Acerca de los exfoliantes caseros para quitar los puntos negros

30 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Karla Henríquez
Para eliminar los puntos negros y otras imperfecciones de la piel es fundamental seguir las indicaciones del dermatólogo, ya que de lo contrario, podrías empeorar el problema.
 

El uso de exfoliantes caseros se ha extendido mucho a nivel popular, dada la facilidad de su preparación y aplicación. Algunos están hechos a partir de ingredientes poco agresivos para la piel, como la miel y los copos de avena, pero otros, están conformados por ingredientes potencialmente nocivos.

Entonces, no todos los exfoliantes caseros que se recomiendan son beneficiosos. Aún cuando estén elaborados con ingredientes naturales y fáciles de mezclar.

Para eliminar los puntos negros y otras imperfecciones, ante todo, es fundamental seguir las indicaciones de un dermatólogo.

Los puntos negros, un tipo de imperfección común

Los puntos negros aparecen cuando la grasa y la suciedad se acumulan en el folículo de la piel, se endurecen y taponan el poro. La parte que queda expuesta al aire se oxida y toma un tono negro, que es lo que suele apreciarse a simple vista.

En algún momento, todos hemos tenido puntos negros, así que no hay que preocuparse. Lo que sí se puede hacer es contrarrestar los efectos que tiene.

Puntos negros en la nariz y mejillas.

En concreto, las personas que tienen poros muy dilatados, así como una piel muy grasa en el rostro tienen una mayor tendencia a tener problemas de puntos negros.

 

Además, cuanto más avanzada es la edad, más propensa se vuelve la piel a padecer ciertas enfermedades. Y, en este sentido, tener estas pequeñas acumulaciones de suciedad pueden empeorar la situación. Por eso, es crucial emplear un método de limpieza en concreto, según las indicaciones del dermatólogo, con productos adecuados.

Exfoliantes caseros no recomendados

Los exfoliantes caseros que no deberían utilizarse, bajo ninguna circunstancia, son todos aquellos que contengan:

  • Agua oxigenada.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Vinagre de manzana.
  • Zumo de limón (u otras frutas cítricas).

Aplicar cualquiera de estos elementos sobre la piel puede ser perjudicial, ya que no solo la resecaría en exceso, sino que también la irritaría y daría pie a la aparición de mayor cantidad de imperfecciones. Por ello, ¡evítalos!

No todas las pieles son iguales ni tienen los mismos cuidados, por ello, no todo el mundo necesita exfoliarse con la misma frecuencia ni con el mismo tipo de productos. De allí en parte la importancia de seguir las recomendaciones del profesional.

Deborah García Bello, química, autora y divulgadora científica hace énfasis en derrumbar los mitos en torno a los cosméticos, ya que esto ayudará a elegir mejor los más adecuados para el cuidado de la piel a diario.

Lee: Remedios de bicarbonato de sodio: ¿son convenientes?

Una solución casera: toallas de papel y claras de huevo

Exfoliantes-caseros-con-clara-de-huevo-y-toallas-de-papel
 

Para eliminar los puntos negros de una forma casera, hay quienes recomiendan utilizar claras de huevo y pañuelos desechables (clínex), siguiendo los siguientes pasos:

  • Lava el rostro con agua tibia y jabón neutro y o toma una ducha. Los vapores del agua ayudarán a que los poros se abran, lo cual hará que luego puedas proceder fácilmente a realizar la extracción de los puntos negros.
  • Aplícate la clara de huevo por todo el rostro, mediante masajes circulares; o bien céntrate en las zonas donde desees extraer los puntos negros.
  • A continuación, coloca con cuidado un pañuelo sobre tu rostro y aplica otra capa de clara de huevo (sobre de la toalla de papel). Deberá quedar empapada.
  • Espera unos minutos hasta que seque por completo y luego retira con cuidado. Verás cómo salen algunos puntos negros.

¿Los exfoliantes caseros son lo único que puede ayudar?

Pellizcarse la piel en casa no es lo más recomendable para combatir imperfecciones como los puntos negros. Por ello, lo más recomendable es que acudas a un dermatólogo para que te realice una limpieza profesional, como corresponde. 

Una vez que hayas acudido a tu dermatólogo, resuelve todas las dudas que tengas con él para poder llevar a cabo una buena rutina de cuidado. Verás que, siguiendo sus consejos, tu piel estará más limpia y saludable.

Finalmente, ten en cuenta que el profesional siempre podrá informarte con detalle acerca de los diferentes tipos de tratamientos que existen para cuidar la piel, rejuvenecerla, eliminar imperfecciones… según tu tipo de piel y necesidades.

 

  • Maria Josiene Farias Cruz, Discente do Curso de Farmácia, (FAMETRO)., Suzana Barbosa Bezerra, Docente do Curso de Farmácia, & (FAMETRO). (2017). Obtenção do óleo essencial de Ocimum gratissimum L para desenvolvimento de cosmético de limpeza facial. Revista Diálogos Acadêmicos.
  • Priscila, D., & Mejia, M. (2010). Peelings químicos no rejuvenescimento facial. Pós-Graduação Em Fisioterapia Dermato-Funcional – Faculdade Cambury Resumo. https://doi.org/10.1385/159259185X