7 exfoliantes caseros y naturales para eliminar los puntos negros

Elena Martínez Blasco · 16 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández el 27 enero, 2019
Antes de aplicar estos exfoliantes naturales, es conveniente consultar con el dermatólogo. De lo contrario, corremos el riesgo de sufrir una reacción adversa: resequedad, irritación, enrojecimiento, etcétera.

Los puntos negros (o comedones abiertos) son un problema estético que aparece como consecuencia de la obstrucción de los poros de la piel. Dicha obstrucción se presenta por la oxidación de las células.

La producción del sebo y la melanina, en especial en la zona de la nariz y la barbilla, bloquean los poros abiertos. Esto impide el drenaje de la glándula sebácea, la cual se ensucia y adquiere el característico color negro.

Una de las causas más comunes de su aparición es el uso de productos de limpieza y cuidado facial inadecuados. Así como también, el uso de maquillaje durante periodos de tiempo prolongados. No obstante, también hay que tener en cuenta factores como: los cambios hormonales y la alimentación.

Dado que no todas las personas tienen el mismo tipo de piel, es importante tener en cuenta que, para poder librarse de los puntos negros, lo mejor es acudir al dermatólogo y seguir sus indicaciones. No es recomendable probar remedios caseros, puesto que pueden generar reacciones adversas.

Los exfoliantes caseros

Se suele afirmar que una exfoliación suave, de vez en cuando, puede ayudar a tener una piel más limpia y sana. Por ello, quienes tienen tendencia a tener comedones abiertos, se aplican preparaciones caseras, como las que vamos a comentarte a continuación.

Es importante aclarar que solo mediante la exfoliación no se van a obtener los resultados deseados. Hay que incluir esta práctica en una rutina de cuidado de la piel completa.

1. Sal marina

Sal marina sin refinar para los puntos negros

La sal marina es un exfoliante natural que puede utilizarse ocasionalmente para realizar la limpieza del rostro. Y dado que se le atribuyen propiedades antisépticas, podría resultar aún más eficaz.

El exfoliante de sal marina es el más adecuado para pieles grasas, mixtas o con acné. En cambio, las personas con un tipo de cutis más sensibles o la piel demasiado seca o madura deben evitar su uso.

2. Azúcar

El azúcar es una opción un poco más suave que la sal marina y según creencias populares, se puede usar en todo tipo de pieles.

Si tenemos el cutis muy delicado recomendamos combinar el azúcar con un aceite (coco, almendra, oliva, etc.).

  • Al usar el exfoliante con el aceite conseguimos limpiar los puntos negros a la vez que nutrimos la piel en profundidad.
  • El aceite penetrará mucho mejor al abrir los poros y evitaremos que la piel luzca oleosa.

3. Posos de café

Los posos de café un sorprendente aliado contra enfermedades

Las personas con la piel grasa pueden tomar los posos de café y mezclarlos con un poco de crema para utilizarlo como un exfoliante.

4. Harina de garbanzos

Otro producto de uso común que se puede usar para eliminar los puntos negros es la harina de garbanzos. Sus partículas son mucho menos ásperas que las del azúcar, por lo que se dice que es apto para pieles mixtas.

5. Avena

4 recetas de avena imprescindibles

La avena es el exfoliante más adecuado para eliminar los puntos negros cuando la piel se muy sensible o delicada.

  • Gracias a su contenido en mucílagos, este cereal crea una capa protectora e hidratante sobre la piel que la protege de cualquier agente externo.
  • Además, la rugosidad de la avena es bastante suave, por lo que no corremos el riesgo de irritar o enrojecer la piel.
  • Para usar la avena como exfoliante tendremos que molerla y mezclarla con agua. Obtendremos una pasta que, además de limpiar la piel, también podremos dejarla 15 minutos a modo de mascarilla.

Descubre: Cómo hacer un jabón natural de avena para exfoliar la piel

6. Tomate

Estos dos últimos exfoliantes naturales que presentamos no funcionan por su textura arenosa, sino más bien por su contenido en enzimas. Estas provocan una limpieza de la piel rápida y efectiva.

El tomate es la opción más suave del exfoliante enzimático.

Solamente deberemos restregarnos una rodaja por la cara y esperar unos minutos a que se seque. Después, nos lavaremos con abundante agua.

7. Piña

piña

La piña es la alternativa fuerte del exfoliante por medio de enzimas.

La aplicaremos del mismo modo que el tomate. No debemos exceder el tiempo de 5 minutos con el exfoliante en el rostro. El resultado será una piel muy limpia, suave y con menor cantidad de puntos negros.

Descubre: Entrevista a Rocío Gil Redondo, el cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

Consideraciones finales

  • Utiliza productos libres de aceites y grasas (oil-free) o aquellos que te haya pautado tu dermatólogo.
  • Aunque no está demostrado que la alimentación incide directamente en la formación de puntos negros, se considera que puede tener cierta influencia. Por ende, es recomendable que mantengas una dieta saludable.
    • Las dietas ricas en azúcar, grasas y lácteos no son convenientes.
  • Procura acudir a un centro de estética para hacerte una buena limpieza por lo menos una vez al mes. 
  • Evita hacerte limpiezas en casa y, si vas a hacerlo, procura seguir las recomendaciones de los profesionales.