Exfolia tus labios con este delicioso peeling comestible

Efectivo y delicioso, así es este peeling con el que conseguirás que tus labios estén siempre perfectos. No te resistas y pruébalo ¡Te encantará!

¿Sabías que los labios también requieren cuidados como el resto de la piel del cutis? Exfolia tus labios con este delicioso peeling que puedes preparar en casa y que además, después de usarlo, ¡te lo puedes comer!

Descubre en este artículo cómo prepararlo para ti o incluso para sorprender a tus amigas con este original y sencillo regalo.

Exfolia tus labios para darles suavidad

A menudo hemos hablado de la importancia de exfoliar la piel del cuerpo y del cutis con regularidad para eliminar las células muertas, facilitar la renovación y regeneración de la piel y conseguir que esté más suave y luminosa.

En algunas zonas del cuerpo, como por ejemplo las más flácidas, con estrías o celulitis, o donde tenemos piel grasa y granitos, esta exfoliación debería ser casi obligatoria al menos una vez por semana.

Lee también: Combate naturalmente la piel grasa

No obstante, casi todas nos hemos olvidado de los labios. Esta parte de la cara también sufre las consecuencias del calor, el frío, el viento, los pintalabios, el tabaco, etc. Muchas de nosotras sufrimos, además, de labios demasiado secos que pueden llegar a cortarse, lo cual resulta muy doloroso.

Con esta receta te será mucho más fácil cuidar los labios y te sorprenderán los deliciosos ingredientes que vamos a usar para preparar este exfoliante labial con el que conseguirás unos labios suaves e hidratados.

El azúcar moreno
El azúcar moreno

La base exfoliante la vamos a conseguir con este sencillo ingrediente: el azúcar moreno. También podemos usar azúcar blanco, ya que vamos a usar muy poquita cantidad. No obstante, vamos a intentar que esta receta sea lo más natural y saludable posible y hoy en día es muy fácil encontrar un azúcar integral que, además de exfoliarnos, no nos perjudique la salud cuando lo vayamos a comer.

El azúcar moreno tiene el grosor ideal para realizar el suave masaje que necesitan nuestros labios y además nos aporta el dulzor para que este exfoliante sea una golosina deliciosa.

El aceite de coco

La base nutritiva para que este exfoliante nos suavice los labios a la vez que los exfoliamos la conseguiremos con este ingrediente medicinal: el aceite de coco virgen extra. Además, al mantenerse ligeramente sólido será mucho más cómodo de usar y no correremos el riesgo de ensuciarnos.

Este aceite tiene un sabor suave y tropical y es un excelente producto para consumir y para usar en el cuerpo. Además, es adecuado para todo tipo de pieles, secas, mixtas y grasas.

El cacao

Cacao, potente antioxidante natural

El chocolate suele contener azúcar, leche y grasas, y por eso no conviene abusar de él. Sin embargo, el cacao es un alimento medicinal rico en vitaminas y minerales que, aplicado sobre la piel, se convierte en un hidratante ideal.

Necesitaremos cacao puro en polvo para elaborar este exfoliante con sabor a chocolate.

¿Un toque de sabor?

Este producto exfolia tus labios con sabor a chocolate pero, si quieres probar de darle un toque de sabor añadido, puedes añadir otros ingredientes:

  • Canela: esta especia tiene propiedades estimulantes y afrodisíacas, y combina muy bien con el cacao.
  • Café: un poco de café instantáneo en polvo es el complemento ideal para las amantes de esta bebida.
  • Esencias comestibles: también es posible darle un toque de sabores como la vainilla, la fresa o la menta añadiendo alguna de las esencias comestibles que se venden para repostería.

Visita este artículo: 7 sorprendentes motivos por los que el café beneficia tu salud

¿Cómo lo preparamos?

Cómo lo preparamos

  • En un bol mezclamos la misma cantidad de aceite de coco, azúcar moreno y cacao para que quede una pasta untable que no gotee ni tampoco que sea demasiado espesa.
  • Le añadimos, si lo deseamos, la esencia o el toque de sabor especial.
  • Lo introducimos en un botecito pequeño. No es necesario guardarlo en la nevera. Lo podemos llevar siempre en el bolso.

¿Cómo lo usamos?

  • Exfolia tus labios cuando lo desees cogiendo una pizca del preparado y masajeándote con ella los labios con suavidad, realizando pequeños círculos.
  • Cuando termines, después de unos segundos, puedes comerte los restos del exfoliante.
  • Puedes exfoliarte los labios una o dos veces por semana.
  • Si tienes los labios muy secos o se te cortan con facilidad te recomendamos que después de exfoliarlos uses un bálsamo labial o te apliques un poco más de aceite de coco.
Te puede gustar