¿Existe una influencia de los eclipses en el embarazo?

Thady Carabaño · 28 abril, 2018
Mitos y creencias han alejado a las mujeres embarazadas de la oportunidad de apreciar ese espectáculo fabuloso que son los eclipses. No hay ninguna evidencia científica que avale que tengan algún impacto en el embarazo.

Los eclipses en el embarazo pueden llegar a ser una gran preocupación para muchas mujeres, en especial, las primerizas porque consideran que lo que se comenta, es real. Sin embargo, hay que recordar que existen muchos mitos en torno a dicho fenómeno y su impacto en el ser humano.

Hay mitos que datan de la Edad Media, otros de más atrás en el tiempo y otros son más recientes, pero combinan ideas de aquí y allá. ¿El resultado? Confusión, preocupación y mucha desinformación.

Ojo, es normal que, ante este tipo de afirmaciones, surjan ciertas dudas. El problema comienza cuando se decide creer ciegamente en ello, sin contrastar la información. Y dado que hay mucha gente con visiones dramáticas de los fenómenos naturales, el pánico cunde en los más crédulos.

De hecho, no son pocas las veces que se escucha a una abuela decir que los eclipses en el embarazo son negativos, o bien para la madre o bien para el bebé, o ambos.

Al combinarse las supersticiones propias del entorno cultural con las inseguridades, los miedos y la desinformación, se crea un cóctel explosivo que impide a muchas disfrutar de los eclipses en el embarazo. Por ello, a continuación trataremos de aclarar algunos puntos importantes.

¿Qué dice la ciencia sobre los eclipses?

Fases de la luna en un atardecer

Los eclipses son fenómenos celestes cíclicos y predecibles. Se producen porque la luz que proviene de un cuerpo celeste es bloqueada por otro. Cuando el planeta Tierra se alinea con el Sol y la Luna, podemos ver estas maravillas en el firmamento.

El eclipse solar se produce cuando la Luna oculta el Sol, desde la perspectiva de la Tierra. Se produce un “anochecer” momentáneo y, como depende de la perspectiva, solo se ve desde un área reducida del planeta por un corto período de tiempo.

El eclipse lunar es al contrario. La Tierra se interpone entre el Sol y la Luna y se genera una sombra que oscurece a esta última. Se ve en todos los puntos del planeta donde es de noche.

Los eclipses en el embarazo no son perjudiciales porque los cuerpos celestes no ejercen ningún tipo de influencia directa en los seres humanos. Lo que sí es verídico son los efectos que tienen sobre el planeta, pero ninguno está vinculado a la salud humana.

  • Baja la temperatura.
  • Cambia la dirección de los vientos.
  • Cambia el comportamiento de algunos animales.
  • Afectan el campo gravitacional de la Tierra.

Te puede interesar: 8 consejos para un embarazo sano

¿Qué mitos rodean a los eclipses?

Eclipse solar.

A lo largo de la historia, todas las culturas han realizado sus interpretaciones acerca de los fenómenos de la naturaleza, para poder comprender mejor el mundo que les rodea y sus manifestaciones.

Los vikingos aseguraban que los lobos querían comerse el Sol. Los incas pensaban que era un puma el que quería devorar a la Luna, mientras que los aztecas aseguraban que el eclipse se daba cuando el Sol mordía a la Luna o viceversa.

Pero hay más. Los hindúes dicen que la cabeza de un demonio vaga en el cielo, tratando de atrapar a la Luna y al Sol. Los antiguos egipcios también tenía su versión: decían que la Luna y el Sol eran los ojos del dios Horus, que era acechado por un dios malvado; en un momento, este le arrancaba un ojo y por eso se producía el eclipse.

El hombre se maravilló con el firmamento y dio las explicaciones que tenía a la mano. Lo peculiar es cómo toda esta mitología también fue usada para “explicar” ciertas características o enfermedades en el bebé o en la mujer, dando una vinculación de los eclipses con el embarazo que no existe.

¿Cómo influyen los eclipses en el embarazo?

Ya sea porque la Luna es eclipsada por el Sol o a la inversa, no hay ninguna evidencia científica que avale las creencias populares de que los eclipses pueden afectar la salud de los seres humanos.

Aún así, lo mitos siguen preocupando a las mujeres. Por mucho tiempo se ha afirmado que si una embarazada se expone a la influencia de un eclipse de luna, su bebé podía tener alguna deformidad a causa de esta “mordida celestial”.

Y aunque la ciencia ha demostrado que el labio o paladar hendido es producto de una combinación de factores genéticos y medio ambientales, hay quienes insisten en “culpar” a los eclipses.

Otras de las creencias asociadas a la influencia de los eclipses en el ser humano son: que aceleran la labor de parto o bien, causan aborto. Sin embargo, ninguno es cierto.

¿Y los eclipses de sol?

Cómo influyen los eclipses durante el embarazo.

Si no se protegen los ojos al mirar un eclipse de sol, se puede causar daños permanentes en la retina, pero este es el único daño real al que se expone una embarazada. No habrá manchas o pecas en la piel del bebé por disfrutar de este espectáculo. 

Descubre: Factores de riesgo durante el embarazo

Si estás embarazada y quieres disfrutar de un eclipse…

¡Disfrútalo! Es un espectáculo natural fascinante. Si ya tienes hijos, puede ser un gran momento para compartir en familia, para admirar y apreciar la majestuosidad del universo.

Ya sabes que, si vais a ver un eclipse de sol, es muy importante tener la protección ocular adecuada. Y aunque sepas que todos los mitos son falsos, si a ti te da más tranquilidad usar algún amuleto para “proteger” a tu bebé, hazlo. No hay nada de malo en ello.

Sin embargo, si la idea de presenciar un eclipse te genera mucha zozobra, ni te asomes a la ventana. No tiene sentido que te expongas a ese estrés durante el embarazo.

  • Lee, J. (2014). Lunar eclipse myths from around the world. National Geographic. [Online] Avaiable at: https://news.nationalgeographic.com/news/2014/04/140413-total-lunar-eclipse-myths-space-culture-science/
  • Boyd, K. Solar eclipse eye safety. American Academy of Ophtalmology. [Online] Avaiable at: https://www.aao.org/eye-health/tips-prevention/solar-eclipse-eye-safety