Por qué mi ex me trata con desprecio

Mi ex me trata con desprecio....¿cómo reacciono? Una pregunta habitual después de las rupturas amorosas. En este artículo te entregamos algunos consejos que podrían ayudarte a no darle vueltas y vueltas a esta interrogante.

No importa quién haya terminado la relación o si todavía quedan cuestiones que los unen (por ejemplo, los hijos), es muy importante hacer el esfuerzo para llevarnos bien. Si eso parece no ser posible y te preguntas: ¿por qué mi ex me trata con desprecio?, podrías encontrar la respuesta en el siguiente artículo.

Mi ex me trata con desprecio, ¿por qué?

Existen diferentes maneras de tomarnos una separación o ruptura. Lamentablemente, no siempre son buenas y pueden generar muchos problemas. Si piensas que tu ex te odia o desprecia, quizás tengas razón, pero es fundamental saber los motivos por los cuáles actúa de esa forma.

El desprecio puede estar escondiendo otras emociones o sentimientos que, por supuesto, se canalizan de esa manera para no quedar expuestos ante una persona que ya no forma parte de nuestra vida. Entre los principales motivos por los cuales tu ex te trata mal encontramos:

1. Mi ex me trata con desprecio porque está sufriendo

Superar el sufrimiento emocional

No estamos justificando su accionar, sino intentando comprender por qué lo hace. Si, por ejemplo, tú has sido la responsable de la ruptura (o quien tomó la decisión), tu ex está muy dolido y quizás por eso reacciona odiándote.

Claro que esta actitud no resuelve nada -sino todo lo contrario- pero así es como las personas, a veces, tratamos de calmar nuestro dolor. Tal y como sucede con un animal herido que ante la ayuda de alguien se intenta defender, lo mismo pasa con tu ex pareja: con su odio ‘tapa’ lo mucho que sufre.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 claves para superar el sufrimiento emocional

2. Mi ex me trata con desprecio porque tiene el orgullo herido

A los hombres no les gusta que los dejen porque eso pone en juego su masculinidad. Es una cuestión cultural  y probablemente no lo hace con intención. Quizás tu ex te trata mal para preservar su orgullo y su amor propio… ¡Y no muestra lo que realmente siente!

Puede que además de despreciarte te ‘eche en cara’ que la relación no funcionó por tu culpa y no por la responsabilidad de ambos (porque una pareja es un trabajo de a dos). Así evita sentirse ‘menos hombre’, que es lo que la sociedad le impone y le exige implícitamente.

3. Mi ex me trata con desprecio porque todo es muy reciente

Alejarme de una relación destructiva

Acabas de abandonarle o terminar la relación. ¡Es comprensible que te trate mal! Todos los sentimientos están a flor de piel y puede que se encuentre confundido o deprimido. 

Recuerda que aunque quiera regresar a tu lado, su orgullo no se lo permite; no se arrodillará a tus pies para pedirte perdón. De lo contrario, optará por despreciarte.

Claro está que nada de esto justifica los malos tratos. Si tu ex está pasando los límites, sería conveniente alejarse o tomar decisiones más drásticas.

Mi ex me trata con desprecio: ¿cómo evitarlo?

Como primera medida es importante identificar y comprender los motivos de ese accionar. Probablemente no lo hace a posta, y quizás se arrepienta cuando lo piense ‘en frío’. Pero por supuesto tú no tienes por qué soportar esa situación y ese trato.

1. Ignóralo

Mi ex me trata con desprecio

Lo más inteligente que puedes hacer, en este caso, es actuar como si nada sucediese. Ante una mala contestación, responde con una sonrisa o mira para otro lado.

No te des por aludida de todo lo que dice. No contestes a sus ataques, comentarios ofensivos ni negativos. De a poco se irá cansando de hablar de esa manera y claudicará en su intento por molestarte.

2. Demuestra que lo has superado

Es fundamental que tu ex no sepa que sus comentarios tienen un mal efecto en ti. Debes demostrar que tú eres más madura emocionalmente y que debe superar la ruptura lo antes posible.

Si vas a preguntarte “¿por qué mi ex me trata con desprecio?” hazlo en soledad o en compañía de familiares y amigos. No le manifiestes a él este pesar, para eso están las personas que nos apoyan y nos consuelan en estos momentos difíciles.

3. Trata de ‘hacer las paces’

Ser amables para elegir pareja

Si, por ejemplo, tienen hijos en común y deben verse a menudo, una buena manera de que deje de tratarte mal es hablarlo en privado.

Dile que no se está comportando bien, pregúntale por qué te desprecia y traten de encontrar la mejor solución para que al menos adelante de los niños todo parezca armonioso.

Esto no quiere decir que estarán juntos nuevamente, pero sí que pueden tener una relación llevadera al menos durante el tiempo que sus hijos sean pequeños y no tengan más opción que verse de vez en cuando.

Visita este artículo: Desorden de ansiedad por separación: causas y tratamiento

4. No te obsesiones

Déjalo ser, permite que el tiempo pase y no le des tanta importancia a sus malos tratos. Una persona despechada puede decir cosas muy hirientes, pero está en nosotros cómo nos tomamos sus palabras. Enfócate en otra cosa, no pienses continuamente en ello, coloca tus energías en lo que realmente vale la pena.

Si le otorgas un lugar en tu mente y en tu corazón, su maltrato surtirá el efecto que tu ex desea. ¡No le des el gusto! En algún momento te darás cuenta de que nada de lo que dice tiene que ver contigo, sino con él. Y tampoco te sientas culpable: tu ex pareja debe superar la ruptura y salir adelante.

5. No le pagues con la misma moneda

Hombre triste esperando por su pareja

Cuando te hable de mala manera o haga un comentario ‘poco feliz’ no cometas el error de responderle de la misma forma. “No eches más leña al fuego”, diría el refrán popular. De nada sirve confrontarlo, la única persona perjudicada serás tú.

Tus respuestas pueden avivar la llama y producir un gran incendio, cuyas consecuencias podrían ser graves. Sé más astuta que él y deja que no queden ni las cenizas de sus dichos.

De todas formas, si esto te afecta a tal punto de cambiar tu día a día y empiezas a verte en un mar de emociones negativas, sería bueno que acudieras a un especialista o terapeuta para que te ayudara a retomar tu vida normal.

No es una debilidad acudir al psicólogo o a las terapias alternativas. Esto demostrará cuánto te quieres y cuánto te cuidas, aspectos importantes para poder sanarnos y conocernos mejor.

  • Sánchez Aragón Rozzana, Martínez Cruz Rebeca. Causas y caracterización de las etapas del duelo romántico. Acta de investigación psicol  [revista en la Internet]. 2014  Abr [citado  2018  Oct  27] ;  4( 1 ): 1329-1343. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2007-48322014000100002&lng=es.