Exfoliante de café y menta para eliminar la celulitis

Aunque eliminar la celulitis puede ser una tarea algo complicada, con este exfoliante casero conseguiremos estimular la circulación, que es un paso fundamental para acabar con la piel de naranja

Eliminar la celulitis es un objetivo casi imposible para muchas mujeres que han probado todo tipo de productos y tratamientos.

No obstante, aunque para lograrlo debemos tener en cuenta diferentes factores que pueden influir en este problema estético, hay un paso del que no podemos olvidarnos: la exfoliación.

En este artículo te damos la receta para preparar tu propio exfoliante ecológico, natural y casero elaborado con los posos del café y con aceite esencial de menta. Conseguirás eliminar la celulitis de una vez por todas. 

Eliminar la celulitis es posible

Eliminar la celulitis es posible

Aunque a algunas mujeres la genética las predisponga a padecerla, podemos asegurar que podemos eliminar la celulitis si tenemos en cuenta todos los factores que influyen en su aparición:

  • La alimentación: Eliminaremos los azúcares y reduciremos las grasas hidrogenadas y las harinas refinadas. A su vez, aumentamos el consumo de vegetales frescos, grasas saludables y cereales integrales.
  • El sedentarismo: Es fundamental realizar ejercicio intenso, al menos, dos veces por semana y evitar estar demasiadas horas sentadas.
  • Malos hábitos: Evitaremos el tabaco y las bebidas alcohólicas.
  • La hidratación: Es imprescindible beber suficiente agua a lo largo del día, siempre en ayunas y fuera de las comidas.
  • Los cuidados: Debemos acostumbrarnos a una rutina saludable para cuidar nuestro cuerpo que incluya hidratación diaria, exfoliación semanal y duchas de agua fría o a temperaturas alternas.
  • Cuestiones hormonales: A menudo decimos que es la genética cuando tiene que ver con irregularidares hormonales. Si es tu caso, te recomendamos que acudas a un buen especialista para regular el sistema hormonal con suplementos y terapias naturales.

Lee también: Agua fría con hielo para los pies

Un exfoliante casero

El exfoliante que presentamos es muy fácil de elaborar y solamente necesitamos tres ingredientes naturales.

Así, nos ahorramos el uso de sustancias sintéticas, conservantes u otros componentes que podrían ser perjudiciales para la piel y para la salud en general:

Los posos del café

¿Qué hay más ecológico que usar los posos del café para elaborar un exfoliante casero? Los posos que siempre desperdiciamos, además de tener la textura arenosa perfecta para realizarnos un buen masaje, también contienen cafeína.

Este componente es muy efectivo para eliminar la celulitis, tanto si lo tomamos como si nos lo aplicamos.

Para obtener estos beneficios recomendamos usar siempre el café normal, no el descafeinado.

El aceite esencial de menta

Aceite esencial de menta

Entre todos los aceites esenciales, muchos de los cuales son adecuados para tratar y eliminar la celulitis, para este exfoliante recomendamos el de menta.

Este activa el metabolismo, estimula la circulación y produce un efecto frío de manera natural.

Si somos personas muy frioleras, en épocas de frío recomendamos sustituir el aceite de menta por el de jengibre o el de canela, que producirán una sensación de calor.

Debemos usar aceite esencial puro y no confundirlo con esencias sintéticas para aromatizar, ya que estas no tienen ninguna propiedad terapéutica.

El aceite vegetal

Los aceites vegetales nos permiten nutrir la piel en profundidad, aportarle vitaminas y minerales, y diluir los aceites esenciales puros para que no nos irriten la piel debido a su alta concentración.

Además, en este exfoliante, el aceite que elijamos nos permitirá exfoliar e hidratar la piel a la vez, lo cual es imprescindible para tener una piel elástica, sin celulitis ni estrías.

¿Cómo lo hacemos?

Cómo lo hacemos

Ingredientes

  • 5 cucharadas de café ya utilizado (los posos del café) (50 g)
  • 15 gotas de aceite esencial de menta.
  • 2 cucharadas de aceite vegetal a nuestra elección (de almendra, de oliva, de coco, de sésamo, etc.) (30 g)

Preparación

  • En primer lugar juntaremos el aceite vegetal con el aceite esencial.
  • Añadiremos el café y lo mezclaremos bien.
  • A continuación, lo introduciremos en una bolsa hermética en el congelador.

Visita este artículo: 7 usos increíbles del café que no conocías

¿Cómo lo utilizamos?

Cuando vayamos a utilizar este exfoliante lo haremos en la ducha. Lo sacaremos de la bolsa ya que, al congelarse, se habrá convertido en una especie de piedra exfoliante.

Nos masajearemos las zonas afectadas realizando círculos con una presión media. Lo haremos sobre la piel húmeda, durante un par de minutos y, a continuación, nos aclararemos con agua.

La piel quedará nutrida, suave, fresca e hidratada.

Podemos hacernos esta exfoliación una o dos veces por semana. Después de cada uso podemos volver a conservar la piedra exfoliante dentro de la bolsa, en el congelador.

Te puede gustar