5 tips para evitar que tu hijo adolescente sea una persona conflictiva

Daniela Colmenares · 14 julio, 2018
Como toda madre, quieres lo mejor para tu hijo. En la etapa de la adolescencia debes reforzar en él algunos valores. Descubre cómo ayudarlo a vivir feliz y enfocado.

Que tu hijo adolescente sea problemático es producto de la forma en la que ve el mundo en esta etapa de la vida. Es importante apoyar a tu hijo en los cambios físicos y psicológicos, para evitar que se vuelva una persona conflictiva.

La adolescencia es aquella etapa en la que tu hijo comienza a experimentar cambios, por lo tanto,  sus sentimientos son más inmunes; sus gustos y opiniones suelen variar frecuentemente y su imaginación es mucho más activa en ese momento. Existe una alta probabilidad de que los jóvenes presenten signos de rebeldía durante la adolescencia.

Responder agresivamente, ignorar a los padres cuando hablan, azotar puertas y gritar son comportamientos que indican que tu hijo ha llegado a esta difícil etapa.

1. Preocúpate en saber qué le gusta y qué hace feliz a tu hijo adolescente

Para llegar a este punto es necesario tener una comunicación abierta y efectiva con tu hijo adolescente. Es importante transmitirle tranquilidad cuando comparta sus ideas y  hacerle saber que los padres son los mejores amigos y confidentes que puede tener. Así el joven sentirá confianza y seguridad al momento de conversar contigo; asimismo, se le hará más sencillo recurrir a ti en caso de necesitar apoyo o ayuda con una situación compleja.

Tu hijo adolescente debe tener metas

Las metas son esenciales en la vida, ya que estas nos ayudan a crecer como persona. El tener metas se transmite en la necesidad de progreso, que continuamente se desarrolla e incluye en diferentes aspectos de nuestras vidas, como el emocional, social y personal, .

Si un adolescente aprende a fijarse metas y se esfuerza  por conseguirlas crecerá con la idea de que es capaz de lograr lo que se proponga y, de esta manera, se convertirá en un adulto exitoso. Para esto debes enseñarle que con compromiso y determinación será capaz de cumplir sus objetivos.

Te puede interesar: Minfulness para niños y adolecentes, ¿es eficaz?

Tu hijo debe tener buenas relaciones con sus amigos

Los amigos son determinantes en el desarrollo de tu hijo adolescente. En esta etapa, los jóvenes suelen pasar más tiempo con ellos que en otras actividades; por eso, debes estar atento a todo lo relacionado con su círculo social.

Lo más importante es el trato que mantenga con sus amigos. Enséñale que debe ser respetuoso y considerado con otras personas. Asimismo, debes estar al tanto de cómo es tratado por los demás.

Si en su entorno lo hacen sentir excluido o afectan su autoestima, lo más común es que libere tal frustración en el hogar y se vuelva un adolescente conflictivo. De ser así, conversa con él para averiguar qué sucede, y al averiguarlo, ayúdalo a buscar una solución a ese problema.

Tu hijo debe tener buen autoestima

Durante la adolescencia es normal que los jóvenes tengan autoestima baja, esto se debe a todos los cambios físicos que sufren en esta etapa de su vida. Esto puede conducir a drásticos cambios de humor, depresión y comportamientos agresivos.

Para que tu hijo adolescente tenga buen autoestima es importante elogiarlo cada vez que alcance una meta o tenga un comportamiento correcto. Hazle sentir que estás orgulloso de él y, además, lo aceptas tal cual es.

2. Motívale a participar en actividades deportivas o artísticas

Las actividades extracurriculares tienen una serie de beneficios tanto para la mente como para el cuerpo. Después de la escuela, realizar ejercicio beneficia al rendimiento y desarrollo físico de tu hijo adolescente. Si la actividad elegida es de naturaleza artística resultarán beneficios para sus aptitudes intelectuales y destrezas motoras.

Estas actividades son una opción para liberar cualquier tipo de frustración o molestia que tu hijo adolescente pueda tener; además, es un tiempo que dedicará a socializar y a descubrir sus talentos.

3. Invítalo a ser parte de alguna causa benéfica

En ocasiones, durante la adolescencia, los jóvenes se preocupan solo por lo que les ocurre a ellos. Se estresan por situaciones cotidianas olvidándose de las cosas buenas y las comodidades que tienen a su alcance.

Al involucrar a  tu hijo adolescente en causas benéficas será capaz de sentir empatía por las personas  que están a su alrededor. Estas actividades pueden ayudarlo a conectarse con los demás y evitar que se convierta en una persona egoísta.

4. Haz que tu hogar sea un lugar de paz para tu hijo

Tener un hogar armonioso hará que tu hijo se sienta a gusto y desee compartir más tiempo en casa. Asimismo, se beneficia la comunicación familiar y será más sencillo que él converse sobre aquellas situaciones que le causan molestia.

Recuerda que con una buena comunicación será más fácil ayudar a encontrar una solución a los problemas que tu hijo pueda tener.

Ver también: La crianza moderna pone una camisa de fuerza a los niños

5. Comparte tiempo con él

Aunque haya problemas entre tu hijo adolescente y tú, busca la forma de dedicarle más tiempo. El simple hecho de que note que te preocupas porque compartan momentos de calidad juntos hará que la relación padre e hijo mejore y la confianza se fortalezca.

Conclusión

La adolescencia es una etapa complicada para tu hijo. Debes entender que en ese momento de su vida necesita despegarse de la protección paternal y empezar a ser independiente, lo que lo ayudará a convertirse, en un adulto responsable y con sus propios objetivos personales.

Para evitar que tu hijo adolescente resulte una persona conflictiva debes tomar muy en cuenta el mantener una comunicación abierta y constante con él. De esta forma será capaz de hablar sobre lo que le molesta o le hace daño sin necesidad de expresarlo a través de un comportamiento agresivo en el hogar.