Cómo evitar uñas frágiles con 7 soluciones caseras

Las uñas frágiles y quebradizas son una de las peores pesadillas de las mujeres, causan incomodidad, ya que se agrietan y astillan fácilmente. La buena noticia es que puedes tratar las uñas débiles y quebradizas en casa.

Las uñas frágiles pueden romperse con mucha facilidad y, para muchas personas, esto es una verdadera pesadilla.

Puede haber muchas razones para que las uñas se hayan vuelto débiles. Algunos ejemplos pueden ser el uso prolongado de esmalte de uñas, sobreexposición al agua, hipotiroidismo, psoriasis, afecciones pulmonares, anemia, infección fúngica, etc.

Independientemente de cuál sea la razón, las uñas frágiles siempre provocan una gran incomodidad, ya que se agrietan y astillan fácilmente. La buena noticia es que esto se pueden tratar fácilmente en casa.

¿Cómo prevenir las uñas frágiles?

1. Aceite de vitamina E

Las uñas, a menudo, se debilitan debido a la falta de un humectante. Para mantener las uñas hidratadas, el aceite de vitamina E es realmente útil, ya que las nutre y las fortalece.

  • Extrae el aceite de una cápsula de vitamina E.
  • Aplíquelo en tus uñas.
  • Masajea suavemente para aumentar la circulación sanguínea.
  • Repítelo a diario durante dos o tres semanas para ver los resultados.
  • También, puedes tomar cápsulas de vitamina E por vía oral.
  • Para obtener mejores resultados, usa este remedio antes de irte a dormir.

2. Aceite de coco

aceite de coco

El aceite de coco es uno de los mejores remedios caseros para fortalecer las uñas frágiles. Contiene grasas saturadas que las hidratan y que mantienen a raya la infección.

  • Puedes aplicar aceite de coco tibio directamente en las uñas y masajear con suavidad durante 5 minutos.
  • Mejora la circulación sanguínea en el lecho ungueal.
  • Haz esto dos o tres veces al día.

Lee: 9 tips para tener uñas más bellas

3. Vinagre de sidra de manzana

Este es otro remedio eficaz entre todos los remedios naturales para las uñas frágiles. Contiene muchos nutrientes como hierro, calcio, vitaminas, potasio, magnesio, etc.

También tiene ácido acético y ácido málico que ayuda a prevenir infecciones en las uñas.

  • Mezcla vinagre de sidra de manzana con agua en cantidades iguales.
  • Deja las uñas en remojo durante unos minutos.
  • Empuja con suavidad las cutículas hacia atrás inmediatamente después.
  • Haz esto diariamente durante cinco días para obtener uñas más fuertes.

4. Zumo de Limón

Zumo de limón

El jugo de limón ayuda a fortalecer tus uñas y las ilumina también.

  • Usa una bola de algodón empapada en el jugo de un limón para aplicarlo a tus uñas.
  • Cubre tus manos con unos guantes durante toda la noche.

5. Aceite de oliva

Los aceites calientes pueden mejorar la calidad y la textura de tus uñas.

  • Agrega partes iguales de aceite de jojoba, aceite de almendras y aceite de oliva.
  • Calienta esta mezcla hasta que esté tibia al tacto.
  • Remoja pequeños hisopos de algodón en esta mezcla y coloque estas bolas en tus uñas.
  • Déjalos por diez minutos permitiendo que el aceite penetre en las uñas y las nutra.

Te recomendamos leer: Fabrica una crema casera para cuidar tus cutículas y las yemas de los dedos

6. Yema de huevo

Mascarilla-de-yema-de-huevo

Si sus uñas se debilitan debido a la sequedad, este es el mejor remedio casero para ti.

  • Masajea tus uñas con la yema de un huevo por dos minutos.
  • Enjuaga con agua fresca.

7. Jugo de naranja

El jugo de naranja contiene ácido fólico que es esencial para el crecimiento de las uñas.

  • Extrae el jugo de una naranja fresca.
  • Remoja las uñas en ella durante 10 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia.
  • Aplica crema hidratante después de darle palmaditas en seco.

Adquiere nuevos hábitos

A pesar de todas estas soluciones para las uñas frágiles, es recomendable adquirir nuevos hábitos que pueden provocar un cambio enorme en nuestras uñas. Estos son algunos de ellos:

  • Ingiere alimentos ricos en biotina.
  • Aumenta el consumo de alimentos ricos en proteínas.
  • Haz ejercicio con regularidad.
  • Mantén las uñas cortas.
  • Escoge una buena marca de esmalte de uñas.
  • Empuja las cutículas hacia atrás en lugar de cortarlas.
  • Usa crema de cutículas con regularidad.
  • Lima las uñas de forma frecuente.
  • Usa guantes siempre que las manos estén en contacto con agua o productos químicos.
  • No te muerdas las uñas.
  • Evita usar demasiado quitaesmalte (siempre debes hidratar después de este proceso).
Manos pintándose las uñas.

 

Esperamos que todos estos consejos te ayuden a combatir las uñas frágiles para que, a partir de ahora, puedan lucir saludables y en buen estado.

Recuerda, siempre, hidratar la zona y mantener las uñas bien cuidadas. No prestarles la debida atención puede provocar que se astillen y rompan con facilidad.

  • Baran, R., & Schoon, D. (2004). Nail fragility syndrome and its treatment. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1473-2130.2004.00076.x
  • Mei, H. N., Yuen, M. C., Ah, N. M., Cheng, H. C., & Hashim, M. A. (2004). Separation of vitamin E (tocopherol, tocotrienol, and tocomonoenol) in palm oil. Lipids. https://doi.org/10.1007/s11745-004-1327-y
  • Sundram, K., Sambanthamurthi, R., & Tan, Y. A. (2003). Palm fruit chemistry and nutrition. In Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1155/2015/817127