es muy importante. A su vez te recomendamos que mantengas siempre las uñas cortas y en forma recta para evitar que se incrusten en los dedos.
  • Recuerda no hacerte pedicura mientras tu uña esté encarnada, ya que puedes agravar el cuadro. Primero reduce la hinchazón y la infección.
  • Durante el tiempo que necesites para curarla, utiliza zapatos con horma ancha. Así evitarás dolores o que la uña se encarne aún más.
  • Lleva calzado solo cuando sea necesario: en casa puedes andar descalzo o con algo que deje al descubierto los dedos.